Detenida empleada de la Secretaria de Cultura por fraude de 5 millones 800 mil pesos

Hackeaba cuentas bancarias destinadas al pago de nómina

Redacción: MX Político

Ciudad de México (apro).- Una mujer de 46 años, acusada de hackear y defraudar a la Secretaría de Cultura local –de la cual es empleada-, fue vinculada a proceso tras ser detenida este viernes, informó el procurador general de justicia capitalino, Edmundo Garrido.

La inculpada es señalada por hackear cuentas bancarias destinadas al pago de nómina de la secretaría, de las cuales presuntamente sustrajo cinco millones 800 mil pesos, indicó la Procuraduría de Justicia local (PGJ).

Según la dependencia, el apoderado legal de la secretaría de Cultura denunció que el 14 de noviembre, aproximadamente a las 18:40 horas, fue informado que la cuenta bancaria de la institución, en la cual se realiza el pago de nómina, había sido hackeada. 

“La Fiscalía Central de Investigación para la Atención de Asuntos Especiales inició una carpeta de investigación, dando participación inmediata a la Policía Cibernética y solicitando la intervención de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores”, refiere el comunicado.

Hubo diligencias en las instalaciones de la Secretaría de Cultura, de donde se obtuvieron características técnicas de los equipos de cómputo; además, entrevistas e inspecciones así como solicitud de información a la institución bancaria encargada de las cuentas, que detectó las transferencias ilícitas y las altas de cuentas no reconocidas.

Asimismo, el agente del Ministerio Público obtuvo el dispositivo físico que funge como candado de seguridad, conocido como token, y el usuario que realizó los movimientos.

Tras los análisis informáticos forenses se encontró que la dirección IP asociada con la transferencia y operaciones no reconocidas correspondía con una que era utilizada en la propia secretaría.

Más aún: se encontró que el equipo de cómputo asignado a la imputada coincidía en tiempo y lugar con los horarios de conexión de operaciones no reconocidas; incluso la empleada tenía bajo su resguardo el token físico y se hallaron registros que el banco le envío por correo electrónico a su cuenta por cada operación realizada.

Ante las averiguaciones y luego que la mujer cayó en contradicciones en su declaración, se solicitó una orden de aprehensión por el delito de fraude, la cual fue cumplimentada este viernes.

El juez de control la vinculó a proceso dándole como medida cautelar la firma periódica cada quince días y la abstención de salir de la Ciudad de México y del Estado de México, donde tiene su domicilio.

Las cuentas a las que se destinó el dinero corresponden a diversas instituciones bancarias con sede en una entidad del país, por lo que se ordenó un desglose para continuar con la investigación, a fin de ubicar y detener a otros posible participantes.

Tu opinión es importante

Minuto a Minuto

Minuto a Minuto