Ceder todo a la CNTE, no garantiza gobernabilidad: @efektoaguila

Alfredo Martínez de Aguilar
 
Después del desastre dejado por Gabino Cué, resurge la esperanza que los oaxaqueños hayamos vivido lo peor. Confiemos en Dios y en Alejandro Murat. Y que la CNTE no siga hundiendo a Oaxaca en la ignorancia y miseria. 
 
Causaría un profundo dolor en el fondo de la razón y el corazón de los oaxaqueños que el gobernador Alejandro Murat cediera a todas las demandas de la Sección XXII de la CNTE y ésta continuara dinamitando a México. 
 
De confirmarse en los términos y plazos fijados por las partes, reunidas en el Casino del Teatro Macedonio Alcalá, al parecer que finalmente se reducirá la agitación, subversión y terrorismo, que ha destruido a Oaxaca desde hace 36 años. 
 
A la luz de la Minuta de Acuerdos firmada ayer entre los representantes del Gobierno federal y estatal, a nuestro juicio, todo parece indicar que se avanzará en la Reforma Educativa y, por tanto, en materia de gobernabilidad y gobernanza. 
 
Ésta es la razón fundamental por la que el acuerdo de la Comisión Política de la Sección XXII de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), contrariamente a la política de Alejandro Murat, fue reunirse a puerta cerrada. 
 
Aceptar el acuerdo del órgano de gobierno real de la SXXII, con funciones de Politburó soviético, de reunirse sin acceso a los medios de comunicación, despertó una serie de suspicacias al enviar la mala señal de aceptar sus condiciones de opacidad.
 
El propio gobernador Alejandro Murat está convencido que, definitivamente, sí se puede acotar, y frenar a la CNTE en Oaxaca, reencauzando sus demandas dentro de la Ley con el decidido apoyo de sus colaboradores involucrados en el tema. 
 
Pareciera que la Minuta de Acuerdos contradijera abiertamente las principales promesas de campaña y compromisos de gobierno de Alejandro Murat de privilegiar dialogar con la aplicación de la Ley e impulsar la transparencia y rendición de cuentas. 
 
Afortunadamente, no es así. Ceder a todas las demandas de la Sección XXII, a través de su manida, por manoseada, estrategia de presión­negociación­presión, de ninguna manera es negociar, es seguir entregando Oaxaca a sus dirigentes públicos y clandestinos. 
 
Darlo todo a puerta cerrada privilegia la práctica nefasta de seguir negociando en lo oscurito y bajo la mesa el futuro de la instrucción pública, que no educación, de los oaxaqueños.
 
Es seguir hipotecando el futuro de nuestros hijos. ¿En verdad es imposible frenar en principio y, posteriormente, terminar con el cáncer de la agitación, subversión y terrorismo marxista­leninista de la CNTE de corte maoísta, que ha hundido a Oaxaca en el rezago y la marginación? Al recibir recursos públicos federales y estatales la Sección XXII del SNTE tiene la obligación legal como todos los sindicatos de transparentar y rendir cuentas del manejo del dinero del pueblo, no de los gobiernos de la república y local. 
 
La propia Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación al igual que todas las demás organizaciones sociales tiene, también, la obligación legal de transparentar y rendir cuentas del manejo de los recursos públicos que recibe de los gobiernos. 
 
Acaso no sería ésta la más saludable y positiva estrategia de contención legal de la Sección XXII de la CNTE sin la necesidad de utilizar el garrote del monopolio de la violencia legítima del Estado mexicano, para cumplir su obligación de garantizar la seguridad. 
 
Los 3,699 activistas y milicianos, que no trabajadores de la educación serán regularizados, de los cuales 1,248 son Personal de Apoyo y Asistencia a la Educación (PAAE) y 2,451, son Personal Docente. 
 
Según la Minuta de Acuerdos firmada con Rubén Núñez Ginez y Alejandro Murat, el personal del PAAE al igual que el personal docente, se incorporará al servicio y pago correspondiente, a más tardar el día 15 de enero de 2017. 
 
Los adeudos al personal que se regulariza, a partir del periodo enero­ octubre, el pago se hará el 30 de junio de 2017; de junio a diciembre de 2015 el pago se realizará el 30 de septiembre de 2017 y de agosto 2014 a mayo 2015, el 30 de noviembre de 2017. 
 
Los egresados de las Escuelas Normales del estado, el Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca (IEEPO) buscará alternativas y procesos para la atención del cien por ciento de los egresados normalistas que se evalúen en los periodos correspondientes. 
 
Los cuatro trabajadores separados del servicio serán reinstalados y la gestión de los pagos que correspondan se realizarán, a partir de enero de 2017. El 13 de diciembre, se efectuará una reunión de los niveles educativos para avanzar en la solución de las incidencias del mismo. 
 
El seguimiento de los asuntos de carácter jurídico del fuero común se llevará a cabo en una mesas judicial el 9 de diciembre y los asuntos de carácter federal, la mesa se realizará el 14 de diciembre, con la presencia del Fiscal General del Estado. 
 
Para revisar los temas relativos al enfrentamiento en Asunción Nochixtlán, se realizará una mesa de trabajo el 15 de diciembre. Indispensable es que los próximos acuerdos incluyan la aceptación que las víctimas y sus familiares rindan su declaración ante la PGR.
 
De no aceptar los dirigentes de la Comisión Política de la Sección XXII de la CNTE que las víctimas y sus familias cumplan con su obligación legal de coadyuvar en las investigaciones del enfrentamiento en Nochixtlán, no se logrará identificar y sancionar a los probables responsables. 
 
Dada su visión y sensibilidad, el gobernador Alejandro Murat no ignora que el conflicto de la CNTE, es un asunto de seguridad nacional por la participación de trabajadores de la educación guerrilleros y secuestradores de los niños Juan José y Alexa Álvarez Benfield. 
 
Al mismo tiempo, por sus propias convicciones nacionalistas y patrióticas, el mandatario oaxaqueño no puede permitir la destrucción de México y Oaxaca. Sin educación integral con valores e instrucción pública no hay democracia ni justicia social. 
 
 
director@revista­mujeres.com 
 
@efektoaguila