Esposa del extesorero de Tabasco es declarada culpable de conspiración para cometer fraude bancario en EU

Más de 40 millones de dólares lavados, informó el Departamento de Justicia del sur de Texas

Armando Guzmán

Redacción:MX Político

Villahermosa, Tab. (apro).- En Estados Unidos, Silvia Beatriz Pérez Ceballos, esposa de José Manuel Saiz Pineda, exsecretario de Finanzas de la entidad, fue declarada culpable de conspiración para cometer fraude bancario, por lo que enfrentaría hasta 30 años de prisión y una multa de un millón de dólares.

Así lo anunció el fiscal interino Abe Martínez, e informó que un jurado federal de Corpus Christi, Texas, emitió su veredicto el pasado viernes 13, luego de diez días de juicio y después de aproximadamente cinco horas de deliberación.

De acuerdo con un comunicado de la oficina del fiscal federal del Departamento de Justicia del sur de Texas, el gobierno presentó pruebas que incluían varias transacciones “extremadamente complejas de lavado de dinero”, que involucraban a múltiples compañías estadunidenses y mexicanas ficticias, y más de 40 millones de dólares en fondos lavados.

El jurado escuchó que Pérez Ceballos hizo declaraciones falsas y presentó documentos apócrifos a funcionarios del JP Morgan Chase Bank, en un esfuerzo por transferir dos millones de dólares a una cuenta extraterritorial en Bermudas.

La esposa del extesorero tabasqueño “también intentó ocultar varios activos, incluida una residencia Sugar Land de alta gama bajo el nombre de Phantom Investments International”.

El caso involucró compras de bienes inmuebles en todas las transacciones en efectivo en Los Ángeles (California), Nueva York, Miami (Florida) y Houston (Texas).

“Pérez Ceballos enfrenta hasta 30 años en una prisión federal y una posible multa máxima de 1 millón de dólares”, destaca el comunicado.

La juez de Distrito Nelva Gonzáles Ramos presidió el juicio y dictó sentencia para el 15 de diciembre de 2017. En tanto, Pérez-Ceballos permanecerá bajo custodia pendiente de la audiencia.

En la acusación por conspiración también se implicó a su esposo, José Manuel Saiz Pineda, y al socio de éste, Martín Alberto Medina Sonda, presos en el Centro de Reinserción Social del Estado (Creset) por el megasaqueo a Tabasco, y en el caso de Medina, además, por presunta autoría intelectual del asesinato de su exesposa Emma Gabriela Molina Canto, ocurrido en marzo pasado en Mérida, Yucatán.

“Saiz Pineda está actualmente bajo custodia en Tabasco por cargos relacionados con enriquecimiento ilegal. Medina Sonda actualmente está cumpliendo un período de prisión en México. Los cargos en su contra en Estados Unidos son acusaciones formales de conducta criminal, no evidencia. Se les presume inocentes a menos que sean condenados por el debido proceso legal”, refiere el texto.

Víctor Manuel Hilario Flores, abogado defensor de Saiz Pineda, informó que en la sentencia Pérez Ceballos fue declarada inocente de la acusación de lavado de dinero, por lo que la Fiscalía de Estados Unidos no podrá confiscarle ninguna de las propiedades y cuentas bancarias aseguradas.

El jurista estimó como máximo dos años de prisión contra Pérez Ceballos porque el delito del que resultó culpable “no es grave”.

Adelantó que apelarán a la resolución del jurado porque encontraron vicios en la acusación de conspiración bancaria, la cual llevaría más o menos un año para resolverse.

El titular de la Fiscalía General del estado (FGE), Fernando Valenzuela Pernas, dijo que esperarán tener notificación oficial de la sentencia para pronunciarse al respecto, pero difiere de los dichos del abogado Hilario Flores “porque hay mucho más que eso”.

En su comunicado de prensa, el Departamento de Justicia del Sur de Texas precisa que la investigación criminal contra Pérez Ceballos la llevó a cabo la Administración de Control de Drogas, así como las oficinas del alguacil en los Condados de Fort Bend y Harris y el Servicio de Alguaciles de Estados Unidos. Y que los fiscales asistentes Julie K. Hampton y John Muschenheim procesan el caso.

La esposa del extesorero fue arrestada en mayo pasado en su residencia de Sugar Land de Houston, Texas, acusada de conspiración y lavado de dinero como parte de una investigación para confiscar alrededor de 50 millones de dólares en propiedades y cuentas bancarias.

 ahc

 

Tu opinión es importante

Minuto a Minuto

Minuto a Minuto