Bien por AMLO / En opinión de Jorge Suárez-Vélez

México / Redacción MX Político.- La negociación de los gasoductos de CFE puede marcar un parteaguas en el sexenio de López Obrador. Muestra que, si el gobierno se deja ayudar, los acuerdos aceptables para todas las partes son posibles.

No haber llegado a un arreglo hubiera sido catastrófico. No exagero. Se sentó un peligroso precedente al impugnar un contrato firmado por una empresa estatal, tachándolo de "leonino". No lo era. Manuel Bartlett y su equipo simplemente no tienen la capacidad técnica, ni la experiencia, para ver que se trataba de una transacción convencional. Pero, al permitir la mediación de las cúpulas empresariales, fue posible alcanzar un buen arreglo.

El otro gran peligro provenía de privar a Yucatán del acceso al gas natural más barato del mundo, que proviene de Estados Unidos. Medido en BTU's (estándar que permite comparar fuentes de energía), generar electricidad con gas permite un ahorro de 77% sobre el costo de usar diésel (muy contaminante), y de 81% sobre el del combustóleo (aún más contaminante).

Si AMLO quiere desarrollar el sur, debe olvidarse de Dos Bocas, del Tren Maya, de hacer caminos o plantar árboles a mano, y concentrarse en que llegue gas al sur del país. Los estados con acceso a éste tienen, en promedio, un PIB 50% mayor que los que no lo tienen.

De hecho, la obsesión del gobierno sobre la soberanía energética que, equivocadamente, creen se obtendría al refinar nuestra gasolina, debería aplicarse al desarrollo de nuestra capacidad gasera. Eso, además, nos permitiría desarrollar nuestra industria petroquímica. De paso, aprovechemos para crear un mercado privado eficiente para la comercialización de gas natural.

La mediación del sector privado permitió compensar con éxito las limitaciones técnicas de quienes originaron la crisis. Los intereses públicos y privados están más alineados de lo que este gobierno reconoce. A todos nos conviene que México se desarrolle, pero es importante encontrar la forma óptima (y, por cierto, crecer no es una condición suficiente para el desarrollo, pero sí es una condición absolutamente necesaria).

Esta fue una buena lección. No es indispensable que quienes están a cargo de Secretarías o de empresas productivas del Estado lo sepan todo, pero sí es básico que permitan que terceros les ayuden cuando se necesita.

La negociación permitió establecer tarifas que serán más altas a corto plazo, a cambio de ya no irlas incrementando en forma escalonada, y de prolongar los contratos. Eso es aceptable para todos, y le permite a AMLO cumplir con la promesa de campaña de no aumentar tarifas eléctricas. A valor presente neto, concepto que a Bartlett le faltan años de vida para comprender, la información disponible no avala ahorro alguno, los 4,500 millones de dólares que presumieron podrían provenir de manosear cifras para que arrojen algo políticamente apetecible. En el extremo, siempre se pueden tener "otros datos".

Con el riesgo de sonar a disco rayado, y sabiendo que mi propuesta es cada vez más difícil después del oneroso costo ya pagado a quienes tenían bonos, una negociación similar sería posible para revertir la cancelación del Nuevo Aeropuerto, si López Obrador tiene un momento de lucidez. Es posible dejar fuera a contratistas que abusaron, revisar contratos con lupa, renegociar condiciones, reducir la carga sobre el erario, y terminar la construcción de la obra pública más importante y necesaria para México.

Igualmente, vuelve la esperanza de que se reabran las rondas para posibles farmouts. Es urgente quitarle el enorme peso a Pemex de recibir asignaciones que no puede, ni quiere hacer. Debe ser bienvenida toda ayuda para recuperar producción, lo cual en ningún escenario ocurrirá a corto plazo, pero tendría un enorme impacto no sólo en el ambiente para invertir (cuando una recesión internacional asecha), y fortalecería la perspectiva sobre las finanzas públicas que se ven más frágiles día con día.

El pragmatismo que mostró López Obrador en esta negociación es oportuno y bienvenido. Es ése el camino a seguir. [Agencia Reforma]

 

 

- - -


Los comentarios emitidos en esta columna son responsabilidad de sus autores y no reflejan la posición del medio.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Tu opinión es importante

Minuto a Minuto

Minuto a Minuto