En la CDMX, madres de desaparecidos estallan: “el dolor del otro no les importa”

Redacción MX Político.- “El cartón que traigo no respira, no late, no lo puedo abrazar, le pido al presidente y a la 4T que le pongan rostro a mi hijo, si dicen que están buscando delincuentes, pongo a mi hijo como delincuente para que lo busquen”, clamó Elba Hernández, madre de Brayan, secuestrado el 28 de abril de 2016 en Poza Rica Veracruz.

Con rostros desencajados, familiares del colectivo Búsqueda Nacional en Vida por Nuestros Desaparecidos organizaron una jornada en el Hemiciclo a Juárez, con el objetivo de recordar a los transeúntes que circulan sobre avenida Juárez que, de 2006 a la fecha, hay al menos 40 mil personas desaparecidas en el país.

En la banqueta, solo un puñado de sujetos se detienen a escuchar, otros a tomar fotografías y los menos a ofrecer un abrazo a las madres, hermanas, padres e hijos que narran cómo fue que su ser querido se esfumó, informó apro.

En un momento, la madre de Irma López, joven desaparecida hace 11 años en Torreón, Coahuila, se cansó de la falta de solidaridad de los capitalinos y exclamó: “No pueden pensar que no les va a pasar, el dolor del otro no les importa, creen que todo está bien y que la vida es fácil”.

La catarsis que se vivía en el Hemiciclo provocó el llanto de la madre de Mireya, una menor secuestrada el 13 de septiembre de 2014. Criticó la incapacidad de las autoridades para buscar con a sus familiares, acusó que solo rastrean en las morgues. “Su trabajo solo es meter oficios, dar vueltas al caso, y no a buscar con vida a las víctimas.

“Mamá, grita a los cuatro vientos quién me desapareció, diles que no es un berrinche, que no me escapé con mi novio, que no andaba en malos pasos”, indicó.

Previo a la parada en el Hemiciclo a Juárez, el Movimiento de Búsqueda Nacional protestó frente a las entradas de Palacio Nacional, donde levantaron un tendedero de cartones que simulaban cuerpos y fotografías de jóvenes desaparecidos, para exigir al presidente Andrés Manuel López Obrador la aparición con vida de sus familiares.

Luego de que terminó la conferencia matutina del presidente, Lucía López salió del recinto presidencial para informar a sus compañeros que por instrucciones presidenciales mañana serían recibidos por el subsecretario de Derechos Humanos, Alejandro Encinas.

De Palacio Nacional se dirigieron a las oficinas de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), donde la recién nombrada titular del organismo, Rosario Piedra Ibarra, se comprometió a darle seguimiento a la búsqueda con vida de sus hijas, hijos para poderlas acompañar y orientar.

 

jvg

Minuto a Minuto

Minuto a Minuto