¿Te gusta vivir con lujos? Es culpa de la testosterona

El estudio revela que a mayores sean los índices de estas hormonas, los hombres van a preferir consumir marcas que les “den” alto estatus económico

 

Redacción: MX Político

 

México.- Recuerdan aquel dicho que refiere que las mujeres son más adictas gastar en lujosas marcas, pues olvídenlo porque de acuerdo con la revista “Nature Communications”, la testosterona, la hormona sexual masculina, aumenta en los hombres la preferencia por productos de alto estatus en comparación con bienes de calidad similar, pero vistos como de menor estatus.

 

Esta investigación llevada a cabo por un equipo de investigación francés, revela que el consumo de bienes de alto estatus (por ejemplo, productos o experiencias de lujo) se debe en parte a motivos biológicos. Los resultados son los primeros en demostrar que la testosterona influye de manera casual en las preferencias del consumidor relacionadas con el rango y que el efecto es impulsado por la aspiración de los consumidores a ganar estatus en lugar de poder o una inclinación general por productos de alta calidad.

 

 

Hilke Plassmann, profesor del Instituto del Cerebro y la Médula Espinal del INSEAS (ICM-Inserm/CNRS/Sorbonne Université), en Francia comentó que para obtener más información sobre el papel de la testosterona en el rango social y el comportamiento asociado al estatus, se realizó una evaluación en la que participaron 243 hombres de edad y antecedentes socioeconómicos similares. Aleatoriamente, la mitad de ellos recibió una dosis única de testosterona que causa un aumento en el nivel de testosterona; la otra mitad recibió un tratamiento con placebo.

 

Después se les encargó elegir entre pares de marcas, mismas que, según se había probado tenían asociaciones de rango social polarizadas, pero no diferían en la calidad percibida. Es decir, se vio que una marca elevaba a su propietario mucho más en la jerarquía social (por ejemplo, Calvin Klein) que en la otra (por ejemplo, Levi’s) y se les preguntó que preferían.

 

Los hallazgos revelan que los hombres que recibieron las dosis de testosterona mostraron una mayor preferencia por los bienes de alto “standing” (posicionales) asociados con un rango social más alto (como una marca de lujo).

 

 

izas

Tu opinión es importante

Minuto a Minuto

Minuto a Minuto