El verdadero objetivo de los rescatistas israelíes y españoles en Álvaro Obregón 286

Rescatistas israelíes y españoles no venían a ayudar a los mexicanos, sino como operaciones especiales de los gobiernos del viejo continente  

Redacción: MX Político

Ciudad de México.- Apenas 12 horas después de haber ocurrido el sismo el 19 de septiembre a las 13:14 horas, rescatistas israelíes y españoles arribaron al edificio de Álvaro Obregón 286 en la colonia Roma Norte con un objetivo específico, salvar con o sin vida a personas importantes para los gobiernos de esos países.

En una publicación de Eje Central titulada “Álvaro Obregón 286, el misterio del sismo”, relata cómo israelíes y españoles trabajaron en los escombros de ese edificio, pero no con el fin de ayudar a la población en general, sino con fines específicos buscando objetivos específicos.

Relata que, en el caso de los rescatistas de Israel, incluso llegaron con una actitud muy independiente, no se presentaron con nadie y comenzaron a realizar trabajos de rescate apoyados por voluntarios judíos que estaban en ese lugar para salvar a una mujer, misma que hasta el momento no se sabe quién era, tan solo se supo que vestía pantalón negro y botas largas.

Testigos y personas que incluso fueron rescatadas de ese lugar afirman que los rescatistas israelíes en todo momento persuadían a los encargados mexicanos de hacer lo que para ellos les convenía, en muchos momentos sin importar si afectaba a otras personas que estaban por ser rescatadas.

Cuando este objetivo fue ubicado y sacado de entre los escombros, los rescatistas israelíes abandonaron la zona cero y consigo se llevaron un “consultorio” en el que se podía incluso hacer una operación sencilla y muchos aparatos tecnológicos que servían en la ubicación y rescate de más personas.

Por otro lado, llegaron los rescatistas españoles, también con objetivos específicos.

Sin embargo, según se relata, ellos llegaron con una actitud diferente, llegaron a presentarse incluso con elementos del ERUM y les externaron su objetivo, un hombre español de nombre Jorge Gómez Varo, quien era de interés para el gobierno español por alguna razón que hasta el momento no se sabe.

Diez días después de búsqueda entre los escombros del edificio de Álvaro Obregón 286, Jorge fue rescatado.

Aunque habían sido tan abiertos los rescatistas españoles para explicar su misión, por momentos se comportaban con cierto sigilo.

Tras el rescate de Jorge, los rescatistas españoles se quedaron para ayudar, pero sólo un día, un día y cuando se fueron se llevaron cuatro unidades caninas, el equipo médico, de apuntalamiento, perforación, rescate vertical, comunicación; así como para el movimiento de cargas y la localización de personas, e incluso, el que detecta la contaminación del aire por material químico, bacteriológico o gas, todos fueron levantados.

Y dejaron para variar una misión al Ejército mexicano, rescatar computadoras y papeles del piso 2 de donde fue rescatado Jorge y la mujer misteriosa de bota largas, misma que se cumplió pues en casi secreto, autoridades sacaron algunas computadoras.

La misión europea había terminado para entonces, con extrañas situaciones que se habían convertido en los objetivos de países de aquel continente.

mals

Tu opinión es importante

Minuto a Minuto

Minuto a Minuto