López Obrador y el desdén por los foros multilaterales

Redacción MX Político.- La ausencia de México con representantes del más alto nivel en la cumbre del G20, en la Asamblea General de la ONU, el Consejo de Derechos Humanos, la Asamblea Mundial de la Salud, el centenario de la Organización Internacional del Trabajo, ha sido notoria.

Esa ausencia envía señales de desdén del gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador y el gobierno de la 4T hacia los foros multilaterales por excelencia, y es notoria su ausencia en la arena internacional.

En el primer año de su gobierno y en consonancia con su postura de que “la mejor política exterior es la interior”, el presidente López Obrador no asistió a la cumbre del G 20 en Osaka, Japón, ni a la Asamblea General de la ONU en Nueva York, ni al centenario de la OIT en Ginebra a la que fue invitado por su director, Guy Ryder.

La ausencia de López Obrador al G20 quedará registrada como la primera vez que un presidente mexicano no asiste a la cumbre de los líderes más poderosos del mundo, que se lleva a cabo desde 2008 a raíz de la crisis financiera mundial.

La reunión anual del G20 es el principal espacio de deliberación política y económica del mundo. En conjunto las entidades políticas representadas reúnen el 66 % de la población mundial y el 85 % del producto bruto global, informó apro desde Ginebra.

Cero viajes

López Obrador, que de hecho no ha salido del país desde 2017, tampoco ha realizado visitas de Estado para estrechar relaciones bilaterales.

Es el primer presidente mexicano que no sale del país en su primer año de mandato, lo que contrasta con sus antecesores: Vicente Fox realizó 15 viajes al extranjero en su primer año de gobierno, Felipe Calderón ocho y Enrique Peña Nieto 19.

En la sede de la ONU en Ginebra, Suiza, el gobierno de la 4T también se ausentó del segmento de alto nivel del Consejo de Derechos Humanos en el que se esperaba la presencia del canciller Marcelo Ebrard o de Alejandro Encinas, subsecretario de Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación.

Además, el secretario de salud Jorge Alcocer Varela no asistió a la Asamblea Mundial de la Salud, tampoco la subsecretaría de la dependencia.

Luisa María Alcalde, secretaria del Trabajo, ni los subsecretarios de esa dependencia tampoco participaron en el centenario de la OIT en el que tuvieron una presencia destacada el presidente de Francia Emanuel Macron y la canciller alemana Angela Merkel.

Desinterés oficial

Para miembros del servicio exterior, diplomáticos y fuentes entrevistadas por esta agencia, hay una sensación real de que la 4T no le da importancia a lo que sucede en la escena internacional, salvo contadas excepciones.

Al respecto Jorge Castañeda, canciller de México de 2000 a 2003, autor de varios libros y catedrático de la Universidad de Nueva York, advierte en entrevista con Apro que este abandono tendrá costos.

Habla sobre el vacío que se está gestando en las relaciones bilaterales de México con otros países. En un año, dice, pocos mandatarios han visitado el país: los de España, Singapur y Cuba, enlista.

Y advierte:

“Si tú no viajas, los otros también dejan de viajar (…) Si tú no vas al G20, a APEC, a la Cumbre de las Américas, a la Asamblea en Nueva York, te comienzas a aislar’’.

La relación bilateral con países como Alemania, Francia, Reino Unido, Canadá, Japón, por mencionar algunos, se ha empezado a desgastar.

A su modo de ver “eso tiene costo porque, por ejemplo, cuando viaja Macron a México, viaja con la mitad de su gabinete, un importante número de empresarios, personalidades, intelectuales y se firman acuerdos.

“Así son todos los viajes de Estado de los países serios”, sostiene, y todo este aparato “no está llegando a México”.

“Esto sí hace daño a la larga”, afirma Castañeda quien explica que así se hacen las relaciones internacionales hoy en día.

“Puedes hablar por teléfono o por skype con alguien, pero la parafernalia, el bombo y platillo de los viajes se pierde”, dice.

Castañeda considera que los viajes son para eso, para que los gobiernos, los empresarios se centren en el tema, se preparen con un mes de anticipación, los corresponsales que viajan con el mandatario en turno den cobertura y se llegue a ciertos acuerdos de cooperación.

Los cuates de AMLO

El excanciller mexicano explica que esto refuerza el tema en lo multilateral porque en estos foros internacionales en Washington, París, Nueva York, Ginebra, o donde sea, “te juntas con tus cuates”.

“¿Quiénes son tus cuates? ¿Con quién te quieres juntar, con Canadá, Chile, Costa Rica, Suecia, Suiza, ese tipo de países? O te juntas con Cuba, Venezuela, Nicaragua, y es lo que se está viendo en los votos de la OEA o en el Consejo de Derechos Humanos.

“Tú puedes escoger a los cuates que quieras, tienes todo el derecho, pero los otros a los que no escogiste, también tienen todo el derecho a no llevarse contigo y a la larga dejan de ser tus cuates”, advierte.

“España puede querer ser tu amigo, pero te va a decir que dejes todas esas jaladas del Rey y ahora parece que van a querer hacer una carta a Francia para que se disculpe por la intervención francesa”, deplora.

“Te hace daño porque al escoger a cuates que son parias internacionales, te empiezan a percibir como a un paria y no les caes bien a los demás, incluso los de izquierda que son de izquierda democrática”, expone.

 

jvg

 

 

Minuto a Minuto

Minuto a Minuto