#NoEsDeHombres Esto aprendimos sobre el acoso a mujeres en el transporte público

Tras un año de campaña de #NoEsDeHombres en el transporte público de la CDMX, los hombres dicen no a la violencia contra las mujeres 

Por Vanessa Solis 

Ciudad de México.- Luego de realizarse la campaña #NoEsDeHombres en el Metro de la capital, se generó un cambio positivo en el comportamiento de los individuos; ya que reflexionaron sobre la problemática del acoso sexual y se sintieron motivados a evitar las prácticas de violencia contra las mujeres, según el informe final que evalúa el impacto de los mensajes.  

La campaña, lanzada en marzo de 2017 por ONU Mujeres, el Gobierno de la Ciudad de México y la agencia de publicidad, J. Walter Thompson, tuvo como objetivo hacer visible la violencia sexual que padecen día a día las mujeres en el transporte público, así como concientizar a la población en general sobre la gravedad del problema.

#NoEsDeHombres alcanzó a un total de 28% de la población del Metro de la CDMX, lo que equivale a una estimación aproximada de un millón 812 mil 701 de personas (895 mil 239 hombres y 917 mil 462 mujeres), influyendo positivamente en cambios sobre la percepción previa que tenían respecto al acoso sexual, particularmente entre los hombres, quienes después de estar expuestos a los mensajes, se cuestionaron ciertos mitos que lo justificaban.

En un contexto donde el 87.7% de las capitalinas se sienten inseguras en el transporte público, la campaña sirvió para concientizar a la sociedad sobre este problema y brindarles a las mujeres más información sobre sus derechos, en caso de ser víctimas de acoso sexual y dónde reportarlo.

La campaña permitió también que los hombres reflexionaran sobre cómo esta forma de violencia afectaría a sus hijas, esposas, novias o hermanas, generando mayor empatía hacia la magnitud de esta práctica cada vez más común en espacios públicos, como el Metro de la CDMX.

En respuesta a la encuesta post-campaña, el 39%  de los hombres expuestos a la campaña #NoEsDeHombres se sintieron motivados a tomar un rol activo frente al acoso sexual; el 29% de ellos, a respetar a las mujeres y evitar prácticas de acoso sexual y el 25%, a inculcar valores a sus hijos e hijas y a tomar conciencia o ponerse en el lugar de las mujeres.

La información vertida en los videos promocionales y materiales gráficos colocados en el Metro de la CDMX, estaciones de Metrobús, bajo puentes y parabuses, sirvió para que aquellas mujeres que hubieran padecido esta forma de violencia se sintieran más informadas, seguras, empoderadas, dispuestas a tomar acciones y defender sus derechos; y a que las y los testigos de estos actos se sintieran motivadas/os a intervenir y dar apoyo a las víctimas de acoso sexual.

La campaña #NoEsDeHombres fungió como una poderosa herramienta de comunicación con perspectiva de género, que puso de manifiesto las expresiones más comunes y normalizadas de violencia sexual que ejercen los hombres contra las mujeres, capturando de forma inmediata y poderosa la atención de las y los usuarios del transporte público desde su inicio.

Cabe destacar que esta campaña se puso en marcha en el marco del Programa Global de ONU Mujeres, Ciudades y Espacios Públicos Seguros para Mujeres y Niñas, que se está implementando en la Ciudad de México (CDMX), y su diseño creativo recibió el Premio Sol de Bronce en el Festival Iberoamericano de la Comunicación Publicitaria "Ojo de Iberoamérica".

vsv

Tu opinión es importante

Minuto a Minuto

Minuto a Minuto