Migrantes dejan todo listo / En opinión de Raúl García Araujo

Redacción MXPolítico.-- Los inmigrantes establecidos en esta ciudad de Estados Unidos viven una vida discreta para evitar ser arrestados por efectivos del ICE (Servicio de Inmigración y Control de Aduanas).

Las redadas anunciadas por el presidente Donald Trump no son tan espectaculares como sus tuits mañaneros.

Aquí el ICE al igual que los indocumentados trabajan de manera discreta.

No van a negocios, centros comerciales y hogares. Quizá de repente se dejan ver por las autopistas en convoy sin hacer mayor alarde.

Aunque sus planes ya están establecidos y sin previo aviso, pueden tomar el control de caminos para montar retenes.

Hacen un corte a la circulación de tal forma que los automovilistas no se dan cuenta de que se trata de un operativo para detener inmigrantes.

“Te van llevando poco a poco y de pronto sales a un estacionamiento enorme donde hay autobuses para subir a quienes no cuentan con papeles en este país”, platica de manera tranquila un ciudadano estadounidense al reportero de En Corto.

Los centros turísticos de Miami no se ven afectados por las redadas. En las playas de Miami-Beach, los turistas y habitantes de esta ciudad disfrutan del sol y la arena. Aparentemente todo es tranquilidad. En el Downtown la fiesta sigue de día y noche sin que se hable del tema. En Miami, pues, se vive su fiesta.

En el sur del Condado de Miami-Dade se ubica Homestead una ciudad en donde habitan un gran número de mexicanos que llegaron a este lugar para trabajar en actividades agrícolas y en la construcción.

Según estimaciones de la organización local WeCount alrededor de 40 mil trabajadores del campo están de manera irregular en esta zona de Estados Unidos.

En estos tiempos hay un boom en materia de inmobiliaria en esta área. Se construyen complejos residenciales y de apartamentos que ha generado empleo para miles de indocumentados.

Sin embargo, los inmigrantes poco salen de sus casas, porque aquí la política migratoria de Donald Trump sí tiene efectos.

En algunas familias -la mayoría latinas- cuando salen a sus empleos dejan todo preparado en caso de presentarse el peor escenario. Padres y madres tienen listos documentos firmados donde entregan la custodia de sus hijos aún familiar o amigo en caso de ser detenidos por “La Migra”.

También papeles firmados de casas, condominios e incluso de vehículos que fueron adquiriendo a lo largo de los años en su estancia en esta ciudad de los Estados Unidos.

Lo peor para las personas sin papeles es no poder asistir a un hospital por temor a ser y deportados. La gente se guarda en sus casas con sus enfermedades.

La amenaza de Trump sigue vigente en esta ciudad. El pasado fin de semana por la carretera interestatal Us1 -que conecta con varios estados de la Unión Americana- y que pasa por las avenidas Washington y Krome en Homestead los migrantes poco transitaron por miedo a encontrar un operativo del ICE.

Sentado en su casa, un ciudadano americano dice: “Porque no van por los ciudadanos chinos que de esos hay muchos sin papeles. No, porque a ellos (ICE) les gustan los latinos”.

En Cortito: Dos situaciones en las áreas de seguridad preocupan a la Jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum. La primera que los mandos en la Secretaría de Seguridad Ciudadana siguen desalentando la denuncia, buscan a toda costa reducir la estadística delictiva y en muchos casos “invitan” a las víctimas a no perder varias horas en el Ministerio Público. La otra, la permanencia de agentes en la Policía de Investigación que actúan cual delincuentes, allanando domicilios, protegiendo delincuentes a los que “rentean” para dejarlos operar. 

 

Autor:  Raúl García Araujo  

—--

Los comentarios emitidos en esta columna son responsabilidad de sus autores y no refleja la posición del medio 

 

Tu opinión es importante

Minuto a Minuto

Minuto a Minuto