¡Con insultos! 'Prenden' candidatos segundo debate presidencial en España

El primer debate había sido cuestionado por ser el menos visto de la historia 

España/Redacción MX Político.- El segundo 'asaltodel debate electoral previo a las elecciones generales del próximo domingo en España fue más bronco, con más interpelaciones directas, incluso insultos.

Los cuatro aspirantes a gobernar el país (Pedro Sánchez, Pablo Casado, Albert Rivera y Pablo Iglesias) recurrieron menos al monólogo y más a interrumpir y confrontar, a veces a gritos, a los adversarios. En las más de dos horas y cuarto de debate –incluidos los prolongados cortes para publicidad– se escucharon adejetivos como mentirosomal educadoirresponsableimpertinentecorrupto y falso.

Resultado de imagen para segundo debate españa

El líder del Partido Socialista Obrero Español (PSOE) y presidente del gobierno, Pedro Sánchez, cambió la estrategia que utilizó en el debate del pasado lunes, cuando intentó evitar el cuerpo a cuerpo y promovió los supuestos logros de su gestión de 10 meses.

Rápidamente se establecieron dos bloques: Sánchez e Iglesias y Casado con Rivera. El detalle no fue que, como sucedió en el debate del lunes, el Partido Popular y Ciudadanos trataran de acorralar a un Sánchez mucho más seguro de sí mismo, sino que Casado se dedicara también a atacar sin miramientos a Rivera. Era la guerra por la supremacía en el flanco de la derecha española, supremacía que es discutida desde la extrema derecha por Carlos Abascal y su partido Vox, que estuvo más presente que ausente en el último debate.

 

 

Mientras Sánchez e Iglesias parecían una sincronizada pareja de baile, aunque a veces hacían el esfuerzo de lanzarse alguna que otra puya para que no se notara tanto, los dos gallos de la derecha peleaban sin cuartel para ganar el fragmentado voto de ese sector ideológico.

Las encuestas publicadas el lunes pasado -ya se estableció la veda- dibujaban también que el bloque trifacho, PP, Ciudadanos y Vox- no lograrán los votos necesarios para formar gobierno, a menos que brinque la liebre y los indecisos opten por la derecha-ultraderecha. De modo que si los pronósticos se cumplen habrá gobierno liderado por el PSOE pero ese apoyo de Podemos y de los nacionalismos catalán y vasco no garantiza en absoluto la gobernabilidad.

Tu opinión es importante

Minuto a Minuto

Minuto a Minuto