Seis sismos en cinco días en la capital, incluido el de mayor magnitud en casi cinco años

Redacción  Noticias MX.-  Del 12 al 17 de julio -excepto el 15--, la Ciudad de México ha sido el epicentro de 16 sismos, siendo el de mayor magnitud el del martes 16 a las 22:59 horas, el cual empata con uno de 2018 como los más potentes de los últimos cinco años.

Un reporte especial del Servicio Sismológico Nacional (SSN), ubicó al temblor de ayer -con magnitud 3.0, epicentro en Álvaro Obregón-como uno de los más fuertes desde el 2014 (1 de diciembre, con magnitud 3.4), solo empatado con uno registrado el 24 de marzo de 2018.

La cadena de 16 sismos registrados en cinco días oscilan entre las magnitudes 2 y 3, de los cuales 15 han tenido epicentro en la alcaldía Álvaro Obregón y solo 1 en la Miguel Hidalgo. 

"Si bien las magnitudes de los sismos son bajas, fueron sentidos en varias zonas de las Ciudad de México debido a la cercanía al lugar del epicentro y su poca profundidad", indicó el informe del SSN, que explicó que no es de extrañarse la ocurrencia de estos temblores.

"Debemos recordar que a mayor cercanía con el epicentro, las ondas sísmicas se atenúan menos y el sismo se siente más fuerte, como fue el caso de estos eventos". 

En total, durante los siete meses de 2019, suman 22 temblores originados en la capital, misma cifra registrada el año pasado, y solo 4 menos que en 2017, año donde se tiene una mayor frecuencia de temblores con epicentro en alguna alcaldía de la Ciudad de México.

Los seis movimientos restantes en la capital rondan entre 1.2 y 2.6 de magnitud, con epicentros en Álvaro Obregón, Iztacalco y San Lorenzo Acopilco.

El Sismológico reportó en su informe -que va de 1998 a 2017-, que el sismo de mayor magnitud fue en el año 2007 (3.7, epicentro San Miguel Topilejo), seguido de tres movimientos telúricos de 3.6 (1999, 2003 y 2006).

 


Por antiguas fallas y hundimiento

Por lo regular, la actividad sísmica es poco numerosa en la Cuenca de México, donde se encuentra la Ciudad de México.

En cuanto al origen de los sismos en la región, se piensa que son generados por el reactivamiento de antiguas fallas. También se considera que estos eventos pueden ocurrir como resultado de la acumulación de tensión regional o que el hundimiento del Valle de México podría originar tensiones que, si bien no generan propiamente a los sismos, sí pudieran dispararlos (Havskov, 1982). 

Según el informe, existe la hipótesis de que los grandes sismos generados en la costa pudieran dar lugar a condiciones de desequilibrio y desencadenar sismos locales. 

La Cuenca de México tiene una geología y tectónica compleja, pues está ubicada sobre uno de los más importantes rasgos fisiográficos del país: la Faja Volcánica Trans-Mexicana (FVTM), la cual abarca desde el Golfo de México hasta el océano Pacífico y es una de las más importantes prominencias topográficas de México. 

La Cuenca de México se localiza en la parte central de la FVTM y está completamente rodeada por montañas como el Popocatépetl (actualmente en actividad), el Iztaccihuatl, el Ajusco y en el Estado de México, el Nevado de Toluca. (Apro)
 

Tu opinión es importante

Minuto a Minuto

Minuto a Minuto