Era policial el arma que mató a Aideé Mendoza

Redacción

Noticias MX.- La bala que causó la muerte de la estudiante del CCH Oriente, Aideé Mendoza, provenía de un arma de uso oficial, reportada como robada.

La joven de 18 años estaba en una clase de regularización de matemáticas, en el salón P67, cuando una bala perdida se alojó en su cuerpo y le provocó la muerte, en abril pasado.

La Procuradora Ernestina Godoy señaló que se logró ubicar que la ojiva pertenecía a un arma 9 milímetros, de una pistola Glock, la cual fue robada a un agente de la Secretaría de Seguridad Ciudadana.

Sin embargo, aun con los peritajes y el probable responsable del robo del arma detenido, la PGJ no ha logrado hacer la imputación por el homicidio, pues no hay forma de comprobar que se encontraba en el plantel a la hora y el día que ocurrieron los hechos. 

"La verdad es que ya tenemos a alguien detenido porque fue juzgado de robo de una pistola que era de 9 milímetros. Lo detuvimos, cateamos su casa, pero no pudimos vincularlo con el homicidio. Está detenido por ese robo de esa arma.

 

"Hicimos un llamado a la comunidad universitaria, sobre todo al CCH Oriente y a su director y a sus profesores para que vinieran y nos dijeran si a esa persona la habían visto por ahí a esa hora", explicó Godoy.

La Procuradora señaló que se tiene videos de cámaras alrededor donde se observa a esta persona, detenida aproximadamente 15 días después de la muerte de la estudiante universitaria, en el que se observa asaltando a automovilistas cerca de la escuela. 

"Todavía no tengo manera, no tengo cerrada la carpeta, pero no tengo manera de hacerle la imputación", añadió.

Godoy señaló que en breve se presentarán las conclusiones a las que llegaron los peritos.

Minuto a Minuto

Minuto a Minuto