Otro sexenio perdido: Cuauhtémoc Cárdenas

Cárdenas Solórzano  expresa postura crítica hacia el gobierno de AMLO; éste se limita a expresar  su respeto al disenso.


Redacción Noticias MX.- En una puntillosa entrevista concedida al diario español El País, el considerado líder moral de la izquierda mexicana, Cuauhtémoc Cárdenas, expresó una postura crítica hacia el desempeño del actual gobierno mexicano, encabezado por su excorreligionario, Andrés Manuel López Obrador.

Dicha crítica estuvo centrada en la política exterior mexicana, específicamente en la interpretación y defensa del concepto soberanía nacional y en la figura del asilo a grupos humanos vulnerables, como una práctica humanitaria, característica de la moral diplomática mexicana.

La entrevista se presentó durante una visita a España, del fundador del progresista partido PRD en los años noventa, que realiza para atender actos de conmemoración del 80º aniversario del fin de la Guerra Civil española y del exilio republicano, organizados por la Fundación Giménez Abad y el Ateneo de Madrid.

 

 

En un tono sobrio y directo, el hijo del recordado presidente mexicano Lázaro Cárdenas expresó su deseo traducido a la confianza, de que el país no se encuentre ante otro sexenio perdido.

El tres veces candidato presidencial abre contestando a El País, que la presencia del exilio español en el escenario ideológico y social actual de México, es una presencia viva; no se ha olvidado ni soslayado. 

Esta primera respuesta dio pie al entrevistador para tocar el tema de Evo Morales, mismo que Cárdenas calificó como una continuación de la tradición diplomática de uestro país, así como en el pasado también se dio asilo a muchos chilenos durante el golpe de esstado a Salvador Allende, presidente de aquella nación, así como -en número menor- a ciudadanos de otras naciones sudamericanos cuando su país atravesó por crisis similares, como argentinos y uruguayos, por ejemplo.

Luego, a pregunta expresa sobre el posible cierre de México de sus fronteras a "otro tipo de migrciones", el primer alcalde electo de la capital mexicana fue tajante al decir que "no es lo mismo un exilio político que una migración forzada por razones de miseria económica, sociales o de violencia dentro del país, que una guerra", dijo Cárdenas. 

"México abrió las puertas hasta donde fue posible en un momento dado y ahora ejerce un control que no sé hasta dónde vaya a permitir que esta migración, que tiene como intención dirigirse a Estados Unidos, pueda seguirse dando", continuó en su despliegue sobre el tema.

Claramente dijo estar "en desacuerdo con que México haga el trabajo sucio para Estados Unidos".

Sugirió que dada la dinámica evolutiva del pensamiento en función de la realidad social que se modifica a ritmo vertiginoso, la pretensión del presidente López Obrador "de querer cambiar el pasado con una simple declaración", resulta ocioso; por lo que no coincide con AMLO en que España  deba pedir perdón por la Conquista.

Sobre la especie de hostilidad que ha mostrado el presidente americano Donald Trump hacia México y ante un eventual recrudecimiento, de llegar a un segundo período, Cárdenas hace votos porque no llegue y que en todo caso, sobre si hay una solución para ese riesgo, dijo que "no es una pregunta para mí (para él),... en todo caso es para los psiquiatras", dijo el también Ingeniero.

Sobre la violencia en México y a pregunta expresa, dijo estar preocupado, al igual que el resto de la población mexicana y resumió la respuesta en la necesidad de generar una distribución más equitativa de la riqueza.

Acerca de la definición de Morena, como un movimiento de izuierda en México, Cuauhtémoc Cárdenas dijo que no lo veía así.

"No conozco cuáles son las propuestas de Morena para elevar el crecimiento económico o para hacerlo sostenido y a largo plazo. Ni conozco sus propuestas respecto a la política exterior ni para reducir la desigualdad. No sé dónde esté Morena desde el punto de vista ideológico", esbozó el político mexicano.

Por su parte, AMLO le contestó a Cárdenas este mismo jueves.
 

Andrés Manuel López Obrador reiteró su respeto hacia el fundador del Partido de la Revolución Democrática (PRD), Cuauhtémoc Cárdenas, quien señaló que no veía ni a Morena ni al actual titular del Ejecutivo como la izquierda de México.

"Es libre el ingeniero, siempre ha dicho lo que siente... somos libres, queremos la democracia y la democracia es debate, es garantizar las libertades, es el derecho a disentir, es la pluralidad", dijo el primer magistrado.

"Lo hemos dicho muchas veces, no es pensamiento único, sería la vida muy aburrida si todos pensáramos igual, nos la pasaríamos todo el tiempo bostezando, aburridos", agregó.

Fue enfático al señalar que el propósito de su administración es la transformación de México. 

"¿En qué consiste? No se está permitiendo la corrupción, no se están permitiendo los lujos en el gobierno y sin aumentar impuestos, sin gasolinazos endeudar al país estamos atendiendo a millones de mexicanos pobres. Ese es nuestro modelo, que no se acepte, que no se entienda, que no se esté a favor es otra cosa y respetamos todos los puntos de vista".


(Con información de El País y Aristegui Noticias)

hch

Minuto a Minuto

Minuto a Minuto