Comunicación, estrategia que fortalece o demerita el poder / En la opinión de Alfredo Martínez de Aguilar

Por: Alfredo Martínez de Aguilar

* Tras conocer la petición hecha en video por el oaxaqueño Nomeil Cruz, radicado en los Ángeles California, la señora Ivette Morán de Murat, con gran sensibilidad, pidió apoyarle a la Directora General del Instituto Oaxaqueño de Atención al Migrante IOAM, Aída Ruiz García. 

* El fin es que sus padres, Daniel Cruz Bernardino y Virgen Ramírez Cruz, originarios de Villa Talea de Castro, participen en la "Guelaguetza Familiar", como embajadores culturales y así, cumplir el sueño de reunirse con su hijo, después de 10 años de no verse.

Muchos ríos de tinta han corrido para escribir miles de tratados sobre las teorías de la comunicación humana en general y en particular sobre la comunicación política y social.

La comunicación humana en general es esencialmente político-social, si partimos de la premisa aristotélica que los seres humanos son "zoom politikon", es decir, -animales políticos-. 

No obstante, la validez de esta verdad axiomática que no requiere demostración alguna, sin embargo, sí requiere de un tratamiento especial en su redacción y mucho más en su difusión.

Aun cuando en estricto sentido los pre-requisitos para alcanzar resultados eficaces, eficientes y, sobre todo, efectivos, son sumamente sencillos, generalmente por soberbia, se pasan por alto. 

Y éstos no son otros que visión y sensibilidad, resultante de la actuación y desempeño en la comunicación política y social, con inteligencia y humildad, y una gran carga de sentido común.

Bajo este contexto, la comunicación política y social es una acción estratégica que fortalece, consolida y acrecienta o demerita y menoscaba el poder. Es, pues, un detonante indispensable.

De ahí, la importancia de rodearse de profesionales de la comunicación que sumen y multipliquen bonos en imagen positiva y de manera especial legitimidad de los votos en el ejercicio del poder.

Indispensable es alcanzar el poder con el mayor bono democrático, mediante las votaciones en las elecciones, pero más importante es consolidar y acrecentar la legitimidad en el ejercicio del poder.

En tales condiciones, es condición sine qua non la visión y sensibilidad del gobernante y servidor público, ingrediente necesario y esencial de carácter más bien obligatorio para que sea posible y funcione correctamente la comunicación política y social.

Viajar a cubrir la información de la XXIII Guelaguetza Familiar e Intercambio Cultural Oaxaca-Estados, la cuarta en la ciudad de los Ángeles, California, nos dio oportunidad de confirmarlo.

En una relación cordial y respetuosa, el mayor y mejor servicio que los comunicadores y periodistas podemos prestar a los hombres y mujeres en el poder, es ser parte de sus ojos y oídos, a efecto que tengan el pulso verdadero de lo que en realidad ocurre y se dice de ellos.

A través del programa de reunificación familiar para migrantes "Guelaguetza Familiar e intercambio Cultural Oaxaca-Estados Unidos", se ha logrado reunir a las y los migrantes, radicados en Estados Unidos, con sus padres a quienes no ven desde hace 20 años o más. 

El Gobierno del Estado, mediante el Instituto Oaxaqueño de Atención al Migrante, es el encargado de recibir las solicitudes de trámite de aquel o aquella persona que fungirá como embajador cultural, permitiendo compartir con familiares sus costumbres, lengua, tradiciones y gastronomía. Al día de hoy con el programa, se ha beneficiado a alrededor de 400 personas mayores visitando los Ángeles California y San Francisco, en los Estados Unidos de América.

En este sentido, derivado de la última edición del programa "Guelaguetza Familiar", realizada este mes de febrero, y luego de conocer la petición hecha en video por el oaxaqueño Nomeil Cruz, radicado en los Ángeles California, la señora Ivette Morán de Murat, Presidenta Honoraria del Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF) Oaxaca, con gran sensibilidad, llevó a cabo las siguientes acciones:

Se ha puesto en contacto de manera inmediata con la licenciada Aída Ruiz García, Directora General del Instituto Oaxaqueño de Atención al Migrante (IOAM), solicitando de manera atenta y respetuosa, establezca contacto con el oaxaqueño Nomeil Cruz, para orientarle, acompañarle y tratar de llevar a cabo un trámite satisfactorio.

El fin es que a la brevedad sus padres, el señor Daniel Cruz Bernardino y la señora Virgen Ramírez Cruz, puedan participar en el programa "Guelaguetza Familiar e intercambio Cultural Oaxaca-Estados Unidos", como embajadores culturales y así, cumplir el sueño de reencontrarse con sus padres originarios de Villa Talea de Castro de la Sierra Norte, a los cuales no ha visto por más de 10 años.

El migrante solicitante de apoyo legal para reunirse con su padre y madre es originario del municipio de Villa Talea de Castro, perteneciente al distrito de Villa Alta, localizado en la región de la Sierra Norte del Estado de Oaxaca, y logró ser contactado por Jesús Ugalde, Coordinador de Comunicación del Sistema Estatal DIF Oaxaca. 

En la vida no hay ni buena ni mala suerte, simplemente hay circunstancias favorables o desfavorables, pues resulta que el colega Jesús Ugalde conoció circunstancialmente al taleano Nomeil Cruz al acudir a comer un hot dog en una de las avenidas de Los Ángeles.

Mientras preparaban y aderezaban su "perrito caliente", Nomeil Cruz preguntó a Jesús de dónde era y al decirle que laboraba en Oaxaca con la esposa del Gobernador en la Coordinación de Comunicación del Sistema Estatal DIF y que había acudido a la Guelaguetza Familiar, le confió que también era oaxaqueño.
Durante la breve plática, sorprendió a Jesús Ugalde al dar los nombres del Gobernador Alejandro Murat y de su esposa, la señora Ivette Morán, y a sugerencia de Jesús Ugalde envió un video a la Presidenta Honoraria del Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF) Oaxaca, pidiendo ayuda para ver a sus padres, a través de la Guelaguetza Familiar, a la que serán incorporados.

Cabe destacar que el migrante taleano Nomeil Cruz es un emprendedor exitoso en Estados Unidos, pues es propietario de quince puestos de venta de hot dog en las principales avenidas de la ciudad de Los Ángeles, pero dado su estatus migratorio, después de diez años no ha podido conseguir visa para sus padres, a pesar de poder pagar los derechos correspondientes.

Detrás de la Noticia
alfredo_daguilar@hotmail.com
director@revista-mujeres.com
@efektoaguila

Las opiniones emitidas en esta columna son responsabilidad de quien la escribe y no reflejan necesariamente la línea editorial de este medio.

zam

Tu opinión es importante

Minuto a Minuto

Minuto a Minuto