¿Cogobierno Murat- Diódoro en Oaxaca?: @efektoaguila

En Oaxaca no se gana para sorpresas. No hay que perder la capacidad de asombro. La realidad es increíble y lo increíble se hace realidad. Cuándo imagino usted, querido lector, que a pesar del supuesto odio irracional entre Diódoro y Murat, finalmente, cogobernarían el Estado.

A quienes lo duden, ahí están los hechos frente a los cuales no hay palabras. Las alianzas electorales antinatura entre PAN y PRD pasaron de las coaliciones al cogobierno, de hecho. Es un fenómeno sociopolítico hasta poco observado por los analistas.

Utilizado como Patiño por el presidente Enrique Peña Nieto y Luis Videgaray Caso destaca de manera preponderante el papel de interlocución que juega Gerardo Gutiérrez Candiani como titular de las Zonas Económicas Especiales (ZEE).

Al ex dirigente nacional de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) y del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), se suman el abogado internacionalista Jaime Bolaños Cacho Guzmán y el antropólogo Gerardo Garfias Ruiz.

Los tres están relacionados y apoyan a las organizaciones sociales radicales al igual que a los sacerdotes católicos seguidores de la Teología de la Liberación manipulados por el Padre Uvi, Wilfrido, Francisco, Romualdo Mayrén Peláez y el obispo Arturo Lona Reyes.

A ellos se sumó recientemente el nombramiento de Miguel Ángel Schultz Dávila como director de Comunicación Social del Congreso del Estado. Todos ellos tienen el fierro del establo de Diódoro Carrasco Altamirano en las ancas. El diodorista Schultz es rechazado por “entregador” de los periodistas críticos de la APPO.

El internacionalista Jaime Bolaños Cacho Guzmán y el antropólogo Gerardo Garfias Ruiz fueron beneficiarios del gobernador Gabino Cué Monteagudo. Sin embargo, Gerardo Gutiérrez rompió récord al beneficiarse familiarmente con el saqueo en el Seguro Popular.

En la Coordinación General de Asesores de Gabino Cué el ex Procurador para la Defensa del Indígena durante el gobierno de Carrasco Altamirano y quien le siguió a la Segob ganó 62 mil 826 pesos mensuales, de los cuales 13 mil 596 pesos eran de sueldo y 49 mil 230 pesos de bono mensual.

Con el apoyo de Gabino Cué y Jorge Castillo el primo hermano del dirigente empresarial, Juan José Álvarez Candiani, monopolizó el tráfico de medicamentos similares por medicinas de patente, equipo, insumos y material de curación en el Seguro Popular.

Y el Sistema de Protección Social en Salud del Estado de Oaxaca, mejor conocido como Seguro Popular, durante los cinco primeros años de gobierno de Gabino Cué fue saqueado por Salvador Monroy Rodríguez, cuñado de Gerardo Gutiérrez Candiani.

El ex secretario de Salud, Germán de Jesús Tenorio Vasconcelos, fallidamente ha intentado lavarse las manos y la cara. Por escrito ha culpado al propio gobernador Gabino Cué, a Enrique Arnaud y al fallecido Rafael Pérez Gavilán de la corrupción en el sector salud. 

La denuncia de Tenorio Vasconcelos involucra directamente a Hugo Alberto Espinosa Morales y a Rogelio Hernández Cázares, dos de los ‘plomeros’ financieros de Gabino Cué, encargados de echar tierra a la mierda de la corrupción en el IEEPO y Salud. 

Pero el ex director de los Servicios de Salud de Oaxaca (SSO) no solo es corrupto, sino también estúpido, equivocadamente cree que los muertos no hablan. No hay crimen perfecto. Si hay voluntad política los muertos hablan más que los vivos aun cuando les incineren.

Hay insistentes versiones que al ex subdirector de Administración y Finanzas ordenaron ejecutarle desde “arriba” para callarle por la amenaza de convocar a conferencia de prensa para denunciar el escandaloso saqueo en los Servicios de Salud de Oaxaca.

Otras versiones no menos insistentes revelan que directa y personalmente Rafael Pérez Gavilán Escalante entregaba millonarias cantidades de dinero en efectivo a cierto personaje convertido por consigna de Diódoro Carrasco y Gabino Cué en ‘factótum’ político-financiero.

Laura, la madre de los dos hijos de Rafael Pérez Gavilán Escalante y éstos mismos, deben exigir que el asesinato de su esposo y padre, respectivamente, no quede en la total impunidad y se pretenda manchar su imagen personal como servidor público.

No son simples especulaciones conspiracionistas, fruto de una mente calenturienta, sino piezas de un gran rompecabezas que al juntarse permiten armar los escenarios políticos y sociales que han llevado a Oaxaca al total desastre y hundido en el colapso político y financiero.

La total impunidad de la que hasta ahora gozan los diodoristas-gabinistas pareciera fortalecer la hipótesis del cogobierno entre Alejandro Murat Hinojosa y Diódoro Carrasco Altamirano y Gabino Cué Monteagudo. Ante los hechos no hay palabras.

Tiempo al tiempo. Si es para bien de Oaxaca bienvenidos los gobiernos compartidos. Estamos obligados a otorgar el beneficio de la duda. Sin embargo, jamás debemos olvidar que la impunidad ha podrido y corroído a México. Se trata de justicia, no de venganza. 

La Ley y el Estado de Derecho Democrático es la única creación e institución humanas que pueden salvar al mundo. No obstante, hay una característica fundamental, siempre y cuando su aplicación sea general de manera indispensable, sin excepciones ni fueros. 

 

alfredo_daguilar@hotmail.com

director@revista-mujeres.com

@efektoaguila