Confirma la Secretaría de la Contraloría saqueo en CAO: @efektoaguila

Con profunda satisfacción profesional, sin falsa modestia, porque ésta es una actitud de simulada humildad de los hipócritas; para rabia de nuestros detractores y malquerientes, el tiempo nuevamente nos da la razón en la escandalosa corrupción en CAO.

Lamentable que algunos ex funcionarios corruptos de Caminos y Aeropistas de Oaxaca, como el ex director de Operación Regional, Pascual Luz Orea, integrantes de la mafia de Gabino Cué y sus rateros, sea premiado en SINFRA con el cargo de Subsecretario de Obras Públicas.

En nuestra entrega del 29 de noviembre del año pasado denunciamos, en tiempo y forma, no a toro pasado, el saqueo, otra vez, por los diodoristas-gabinistas de la maquinaria de CAO. En el colmo del cinismo el saqueo lo realiza el mismo personaje, Guillermo Martínez Gómez.

En este contexto, escribimos hace tres meses, antes que concluyera el gobierno de Gabino Cué, no tiene nada de extraño que los diodoristas saqueen, otra vez, como lo hicieron hace 18 años la maquinaria y vehículos del organismo público descentralizado de carácter estatal CAO.

Aunque seguimos tropezando con la misma piedra, indispensable es recuperar la memoria histórica y recordar que el arquitecto Guillermo Martínez Gómez trae el fierro del establo de Diódoro Carrasco Altamirano en las nalgas.

En su momento, el gobierno de José Murat Casab, sucesor del hoy panista, ratificado como secretario de Gobierno del gobernador de Puebla, José Antonio Gali Fayad, denunció que ex el director de CAO diodorista saqueó la maquinaria y vehículos de CAO.

Según las investigaciones realizadas por el entonces nuevo gobierno entrante de José Murat, se logró establecer que Guillermo Martínez Gómez huyó con la maquinaria para utilizarla por sus constructoras en el estado de Tlaxcala.

Por más de diez años, el director saliente de Caminos y Aeropistas de Oaxaca se refugió en ese estado del Centro de la República enriqueciéndose con la maquinaria y vehículos que robó de CAO, por primera vez en 1998, durante el gobierno de Diódoro Carrasco.

Hoy, nuevamente, el controvertido arquitecto diodorista- gabinista Guillermo Martínez Gómez es piedra de escándalo, debido a las denuncias del nuevo saqueo de maquinaria y vehículos en Caminos y Aeropistas de Oaxaca.

Al igual que el defenestrado director inicial de CAO, José Luis Pinacho Gómez, su sucesor Guillermo Martínez Gómez, se dedicó a hacer negocios beneficiando a sus diversas empresas y permitiendo que se extorsionara a los constructores como condición para pagar sus adeudos.

Ahora, 18 años, después del primer escandaloso robo a CAO al término del gobierno de su mecenas Diódoro Carrasco, Guillermo Martínez Gómez contó con la complicidad de otro saqueador diodorista Alberto Vargas Varela, ex Secretario de Administración de Gabino Cué.

Los trabajadores de Caminos y Aeropistas de Oaxaca anunciaron en noviembre que realizarían un paro de labores para resguardar la maquinaria pesada que, según denunciaron, estaba siendo vendida al mejor postor en contubernio con Alberto Vargas Varela, secretario de Administración.

Según la denuncia presentada en el portal electrónico Punto y Aparte Oaxaca, en la residencia del Istmo de Tehuantepec, el pasado fin de semana intentaron sacar tractores de las marcas Komatsu, Caterpillar y Hyundai, que se encuentran inventariados como maquinaria recién adquirida, para venderlas como chatarra al mejor postor.

Al acto se opusieron los trabajadores, lo que no ocurrió en la residencia Cerro del Vidrio, donde sí sacaron las máquinas por instrucciones de la Dirección de Patrimonio de la Secretaría de Administración también han desaparecido muchas camionetas y autos de la dependencia.

Los trabajadores acusaron a Javier de la Rosa, así como a Raúl Alcalá, de ser quienes han acompañado a funcionarios de CAO para dar de baja las unidades, sin tener justificación para considerarlos como chatarra.

Ante estas maniobras para saquear CAO, los empleados decidieron ir al paro y reforzar la vigilancia sobre las plantillas de maquinaria pesada, camiones de volteo, carga y camionetas, para evitar que funcionarios del gobierno de Gabino Cué roben el patrimonio de los oaxaqueños.

El gobernador Alejandro Murat ordenó una investigación a fondo para establecer el destino de más de cien equipos de maquinaria pesada, propiedad del gobierno de Oaxaca, a disposición de

Caminos y Aeropistas de Oaxaca (CAO), según información de Reynaldo Bracamontes.

Por tal motivo, una comisión especial integrada por peritos de la Secretaría de la Contraloría y Transparencia Gubernamental realizó una visita sorpresiva al encierro de resguardo de ese organismo y encontró que gran parte de esa maquinaria se ha convertido en material de "deshuesadero".

No se sabe con certeza si las unidades, tractores, motoconformadoras, retroexcavadoras e incluso camiones tipo volteo, fueron robados, están arrendados a particulares, fueron cedidas en comodato a autoridades municipales o se encuentran en talleres de reparación, informó el contralor José Ángel Díaz Navarro al término de la visita al encierro de maquinaria pesada.

"Ese faltante de más de cien unidades pesadas para apertura y conservación de caminos, se ha detectado en el proceso de entrega recepción", añadió el funcionario y reforzó que el mandatario estatal ha girado instrucciones para que la investigación llegue hasta sus últimas consecuencias.

El funcionario del gobierno estatal agregó que esta investigación "no obedece a una acción de exhibicionismo o golpeteo político, sino a una obligación que tenemos todos los servidores públicos de informar con transparencia donde están esos bienes muebles que en su momento fueron adquiridos con recursos del pueblo".

Acompañado de los directores de Caminos y Aeropistas de Oaxaca, David Mayrén Carrasco, y de Responsabilidades y Situación Patrimonial de la Secretaría de la Contraloría, Marco Antonio Estrada, con gran comedimiento el ingeniero Díaz Navarro dejó en claro que no se está acusando a nadie de robo, o de sustracción ilegal de bienes del Estado, pero se realiza una investigación para dar con la situación en que se encuentra la maquinaria.

Durante el recorrido en el encierro de resguardo, en inmediaciones del centro recreativo El Tequio, el Contralor conversó con directivos del área, administrativos y miembros de las brigadas que operan los equipos, a quienes les informó sobre el objetivo de esta investigación y tal vez de muchas más, para que al final se informe al pueblo de Oaxaca y medios de información cuales son los activos y pasivos de Caminos y Aeropistas de Oaxaca.

El titular de la Contraloría solicitó al director de CAO presentar a la brevedad un informe oficial y detallado del inventario que le fue entregado y en qué estado físico, mecánico y eléctrico se encuentra. Ese informe se anexaría al inventario global que entregará en próximas fechas.

Díaz Navarro señaló que todos los bienes oficiales, más aún considerando a la maquinaría pesada, se manejan con resguardo y los firmantes están obligados a responder por ese equipo. Urgente es, pues, que se profundicen las investigaciones y se sancione enérgicamente a los corruptos y se destituya a quienes, como Pascual Luz Ora Morán, se han colado al gobierno de Alejandro Murat.

 

alfredo_daguilar@hotmail,com

director@revista-mujeres.com

@efektoaguila

Tu opinión es importante

Minuto a Minuto

Minuto a Minuto