Eficiencia ambiental: Cuando la defensa de los derechos cuesta la vida / En la opinión de Itzel de Alba

Por Itzel de Alba

 

En ocasiones, uno se pregunta si eligió bien su profesión o si lo que le apasiona para seguir estudiando o dedicarse de lleno es lo correcto, sobre todo cuando se dimensiona que la violencia, la inseguridad y las injusticias no son parte de la profesión.

 

Esto responde a que recientemente Global Witness informó que México es el 4º país en el mundo en el que se mata a más activistas y defensores ambientales. Sin mencionar que es uno de los países en donde más mueren periodistas a manos del crimen organizado, pero también del Estado.

 

En mi carácter de periodista apasionada por la defensa del medio ambiente y preocupada por el cambio climático, estas dos posiciones de México ante el mundo me preocupan de sobremanera, me hacen cuestionar si al Gobierno y a la ciudadanía le interesa realmente defender las causas sociales, lo injusto, lo que defienden las minorías.

 

Brasil, Filipinas y Colombia son los tres países que ocupan los primeros lugares en cuanto a asesinato de activistas ambientales se trata. En México, en 2017 murieron 15 activistas, pero las agresiones físicas, arrestos y amenazas también han sido muchas contra estas personas que buscan no solo defender al medio ambiente, sino preservar patrimonios que pertenecen a comunidades, derechos indígenas y más. ¿Cómo se pretende cuidar del planeta cuando tu vida está siendo amenazada? ¿Cómo tratar de defender esas causas que a pocos les importa pero a muchos incomoda?

 

Algo similar pasa con el aumento de la violencia contra los periodistas. Tuve la oportunidad de ser parte de la gala de la organización defensora de periodistas, Artículo 19 de “No se mata la verdad”, un largometraje documental de Ojos de Perro vs la Impunidad, que aborda los tres años más sangrientos para los periodistas en México, documental que no solo me deja indignada y enojada, sino que hace preguntarme muchas más cosas.

 

Este trabajo periodístico, no solo habla de las injustas muertes de colegas periodistas durante el sexenio de Enrique Peña Nieto, relata el interés de algunas personas por luchar contra las injusticias que se presentan por todos lados en un régimen de Gobierno autoritario y desigual. Así como a activistas ambientales y periodistas son acosados por defender, por informar, por decir la verdad, debe de existir gente que por convicción y por cierto encabronamiento decida luchar al lado de estos gremios.

 

Pero también existen muchos que se enojan pero no hacen nada. Estos se quedan como testigo de la injustica, entonces la pregunta sería en torno a que si activistas y periodistas arriesgan su vida para que cada persona tenga información o su acceso al derecho a un medio ambiente sano se respete, ¿por qué no apoyarlos y exigir justicia?

 

El mundo cada vez pareciera estar más podrido, más violento e injusto, pero cuando uno escucha a personas como Javier Valdez, Miroslava Breach, Moisés Sánchez, Rubén Espinoza, Isidro Baldenegro, Salomé Sánchez, Juventina Villa Mújica, Beatriz Cariño, Mariano Abarca, Dante Valdez, defender a los que menos tienen, informar la verdad, enfrentar la injusticia y que por ello han perdido la vida, le dan a uno ganas de gritar "¡justicia!" cada vez más alto para que las voces lleguen a lugares recónditos e inimaginables para que exista paz, e insisto, justicia.

 

Gracias a todos los periodistas, activistas ambientales, defensores de derechos humanos que sin importar las intimidaciones siguen o siguieron en la lucha antes de ser ultimados, pero aún más agradeceré a cada lector que sea consciente para exigir a cada gobierno, sea del color que sea, que los delitos contra ambientalistas y periodistas se esclarezcan, resuelvan y se garantice el pleno respeto de los derechos humanos.

 

--

Itzel de Alba es periodista egresada de la Universidad Carlos Septién García, con una especialidad en Política y Gestión Energética y Medioambiental por la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (FLACSO). Asimismo, es maestrante en la misma Facultad. Ha sido funcionaria en el gobierno federal y en el de la CDMX. Colaboró en el portal de Los Chavos son los Chavos, y en el periódico El Punto Crítico. Actualmente es jefa de información de MX Político. Twitter: @pixdealba

Las opiniones emitidas en esta columna son responsabilidad de quien la escribe y no reflejan necesariamente la línea editorial de este medio.

 

izas

Tu opinión es importante

Minuto a Minuto

Minuto a Minuto