Colinas de Santa Fe a tres años: 298 cuerpos hallados y sólo 22 identificados

Redacción Noticias MX.-Transcurridos mil 95 días de trabajo en el cementerio clandestino de Colinas de Santa Fe, el Colectivo Solecito “clausuró” los trabajos de exhumación con un saldo macabro de 298 cráneos, 22 mil fragmentos óseos y cientos de restos humanos sin cráneo.

En la reparación de daños, el Colectivo Solecito reprocha que apenas haya 22 personas identificadas y entregadas a sus familiares para cerrar el círculo de dolor.

Rosalía Castro, quien se integró al colectivo Solecito tras la desaparición de su hijo, Roberto Carlos Casso Castro --desaparecido desde noviembre del 2011 cuando viajaba en la carretera a Puente Nacional y fue interceptado por un grupo de sicarios-, dijo que en septiembre tendrán que hacer una “revisión de carpetas”, caso por caso, porque hay decenas en que al familiar de un desaparecido se “le tomó muestra de ADN” pero jamás fue cotejada con alguno de los restos hallados en esta fosa o en otra.

Castro expuso que empezarán a trabajar los posibles puntos de inhumación clandestina en el llamado kilómetro 13.5, un área privada que formará parte del parque industrial que significa la ampliación del recinto portuario.

Lucía Díaz, quien busca desde el verano del 2013 a su hijo, Guillermo Lagunes Díaz, un DJ que fue secuestrado por sicarios en el interior de su domicilio en el fraccionamiento Reforma, del Puerto de Veracruz, expuso qué hay indicios de “20 puntos” posibles donde podrían comenzar a trabajar en breve, siempre y cuando haya la voluntad de la Fiscalía General del estado y del gobierno de Veracruz.

Fiscalía a la que Diaz tachó de “incompetente” e “indolente”.

Lucía Diaz señaló que en la clausura de los trabajos del cementerio clandestino de Colinas de Santa Fe se tiene que recordar qué hay tres mil 600 carpetas de desaparecidos durante el gobierno de Javier Duarte y una “cifra encriptada” de cientos de desaparecidos durante el bienio de Miguel Ángel Yunes, cifra ocultada a propósito -dijo- por el Fiscal, Jorge Winckler.

Para la clausura de los trabajos del narcocementerio de Colinas de Santa Fe - considerado el más grande de Latinoamérica-, se realizó una misa con los familiares desaparecidos en una carpa en medio de la gran fosa. Para el resguardo de la misma hubo presencia de la Policía Federal, Policía Científica, Policía Estatal y de la Comisión Nacional de Derechos Humanos CNDH).

Los grandes ausentes fueron el gobernador morenista, Cuitláhuac García Jiménez, y el Fiscal General, el panista, Jorge Winckler, quienes desde sus trincheras afirmaron que “era una prioridad” hacer justicia y colaborar con la identificación de cuerpos hallados en fosas clandestinas.

Quien sí estuvo presente fue el excomisionado estatal de Búsqueda, Geiser Caso Molinari, quien renunció al cargo hace varias semanas por lo insostenible que eran las mesas de trabajo entre el gobierno y la Fiscalía estatales pues las decisiones eran jerarquizadas por intereses políticos y no por la atención a víctimas.

Caso Molinari asistió por invitación del colectivo Solecito.

Tu opinión es importante

Minuto a Minuto

Minuto a Minuto