Prevención en salud, salida a pobreza franciscana de 4T / En la opinión de Alfredo Martínez de Aguilar

 Por: Alfredo Martínez de Aguilar

* Por razones de gobernabilidad y gobernanza, es un imperativo categórico pasar de las palabras a los hechos en la lucha contra la corrupción, formalizando legalmente las denuncias respectivas.

* Para sobrevivir a la Cuarta Transformación, el Secretario de Salud, Donato Casas, entiende que es indispensable recordar que es infinitamente más barato prevenir que curar las enfermedades.

Los mexicanos se hunden en la pobreza franciscana. Es una más de la imposiciones del presidente Andrés Manuel López Obrador. Ocurre de manera lenta, pero implacable y despiadadamente.

Al fin cristiano pentecostal, Andrés Manuel López Obrador no miente, en todo caso engaña con la verdad. "Si es necesario, iremos de la austeridad republicana a la pobreza franciscana", advirtió.

Salud y seguridad, sobre todo, son dos de los programas sociales más afectados. No importa que tengan prioridad triple "A" por vitales, es decir, verdaderamente son asuntos de vida o muerte. 

Es una abierta contradicción e incongruencia con una de sus principales proclamas "Primero los pobres". ¡Qué más da que se afecte principalmente a los sectores sociales más vulnerables! 

Los recortes presupuestales son, sin duda, irracionales en algunos ámbitos, sobre todo en dos: la salud y en la seguridad. Hay crisis en salud por el desabasto de medicinas para el VIH y el cáncer.

Esta cruel, realidad, a querer o no, guste o no, nos lleva con paso firma a la venezolización. No pasará mucho tiempo para que se profundice la escasez y la crisis humanitaria en México. 

No se trata de ignorar y menos justificar el saqueo provocado por la escandalosa corrupción de la mafia del poder del PRIAN en las diversas instituciones del sector salud en México y Oaxaca.

Corrupción, también de amigos del presidente AMLO como Carlos Lomelí, dueño de laboratorios y distribuidoras de medicamentos, ex candidato a gobernador y hoy superdelegado en Jalisco. 

El mayor problema en el combate a la corrupción en el país, pero sobre todo en el sistema nacional de salud, es que López Obrador no ha pasado de la simple exhibición de los corruptos. 
Por razones de gobernabilidad y gobernanza, es un imperativo categórico pasar de las palabras a los hechos en la lucha contra la corrupción, formalizando legalmente las denuncias respectivas.

Hasta ahora siguen impunes Jorge Enrique Castillo Díaz, Manuel Rodríguez Tenorio, Juan José Álvarez Candiani, Salvador Monroy Rodríguez y Rogelio Hernández Cázares, entre muchos otros.

Tras saquear el Montepío y el Seguro Popular con Gabino Cué, quien invierte en pozos petroleros, Hernández Cázares es hoy director de Pemex Fertilizantes por la amistad con Andy López Obrador.

Sin ser del hampa del periodismo adelantamos que la crisis del sector salud, se ahondará con la desaparición del Seguro Popular que será sustituido por el Instituto de la Salud para el Bienestar.

Frente a esta cruda y descarnada verdad para sobrevivir a la Cuarta Transformación es indispensable recordar que es infinitamente más barato prevenir que curar las enfermedades.

Por su perfil profesional con Maestría en Administración por la Universidad Autónoma Benito Juárez de Oaxaca (UABJO) así lo ha entendido a cabalidad el Secretario de Salud, Donato Casas.

Ello, permite al también Director de los Servicios de Salud de Oaxaca (SSO), entender y definir una hoja de ruta muy clara para optimizar los siempre insuficientes recursos del sector salud.

Sin embargo, enfrenta el permanente golpeteo de quienes equivocadamente le consideran enemigo y, por supuesto, de traidores infiltrados en la propia estructura de la Secretaría de Salud.

Afectados los intereses de las mafias familiares, apoyadas por ex y funcionarios en turno, ex y líderes sindicales, ejercen todos los recursos de presión y chantaje, y no dan tregua ni cuartel.

Por instrucciones del gobernador Alejandro Murat, atinadamente, una de las prioridades de Donato Casas Escamilla en los Servicios de Salud de Oaxaca es prevenir ante todo el cáncer. 

En Oaxaca, las 10 principales causas de muerte por tumores malignos se dan en estómago, mama, próstata, hígado, cuello uterino, bronquios y pulmones, páncreas, colon, ovarios y médula ósea.

En 2018 las 10 principales neoplasias atendidas en el Centro Estatal de Oncología y Radioterapia de Oaxaca (CORO) fueron 112 por cáncer de mama, 75 por cervicouterino, 20 de próstata, 14 linfomas, 10 de recto, 9 de endometrio, 7 por esófago, 7 de ovario, 4 de laringe y 4 por gástrico.

Es vital tener hábitos de vida saludables y prevenir enfermedades que puedan complicar la salud, así como mantener una alimentación balanceada, realizar ejercicio por lo menos cinco días a la semana y acudir al médico en caso de cualquier malestar para evitar la automedicación.

El cáncer es una de las primeras causas de muerte mundial. Sin embargo, está probado que la detección temprana, diagnóstico oportuno y tratamiento adecuado, salvan la vida de enfermos.

Por tal motivo, los SSO realizan de manera permanente jornadas de detección en las seis jurisdicciones sanitarias del Estado, así como capacitaciones para identificar signos de alarma.

Importante que en la 2ª. Semana Nacional de Salud se aplique la segunda dosis contra el Virus del Papiloma Humano a niñas de quinto grado de primaria y de 11 años de edad no escolarizadas.

La vacuna contra el VPH protege contra el tipo 16 y 18, causantes del 70% de los casos de Cáncer Cervicouterino (CACU), padecimiento que representa en la actualidad uno de los retos a vencer, ya que ocupa en la entidad el primer lugar de fallecimientos por neoplasias en las mujeres.

Del 20 al 24 de mayo, mil 389 vacunadores y voluntarios, recorrieron las seis Jurisdicciones Sanitarias para realizar un millón 505 mil 735 acciones, para proteger a la niñez oaxaqueña.

Otro programa trascendente de los SSO es garantizan la atención médica del embarazo, parto, puerperio, control prenatal y emergencias obstétricas en sus unidades médicas de todo el estado.

Hasta la semana epidemiológica número 18 del presente año se reportan, 5 mil 793 embarazos, de los cuales 2 mil 180 corresponden a la Jurisdicción Sanitaria número uno Valles Centrales, mil 195 al Istmo, 510 a Tuxtepec, 767 en la Costa, 296 en la Mixteca y 296 en la Sierra.

De este conteo, se tiene el registro de mil 292 embarazos en adolescentes, de los cuales mil 222 son de 15 a 19 años y 70 en menores de 15 años, informó el Departamento de Equidad de Género y Salud Reproductiva de los Servicios de Salud de Oaxaca. 

Urge un vehemente llamado a los ministros de las iglesias, de los maestros y, sobre todo, de los padres y madres de familia, a sumar esfuerzos y conjuntar voluntades, con imaginación y creatividad, para prevenir los miles de cada vez más tempranos embarazos adolescentes.
Afortunadamente, el Secretario de Salud y Director de los Servicios de Salud de Oaxaca, Donato Casas Escamilla tiene visión y sensibilidad para hacer este urgente llamado, que exige información y educación sexual. Más vale prevenir que lamentar embarazos adolescentes.

Detrás de la Noticia
alfredo_daguilar@hotmail.com
director@revista-mujeres.com
@efektoaguila

Las opiniones emitidas en esta columna son responsabilidad de quien la escribe y no reflejan necesariamente la línea editorial de este medio.

zam
 

Tu opinión es importante

Minuto a Minuto

Minuto a Minuto