Común-unidad, fin a violencia, inseguridad, injusticia, pobreza / En la opinión de Alfredo Martínez de Aguilar

Por: Alfredo Martínez de Aguilar

* La suma de buena fe y buena voluntad de 20 artistas plásticos consagrados, en crecimiento y nuevos valores, permitió la conjunción de esfuerzos en la Exposición Colectiva Mujeres 17.

* Con gran generosidad, todos crearon dos obras temáticas sobre el significado que para ellos representa el número 17 que, además del MUPO, se presentaran en el MEAPO y el AGEO.

Es nuestra convicción que los medios de comunicación tienen la obligación histórica y social insoslayable de denunciar las injusticias, anunciar la Buena Nueva y plantear soluciones.

La crítica es por su propia naturaleza ácida y destructiva, toda vez que no hay crítica constructiva, sin embargo, puede ser altamente positiva, cuando se sustenta en un criterio propositivo.  

Celebramos el XVII Aniversario de la revista Mujeres Shaíque con un milagro en el  Siglo XXI, la Exposición Colectiva en el Museo de los Pintores Oaxaqueños (MUPO) con 20 artistas plásticos.

La gran sorpresa de la noche fue la intervención musical de la soprano mixe María Reina y el joven tenor Kevin Cruz, quienes interpretaron diversas melodías en italiano y lengua mixe y zapoteco. 

La crítica de arte Abigail Maritxu Aranda Márquez, profesora investigadora de tiempo completo en la Escuela Nacional de Pintura, Escultura y Grabado La Esmeralda escribió en el prólogo del Catálogo: 

"Diecisiete es un número mágico. Uno es la Unidad, el siete es el número de Cristo, pero juntos son otra cosa, es un número poliedro y por eso es invocado. No hay artistas ni hay artesanos, solo hay artífices".

Los milagros existen, y los explican la ciencia y la religión, que se entrecruzan. Aristóteles enseña el principio científico que explica el milagro de Jesús de la multiplicación de los panes y los peces. 

En su libro de Metafísica el filósofo y científico griego dijo que "el todo es más que la suma de sus partes". Este es el espíritu de la sinergia o multiplicación de la energía que hoy vemos realizada.

Tras escuchar la bienvenida por mi hija Alexandra y, con voz entrecortada, dar las gracias por Karla, a quienes hicieron posible la celebración y a todos los asistentes, sinteticé la propuesta.

Ante más de 300 asistentes a la Inauguración de la Exposición Colectiva Itinerante, la Presentación del Catálogo, fue ocasión propicia para plantear la posible solución a los problemas de Oaxaca.

Con optimismo y sin perder la capacidad de asombro debemos buscar la solución a los más ingentes conflictos que a diario enfrentamos desde hace medio siglo en el trabajo comunitario.

Por supervivencia personal, familiar y social, estamos obligados a rescatar el espíritu de la cosmovisión indígena del tequio y de la guelaguetza, para hacer realidad el milagro de la solución.

Ésta es la solución a la brutal y creciente violencia e inseguridad, injusticia, pobreza, ignorancia y hambre, afirmé ante la titular del Poder Judicial, magistrada presidenta María Eugenia Villanueva. 

Testigos de honor fueron la Secretaria de las Culturas y Artes, Adriana Aguilar Escobar, su esposo y familia, doña Martina Escobar Montero y el licenciado Edgardo Aguilar, y su hermana Adriana.

El contador Carlos Guzmán, Presidente de la Asociación Amigos del Museo de los Pintores Oaxaqueños (MUPO) y esposa, y el arquitecto Efraín Morales Sánchez, Director del MUPO. 

"Hacer periodismo no es fácil, reconoció Adriana Aguilar. Es necesario arrojo y coraje. Se requiere un sentido de equilibrio para desarrollar una propuesta de comunicación coherente".

La suma de buena fe y buena voluntad de 20 artistas plásticos consagrados, en crecimiento y nuevos valores, permitió alcanzar la conjunción de esfuerzos en la Exposición Colectiva Itinerante. 

Paola López, Inés Lara, Mercedes López, Ángela Rocío Hernández, Yolanda Hernández, Mari Garnica; Tomás Pineda, Carlomagno Pedro Martínez, Jesús Cuevas, Max Sanz, Manuel Reyes.

Esteban Urbieta, Francisco Merino, Florencio Fuentes Melchor, Catarino Zárate, Jorge González, Alejandro Vera, y la nueva generación, Carlos Fuentes, Alexis Caballero y Michel Antonio Cruz.

Con gran generosidad, todos crearon dos obras temáticas sobre el significado que para ellos representa el número 17 que, además del MUPO, se presentaran en el MEAPO y el AGEO.

Es nuestra profunda convicción de vida que solo la educación integral con principios y valores universales, el arte y la cultura, pueden salvar a Oaxaca, a México y al mundo global. Así sea.
Difícil ponerse de acuerdo dos oaxaqueños, casi imposible hacerlo con 20 hombres y mujeres, más entre geniales artistas. Pero lo logramos. Es un milagro de la comunidad, de lo común en unidad.

El egoísmo consubstancial a la naturaleza humana y los celos profesionales nos separan, pero más grave aún es la envidia y peor todavía la mezquindad, dividen y enfrentan a los oaxaqueños.

Nuestra eterna gratitud a todos los amigos asistentes, pero en especial a doña Olga Cabrera Oropeza, cuya cocina mixteca del Restaurante Tierra del Sol hizo las delicias de los invitados.

A Uriel Gallegos por los cócteles con mezcal Padre Nuestro, la degustación de cremas y sangrita por Mezcal Embajador del ingeniero Mijaíl Zárate y la cerveza artesanal Muxhe de Nayeli Aquino.

A Denisse Ugarte y Alejandro Sánchez de la Botica de las Flores y Bodas Oaxaca; Rosa Silvia García, Presidenta de Mujeres Navegando en el Tiempo, Dulce y Verónica Méndez León y Pepe Tovar. 

A Raúl Castellanos, Director de Regeneración TV; Eleazar Jiménez, Director de Cuartaplana;  Rebeca Romero de ADN sureste, a don Pepe y Michelle Estefan, a José Luis Bustamante y Cristina Palacios.

Al magistrado Roberto Gómez Argüello, a Teté y Patricia Villanueva Abraján y Porfirio Chagoya, así como a Roberto Olivares Arellano, Gabriela Velásquez Rosas, Elsa Carballido y Víctor Sánchez.

Al mismo tiempo, agradecemos la presencia, amistad y confianza para apoyar la labor de gestión cultural de Laura Prados Tevar y Miriam Marlen López Pérez, propietarias de Piaf Gallery. 

Para combatir la creciente inseguridad y violencia nada mejor que recuperar la figura tradicional del Policía del Barrio como auxiliar ciudadano preventivo de las corporaciones policíacas. 

La tarea del Policía de Barrio o Comunitario, se reduciría a tomar nota de vehículos y personas sospechosas y ajenas a su demarcación, así como a solicitar la intervención de las autoridades.

Para no exponerse a ser agredido o asesinado, el Policía de Barrio o Comunitario, reduciría su tarea a tomar nota de placas y características de vehículos y personas sospechosas en su zona. 

El éxito de su labor es inhibir y desactivar los diversos delitos o bien, coadyuvar a la investigación de estos, amén de solicitar la intervención de las autoridades y reportar los hechos en su área.
El Policía de Barrio o Comunitario cubriría algunas manzanas, no estaría armado, tendría teléfono celular para pedir la intervención de las corporaciones policíacas, un silbato y una linterna. 

Ésta puede ser una opción a explorar por los Comités de Convivencia Vecinal (COMVIVES). Dado el déficit de policías, los propios vecinos podrían aportar una cuota para apoyar a los comunitarios.

Los trabajadores despedidos por los gobiernos municipales, estatal y federal en la Cuarta Transformación, jubilados y pensionados, pudieran complementar sus insuficientes ingresos.

El Policía de Barrio o Comunitario tendría que incorporarse, desde luego, a un Padrón Municipal y Estatal y, por supuesto, al Registro Nacional de Personal de Seguridad Pública y ser capacitado.
 
Detrás de la Noticia
alfredo_daguilar@hotmail.com
director@revista-mujeres.com
@efektoaguila

Las opiniones emitidas en esta columna son responsabilidad de quien la escribe y no reflejan necesariamente la línea editorial de este medio.

zam

Tu opinión es importante

Minuto a Minuto

Minuto a Minuto