¡Con hilos microscópicos! Anuncian planes de Neuralink, sensores para leer el cerebro

Con cordones neuronales, se podrá 'controlar' a las personas 

Estados Unidos/Redacción MX Político.- "No será de repente, pero Neuralink tendrá este cordón neuronal y comenzará a tomar el control de los cerebros de las personas", comentó Elon Musk hace unas horas. Después de muchos años sin apenas información sobre Neuralink, finalmente han hecho públicos algunos de sus avances, y parecen de ciencia ficción. La compañía, respaldada por Elon Musk, busca conseguir implantar "hilos" en el cerebro humano que permitan comunicar áreas concretas del mismo con el exterior. La intención es restaurar la capacidad de hablar, escuchar o moverse a personas que han perdido dichas capacidades.

Neuralink ha sido durante muchos años la "compañía secreta" de Elon Musk que pretendía desarrollar interfaces cerebro-máquina. Algo que a priori ya promete mucho y tras la presentación de las últimas horas no parece haber bajado el listón. Su idea es coser hilos a lo largo y ancho de la superficie del cerebro de este modo podrán comunicarse desde el exterior de forma directa con el cerebro. Una especie de implantes, sensores y electrodos a tamaño microscópico.

¿Coser hilos? Literalmente sí, de hecho tienen una "máquina de coser" que ya lo está haciendo, como no, en animales. Según han explicado, hasta ahora las pruebas que han realizado provienen de ratones en laboratorios con hasta 1.500 electrodos. Creen que se puede extrapolar también a humanos, aunque aún no se ha realizado ninguna prueba que lo demuestre. La máquina es capaz de implantar seis hilos (192 electrodos) por minuto. Todo ello sin tocar los vasos sanguíneos.

Los hilos que Neuralink busca implantar en el cerebro son minúsculos en cuanto a diámetro se refiere, entre 4 µm y 6 µm según explican. Para poner este tamaño en contexto, el pelo del ser humano tiene un diámetro que varía entre los 15 µm y los 100 µm aproximadamente. Estos hilos son flexibles y según indican, tienen menos probabilidades de dañar al cerebro que los materiales que se utilizan actualmente. La palabra "flexibles" es la clave, a diferencia de los implantes tradicionales, estos hilos se pueden desplazar, del mismo modo que lo hace el cerebro dentro del cráneo.

 

Tu opinión es importante

Minuto a Minuto

Minuto a Minuto