La cláusula que le pone el pie al béisbol mexicano y al plan de AMLO

Redacción, Noticias MX. –  La Oficina de las Grandes Ligas incluyó una cláusula en el convenio de venta de peloteros mexicanos que firmó –en marzo último– con la Liga Mexicana de Béisbol (LMB), para evitar pagar a los equipos un bono adicional equivalente al 35% del monto que recibirá cada jugador.

El objetivo de la suma extra, estipulado en el contrato, es compensar económicamente a las organizaciones deportivas que invirtieron en el desarrollo de los prospectos. 

Con la cláusula, de 504 jugadores que tienen 16 años de edad y pueden ser negociados, sólo cuatro cumplen con los requisitos para que los equipos mexicanos reciban la compensación. Esta situación detonó que Sultanes de Monterrey lanzara una embestida mediática contra el presidente de la LMB, Javier Salinas.

La firma del convenio con el cual se formalizó por primera vez la transacción de prospectos mexicanos con los equipos de Grandes Ligas (MLB) ya causó una fractura en la LMB: por un lado, están los dueños de Sultanes de Monterrey y Bravos de León, ambos propiedad de Grupo Multimedios; Diablos Rojos del México y Guerreros de Oaxaca, de Alfredo Harp, y Pericos de Puebla, de José Miguel Bejos.

Esta facción alega que no tuvieron acceso al convenio antes de su firma con la MLB, y que se enteraron de su contenido por Javier Salinas, quien verbalmente les dijo que recibirían una compensación por cada jugador vendido.

 

El otro grupo está integrado por los miembros del Consejo Directivo de la Liga Mexicana de Beisbol: Gerardo Benavides Pape, dueño de Acereros de Monclova; Alejandro Uribe Herrera, propietario de los Toros de Tijuana; José Antonio Mansur Galán, de Tecolotes de los Dos Laredos, y Eustacio Álvarez Flores, de Rieleros de Aguascalientes. 

A ellos se suman el empresario mazatleco Erick Arellano Hernández, de Leones de Yucatán, y los gobiernos estatales que controlan a las novenas Piratas de Campeche y Olmecas de Tabasco. 

Este grupo, igual que el presidente de la LMB, asegura que los equipos sí tuvieron acceso al convenio antes de que se firmara, pero nadie interpretó la cláusula de la manera como lo hace Grandes Ligas. 

 

Las letras chiquitas

La cláusula III.C del Acuerdo entre la Oficina del Comisionado del Beisbol (MLB) y la LMB dice: “El club de la LMB no recibirá compensación económica a menos de que el pelotero cumpla con dos requisitos: haber estado bajo contrato y en la reserva del más alto nivel de un club, por lo menos, durante una temporada de la LMB y haya residido en México al menos durante dos años”.

El punto polémico es la expresión “(…) en la reserva del más alto nivel” (en inglés es “reserve to the highest level”). La interpretación que la MLB le da a esta expresión es sinónimo de lo que en la LMB se conoce como roster, es decir, la lista de 38 peloteros que juegan en el equipo principal de la LMB, catalogada de nivel Triple A, o sea, la antesala de Grandes Ligas.

 

 

En la liga mexicana los equipos manejan dos listas de peloteros: el roster y la de reservas. En la segunda están los 38 jugadores del roster más los prestados a otros equipos, los que tienen derechos de retorno (ya firmados con algún club ligamayorista), los novatos de la Liga de la Academia de la LMB, los no profesionales (se les llama protegidos) y, por supuesto, los denominados prospectos que serán vendidos cuando tengan 16 años cumplidos para el 2 de julio de cada año, día en el que se inicia la venta de este tipo de peloteros. 

Los prospectos están en las listas de reservas de los clubes para ser vendidos y obtener el bono extra de 35%, pero no están en el roster porque es imposible que un jugador de 16 años ya tenga una temporada de experiencia en la LMB.

Según la interpretación de Grandes Ligas sobre la cláusula III.C, para que un prospecto sea firmado y el club mexicano reciba el bono, el jugador debió debutar en la LMB siendo un niño de 15 años; situación que en México no ocurre porque los peloteros a esa edad no juegan en el primer equipo y en Estados Unidos no está permitido que estén en alguna de las categorías que existen en el béisbol profesional.  (Apro)
 

Tu opinión es importante

Minuto a Minuto

Minuto a Minuto