El juicio de Guzmán Loera afloró la corrupción mexicana / En la opinión de Jesús Esquivel

Redacción MX Político.- A lo largo de las 38 audiencias del juicio contra El Chapo –que comenzó en noviembre del año pasado– no sólo se hizo evidente la culpabilidad de Joaquín Guzmán como el narcotraficante más poderoso de la historia reciente, sino que se conocieron actos de corrupción que presuntamente implican a las más altas autoridades mexicanas y a las instancias encargadas de combatir el tráfico de estupefacientes hacia Estados Unidos. El Chapo fue declarado culpable. Pero sólo él…

¡Culpable! El veredicto unánime de los 12 integrantes del jurado puso punto final al proceso contra el narcotraficante mexicano más famoso del mundo, Joaquín El Chapo Guzmán, luego de un juicio que expuso traiciones, corrupción, mentiras y hasta violaciones sistemáticas a la soberanía mexicana por parte de agentes de la DEA.

La decisión del jurado de hacer al Chapo responsable de los 10 delitos de tráfico de drogas y lavado de dinero que le imputó el gobierno de Estados Unidos bajó el telón a un proceso judicial que empezó el 13 de noviembre de 2018 y concluyó el pasado martes 12.

El próximo 25 de junio El Chapo pisará por última vez la Corte Federal del Distrito Este en Brooklyn, Nueva York, para ser sentenciado por el juez Brian Cogan; la pena que se prevé es la de cadena perpetua.

Poco más de medio centenar de testigos, llevados por el Departamento de Justicia de Estados Unidos, incriminaron al Chapo y revelaron las intrigas que permean la llamada guerra contra las drogas.

Juan Carlos Ramírez Abadía, Chupeta, y los hermanos Álex y Jorge Cifuentes Villa, narcotraficantes colombianos, son sólo tres de los 14 testigos cooperantes más destacados que en Brooklyn declararon contra El Chapo. Sus sentencias serán reducidas por la justicia estadunidense gracias a los acuerdos de cooperación establecidos con la DEA.

Con tal de imponer un castigo ejemplar al Chapo, el Departamento de Justicia cambiará la pena, por ejemplo, de Chupeta, quien sin tapujos admitió haber ordenado la ejecución de 150 personas y asesinado él mismo a otra con un disparo en el rostro.

Jesús Esquivel
APRO
---
Los comentarios emitidos en esta columna son responsabilidad de sus autores y no refleja la posición del medio. 

Tu opinión es importante

Minuto a Minuto

Minuto a Minuto