Taiwán, afectado por el COVD-19 y excluido de las reuniones de la OMS

Redacción  Noticias MX.- Durante el 11 y 12 de febrero se reunieron en la Organización Mundial de la Salud (OMS) cerca de 400 expertos de todo el mundo para estudiar el origen y evolución del brote del coronavirus COVID-19, del cual han sido excluidos expertos procedentes de Taiwán, uno de los países afectados.

 

En el Foro participaron científicos de todo el mundo, especialmente de los países que han registrado casos. Sin embargo, los expertos taiwaneses han sido excluidos cuestión que reclama el gobierno de Taipei al considerar que el organismo de salud de Naciones Unidas pone la política por encima de la salud.

 

El gobierno de Beijing ha tratado por todos los medios de bloquear la participación de Taiwán en reuniones técnicas e informativas de la OMS sobre el nuevo coronavirus que son de vital importancia para 23.5 millones de personas que viven en la isla, ya que considera a Taiwán como parte de China.

 

Sumado a ello Taiwán fue despojado de su papel como Estado observador ante la OMS a raíz de la elección de su presidenta Tsai Ing-wen en 2016 quien es claramente independentista y la situación empeoró con su reelección para un segundo mandato en enero de 2020.

 

Al inaugurar el foro, el director general de la OMS Tedros Adhanom Ghebreyesus indicó que, con más de 60 mil casos confirmados y mil 367 muertos en China, el nuevo virus COVID-19 “es una amenaza muy grave para el mundo” y “un test de solidaridad política, para comprobar si el planeta puede unirse contra un enemigo común que no respeta fronteras o ideologías".

 

En rueda de prensa en Ginebra, a pregunta expresa de Apro sobre las razones para excluir a expertos taiwaneses a la cumbre científica, el encargado de emergencias de la OMS Mike Ryan afirmó que "varios colegas" fueron invitados para unirse al evento "por teleconferencia".

 

Sin embargo, Taipei reclama su ausencia en el foro de expertos porque podría aportar la experiencia de Taiwán para contener el brote ya que hasta ahora han contabilizado 18 casos y ninguna muerte. Especialmente consideran que pese a su cercanía geográfica y el intenso contacto de taiwaneses y chinos al inicio del brote, el número de contagios es mínimo.

 

"Queríamos estar ahí en el foro físicamente, para interactuar en persona con otros expertos de otros países y para recaudar más información", dijo a Apro el contacto con los medios de la Misión de Taiwán en Ginebra quien sostiene que la presencia online no es suficiente.

 

Según el director de la OMS el foro de expertos presidido por la viróloga francesa Marie-Paule Kieny (asistente del director general para sistemas sanitarios e innovación), el laureado epidemiólogo británico Jeremy Farrar, la socióloga brasileña Nisia Lima, quien estudió la respuesta al virus Zika, es una oportunidad única para plantear una hoja de ruta para que cada país implemente las medidas necesarias y unificar criterios para estar preparado ante un eventual contagio en su territorio por el COVID-19.

 

No es racional

 

"Cada vez que hay un brote epidémico, la OMS informa a los países afectados, pero Taiwán no fue invitado, lo que es muy lamentable, tanto para la población del país, como para la comunidad sanitaria, ya que tenemos una gran cantidad de información para compartir sobre nuestra experiencia para contener el coronavirus. Esto no es racional ", agrega la representante de Taipei.

 

Además, consideró que, si se quiere encontrar una solución para contener la epidemia que se ha propagado a más de una veintena de países, la exclusión del Centro de Control de Enfermedades de Taiwán (CDC en inglés) "es muy peligrosa para nosotros, pero también puede ser peligrosa para los demás, para nuestros países vecinos, en realidad es muy desafortunado para todos".

 

Tras el fin de la guerra civil en 1949, cuando China y Taiwán (cuyos nombres oficiales son República Popular China y República de China) se separaron fue el gobierno de Taipei el que acaparó más reconocimientos internacionales.

 

Esta situación se mantuvo hasta inicios de la década de 1970, cuando China ingresó a la ONU y despojó a Taiwán del asiento permanente que hasta entonces ocupaba en el Consejo de Seguridad. Desde entonces la guerra de Beijing contra Taipei por su presencia en los foros multilaterales ha sido avasalladora.

 

En varias conferencias de prensa al ser cuestionado sobre la participación de Taiwán en sesiones de la OMS sobre el coronavirus, tanto Tedros como los portavoces y expertos del organismo aseguran que existe "muy buen canal de comunicación" con Taiwán y tratan de dar explicaciones que han originado sendas críticas de la comunidad científica.

 

"Tenemos expertos taiwaneses en todas nuestras consultas, redes clínicas, redes de laboratorios, que tienen participación, están totalmente involucrados y están al tanto del desarrollo del brote", afirmó Ryan al ser cuestionado por los medios en los inicios del brote.

 

De igual forma el gobierno de China presume haber invitado a expertos del CDC a la ciudad de Wuhan, epicentro de la epidemia.

 

Acceso limitado a Taiwán

 

Sin embargo, al hablar sobre estas afirmaciones de China y de la OMS en cuanto al brote del coronavirus, la representante de la misión de Taiwán expresa su inconformidad.

 

"La visita (a China) no fue satisfactoria, el acceso era limitado, a los expertos (del CDC) no se les permitió ir al mercado de Wuhan en donde se cree que se originó el brote ", revela.

 

 

 

 

 

''Lo que dijo Ryan acerca de que los expertos taiwaneses tienen acceso completo no refleja la verdad. Todavía nos estamos comunicando activamente con el secretariado de la OMS para encontrar los arreglos apropiados para la inclusión del CDC de Taiwán en las discusiones y reuniones relacionadas con el COVID-19.

 

“Creemos firmemente que la forma más eficaz de garantizar un intercambio transparente y oportuno de la información es involucrar a todas las autoridades de salud que tienen un interés en este asunto", remarca.

 

Por su parte, Tarik Jasarevic, vocero de la OMS, asegura a este medio que están colaborando estrechamente con las autoridades de Taiwán a través del mecanismo del Reglamento Sanitario Internacional en respuesta al brote del nuevo coronavirus.

 

"La OMS ha recibido la información vital de las autoridades de Taiwán y esto a su vez ha sido informado a través de los canales establecidos".

 

"Esto ocurre habitualmente en el caso de brotes de enfermedades o emergencias de salud, explica Jasarevic, quien afirma que "la OMS trabaja con los funcionarios de salud taiwaneses, siguiendo los procedimientos establecidos, para facilitar una respuesta rápida y eficaz".

 

"Esto refleja la colaboración de la OMS con autoridades de Taiwán en múltiples frentes de salud, desde brotes de enfermedades hasta la lucha contra el cáncer. A lo largo de 2019, añade el vocero, se invitó a expertos taiwaneses a reuniones técnicas de la OMS''.

 

"Solidaridad, solidaridad, solidaridad"

 

El discurso de la OMS con respecto a Taiwán es repetitivo y lejos de tratar de encontrar una solución poniendo como prioridad la emergencia de salud sobre cuestiones políticas, los funcionarios del organismo ofrecen medias verdades, frases engañosas, sometiéndose así a las presiones de Beijing, pues cabe recordar que China además del poderío económico y político que ejerce a nivel mundial, es el segundo donador más importante de la OMS, solamente para 2020 y 2021 tendrá una aportación de 29 millones de francos suizos para cada año.

 

"Desde el momento en que el brote de coronavirus comenzó a desarrollarse, el CDC de Taiwán ha informado a la OMS de manera oportuna sobre las medidas de respuesta ante casos confirmados en Taiwán", remarca la entrevistada.

 

"Lamentablemente, esos informes no se presentan adecuadamente en los reportes sobre la situación de la OMS y en las plataformas de informes relevantes", observa.

 

Además sostiene que "en los reportes de la OMS otros casos de COVID-19 confirmados en Taiwán que fueron reportados por el CDC se han incluido de manera engañosa en el apartado de 'China' . Al hacerlo, la OMS no está informando a los Estados miembros que Taiwán y China tienen diferentes sistemas de salud y diferentes operaciones de control de enfermedades''.

 

"La OMS tampoco informa a los Estados miembros que las consultas y la información relacionada con Taiwán debe dirigirse al CDC de Taiwán. Estas lagunas corren el riesgo de retrasar la notificación oportuna'', advierte.

 

Y a su juicio, "el riesgo de que todo el pueblo taiwanés quede excluido, es injusto y es grave para la comunidad internacional''.

 

Otro punto que destaca es que "hasta ahora, el gobierno de Taiwán ha tenido el brote bajo control, teniendo en cuenta la proximidad geográfica y el intercambio frecuente de persona a persona con China''.

 

"Creemos que la experiencia y lo observado por el CDC de Taiwan añadiría un valor considerable a los actuales esfuerzos conjuntos globales para contener el brote", dijo el contacto de la misión de Taiwán especialmente en el contexto del foro de expertos que se llevó a cabo en la sede de la OMS.

 

En varias ocasiones Dr. Tedros, como se le llama de manera casual al titular de la OMS, ha llamado a la solidaridad de todos, tanto de gobiernos y población para unir esfuerzos, evitar el estigma, el pánico y ayudar a contener el brote del nuevo virus del que todavía no se conoce con exactitud el origen, ni la severidad, ni se ha comprendido a cabalidad su capacidad para propagarse.

 

“La regla de este juego es solidaridad, solidaridad, solidaridad”, ha reiterado Tedros en varias ocasiones reconociendo que "es algo que vemos que falta en muchos lugares y eso tenemos que abordarlo”.

 

La OMS asegura que la epidemia no ha llegado a su punto máximo en China y advierte que "todavía estamos en medio de un brote intenso".

 

Además, Tedros advirtió que la comunidad internacional tiene ante sí una "enorme ventana de oportunidad" ante la propagación lenta del virus con 441 casos en 24 países con dos muertes en Filipinas y la más reciente en Japón, y a su modo de ver esta situación no se quedará así advirtiendo que de no aprovecharse este momentum para enfrentar la emergencia "todos lo vamos a lamentar".

 

Sin embargo, a pesar de que Taiwán podría compartir sus experiencias con la comunidad científica internacional para contener el brote y quizá aportar algún dato relevante, la solidaridad a la que ha llamado la OMS en opinión de algunos diplomáticos "parece ser selectiva" ya que se excluye de la conversación sobre la evolución de este virus a la comunidad científica y a millones de taiwaneses.

 

"Nosotros no podemos entrar a las instalaciones de la OMS, no tenemos acceso", deplora Taipei, lo que en su opinión no tiene nada de solidario.

 

JAM

 

Minuto a Minuto

Minuto a Minuto