Van por consultas para megadesarrollos

Redacción

Noticias MX .- La Administración de Claudia Sheinbaum señaló que en la Ciudad no se permitirán grandes construcciones sin el aval vecinal.

Agregó que cada que esté sobre la mesa un proyecto se iniciará un proceso de diálogo con habitantes, que no será sólo la consulta sino que estos conocerán los detalles. De esta forma, podrán responder si aprueban o reprueban la edificación.

"No es una consulta de lo pongo a votación en primer instancia, sí o no, punto. Sino es un proceso de diálogo del desarrollador con los vecinos, donde nosotros vamos a estar permanentemente ahí", dijo Sheinbaum.

La idea, añadió, es que se eviten conflictos que aún se presentan en casos como Mítikah, Artz Pedregal o Granadas.

Susana Kanahuati, coordinadora del comité vecinal de San Ángel, consideró que el Gobierno no debe sólo dar voz a habitantes, sino garantizar la factibilidad y legalidad de proyectos.

"Tampoco los vecinos son poseedores de la verdad, todo debe tener una sana y legal intervención, pensando en que también haya proyectos de sustentabilidad y que no se hagan sólo porque a vecinos no les gusta", señaló.

"Se debe apegar a la ley porque hay vecinos que se han dedicado a extorsionar y a ser parte de la corrupción y no se puede permitir que sean de este tipo quienes den el visto bueno porque les interese ser parte de estos negocios".

Además, se buscan disminuir también las afectaciones en diversos sectores vecinales, con la integración de los estudios de impactos urbano, ambiental y social en uno sólo para controlarlos y transparentarlos.

Esta semana, explicó la Mandataria capitalina, se presentarán los detalles de la modificación de la ley requerida para lograrlo.

"No solamente quedaría incluido en el Ordenamiento Territorial, en la Ley de Desarrollo Urbano, sino también tiene que haber cambios en la Ley Ambiental. Entonces, se está trabajando en ello", aseguró.

La Jefa de Gobierno explicó que con estas modificaciones y la mayor participación de ciudadanos, los desarrolladores deberán dar claridad antes de iniciar obras e incluso ajustar los desarrollos.

Esto con base en las discusiones sobre los beneficios para la zona, mitigación, problemas de movilidad y agua y cómo se resolverían en conjunto con los afectados.

Kanahuati cuestionó que se tengan las capacidades para garantizar que un sólo trámite pueda mejorar el control de las obras.

"Debería haber mejor una comunicación completa entre las dependencias que ahora autorizan y que se supone deberían ser especialistas, pero no puede ser que se junten los trámites y se haga más fácil para desarrolladores y menos útil para vecinos", añadió.

krc

Tu opinión es importante

Minuto a Minuto

Minuto a Minuto