Evo Morales, el indígena que llegó al poder para revolucionar Bolivia

Bolivia / Redacción MX Político.-Juan Evo Morales Ayma es el primer dirigente indígena en ocupar la Presidencia de Bolivia, y estaba por completar su tercer mandato consecutivo al frente del Ejecutivo, hasta que las Fuerzas Armadas y la Policía pidieron públicamente la renuncia del político el 10 de noviembre. Acto seguido, el entonces mandatario anunció su dimisión tras denunciar en varias oportunidades que se estaba desarrollando "un golpe de Estado" en su contra.

El referente del progresismo latinoamericano, de origen aymara, es oriundo del departamento de Oruro, y trabajó en el agro desde muy pequeño con su familia. A los seis años, migraron juntos hacia el norte argentino, en la provincia de Salta, cuando se cosechaba la caña de azúcar.

Allí, en la comunidad de Galilea Tucumán y Campo Santo, Morales fue por primera vez a la escuela, en abril de 1966: una ley local obligaba a que los hijos de trabajadores acudiesen al colegio. Sin embargo, él no hablaba el idioma español, y eso le dificultaba el aprendizaje. Al año siguiente, regresó a Bolivia. 

Evo, como lo llamaban todos, creció en un contexto social muy humilde. De hecho, en varias oportunidades contó que conoció la ropa interior recién a los 13 años. Asimismo, durante su infancia solía dormir en el piso y no acostumbraba a bañarse, en medio de largas jornadas de extenuantes tareas en el campo.

En su adolescencia tuvo varios trabajos, destacándose como ladrillero, panadero y trompetista. En efecto, como músico llegó a participar de la Banda Real Imperial, situación que le permitió viajar por el país. Cuando estaba cursando el tercer año del secundario, abandonó los estudios para sumarse al servicio militar obligatorio. Y al terminar su labor con las Fuerzas Armadas, regresó al campo con su familia, pero vieron casi toda su producción agrícola arruinada por fenómenos climáticos. Así, se trasladaban a Cochabamba, para empezar una nueva vida.

fjb

Tu opinión es importante

Minuto a Minuto

Minuto a Minuto