“Nunca más”, el rescate de la memoria y la obtención de justicia

Redacción Noticias MX.- “Nunca más es un libro que se lee de una manera rara. Es difícil encontrar a alguien que lo haya leído entero. En realidad todos lo miramos, lees una parte, lees otra, siempre con mucha dificultad, por lo durísimos que son los testimonios, lo que se narra. Sin embargo, es un libro con una vigencia absoluta. Nosotros lo consideramos un best and long-seller, porque desde que se publicó en noviembre de 1984 lleva más de 11 ediciones y lo seguimos reimprimiendo”, dice a Proceso Gonzalo Álvarez, presidente de la Editorial Universitaria de Buenos Aires (Eudeba). 

Para este abogado, profesor e investigador académico, la vigencia del Nunca más –como se conoce al informe de la Comisión Nacional Sobre la Desaparición de Personas (Conadep) creada por el presidente Raúl Alfonsín en diciembre de 1983, días después de que Argentina recobrara la democracia–, radica en su contenido, pero también en el valor de la tarea desempeñada por la propia Comisión. 

“Esta actividad tiene una aplicación concreta, al echar luz sobre acontecimientos históricos con la finalidad de acercar verdad a los familiares de las víctimas y que la verdad fuera antecedente para los juicios”, refiere Álvarez. “Pero a la vez trae memoria, y al traer memoria en hechos tan aberrantes, tan duros para la sociedad en su conjunto, perdura en el tiempo, como imperativo para que algo así no se repita”, sostiene. 

Nunca más condensa en unas 500 páginas lo más relevante del informe de 50 mil páginas elaborado por la Conadep. La conmemoración del 35 aniversario de su publicación es uno de los puntos fuertes de la III Feria Internacional del Libro de los Universitarios (Filuni), que tendrá lugar del próximo martes 27 al 1 de septiembre en el Centro de Exposiciones y Congresos de la UNAM. Allí la Universidad de Buenos Aires (UBA) es la invitada de honor. 

Por esta razón ha preparado una agenda de actividades académicas y culturales que intentarán dar cuenta de lo que la UBA es y hace, de su historia y de su actualidad. La Eudeba asume en la Filuni un rol destacado. Su presidente, Gonzalo Álvarez, reflexionará sobre el Nunca más junto a la decana de la Facultad de Filosofía y Letras, Graciela Morgade, y la de la Facultad de Ciencias Sociales, Carolina Mera, en una mesa que tendrá lugar el miércoles 28. 

–¿Qué significado tiene el hecho de presentar el Nunca más en México, donde el drama de las desapariciones es totalmente actual? –se le pregunta al presidente de la Eudeba.

–La verdad es que no te sabría dar una respuesta muy concreta respecto a eso –dice Álvarez–. Pero me queda claro que en México hay un interés especial, una interpretación del Nunca más en el contexto mexicano actual. 

“Si bien nuestro objetivo es reafirmar el valor de una obra trascendente para la Argentina y para la UBA, me parece interesante lo que estoy recogiendo de nuestros interlocutores mexicanos acerca de las interpretaciones que genera una obra como el Nunca más o, si se quiere, el valor de una comisión de la verdad y su informe, y su papel en cuanto al conocimiento de los casos; creo que esto puede disparar una serie de reflexiones y debates en torno a la realidad mexicana. 

 

Juicios

Durante el Juicio a la Juntas celebrado en Buenos Aires en 1985, la defensa de los comandantes de la dictadura argumentaba que los militares habían ejecutado una instrucción emanada del gobierno constitucional previo, un decreto de 1975 firmado por el presidente provisional Ítalo Luder, que autorizaba la “aniquilación de la subversión”. 

Cualquier acontecimiento reprochable durante su cumplimiento habría constituido un “exceso” que se había sancionado toda vez que se hubiera tenido conocimiento de él. Para la ejecución de este decreto no se habría apelado a una organización determinada ni seguido un plan específico. Por otra parte, las defensas de los comandantes sostenían que la ejecución de la instrucción había sido responsabilidad de cada una de las fuerzas de manera independiente. 

“El aporte sustantivo que tuvo el informe de la Conadep es demostrar que hubo un plan sistemático, que tenía un modus operandi muy concreto, desarrollado en todo el país, con un despliegue y una organización territorial dividida por cada una de las fuerzas, con una metodología que consistía en secuestros con características similares, el confinamiento en más de 380 centros clandestinos sometiendo a las personas secuestradas a torturas, vejámenes y tratos crueles, y a la mayoría de ellas a la desaparición física”, refiere Álvarez.

“A través de una selección de casos testigo, en función de la calidad de la prueba o la capacidad de reflejar la operatoria, la Conadep aportó evidencias y estableció mecanismos, que se constituyeron en el insumo más importante para enjuiciar y condenar a los integrantes de las Juntas”, explica.

Presidida por el escritor Ernesto Sábato, la Conadep fue una novedosa comisión de notables y personalidades independientes. Como comisión de la verdad, fue una de las primeras de su tipo en el mundo.  (Apro)

Tu opinión es importante

Minuto a Minuto

Minuto a Minuto