Corrupción, sangre y muerte, huella de Romero Deschamps / Alfredo Martínez de Aguilar

Por: Alfredo Martínez de Aguilar

* Al financiar campañas presidenciales del PRI hasta la tercera alternancia el dirigente vitalicio del sindicato petrolero gozaba de total impunidad, a pesar de saquear Petróleos Mexicanos y de encabezar la delincuencia organizada que controla Pemex.

Si existen las maldiciones, una de las peores, es la herencia maldita neoliberal de los caciques sindicales. Son parte intrínseca de la mafia del poder del PRIAN. Carlos Antonio Romero Deschamps, es el prototipo paradigmático.

Otros casos son Víctor Fuentes del Villar, dirigente del Sindicato Único de Trabajadores Electricistas de la República Mexicana (SUTERM) y Víctor Flores Morales del Sindicato de Trabajadores Ferrocarrileros (STFRM).  

También hay casos muy conocidos de la izquierda en el PRD y Morena. Ahí están los dirigentes de la CNTE, Elio Bejarano Martínez, Jesús Martín del Campo y Teodoro Palomino; y Martín Esparza Flores, del Sindicato Mexicano de Electricistas (SME).

Al renunciarlo del Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana (STPRM) Romero Deschamps deja tras de sí una herencia maldita de corrupción, sangre y muerte, resultante de la brutal represión ejercida a lo largo de 26 interminables años.

Sus cuentas bancarias han sido bloqueadas al igual que las de su esposa Blanca Rosa Durán Limas y las de su hija Paulina Romero Durán, quienes presentaron demandas de amparo contra las órdenes de aseguramiento, bloqueo o inmovilización de cuentas.

El saqueo a la empresa productiva del Estado Petróleos Mexicanos suman miles de millones de dólares y miles de trabajadores disidentes muertos, desaparecidos, discapacitados por las salvajes golpizas recibidas, además de los despedidos injustificadamente.

Romero Deschamps, de madre oaxaqueña, convirtió al STPRM en un poderoso cartel del crimen organizado, cuyos grupos de sicarios han desaparecido probablemente a miles de disidentes. Ser renunciado era una jugada muy cantada.

Al financiar campañas presidenciales del PRI hasta la tercera alternancia el dirigente vitalicio del sindicato petrolero gozaba de total impunidad, a pesar de saquear Petróleos Mexicanos y de encabezar la delincuencia organizada que controla Pemex. 

Salvo la Presidencia de la República, las Secretarías de Gobernación y Hacienda, vía la Unidad de Inteligencia Financiera del Sistema de Administración Tributaria (SAT), nadie sabe el monto saqueado por Romero Deschamps.

En el 2000 se conoció el escándalo electoral del Pemexgate. El Instituto Federal Electoral registró un desvío de 1500 millones de pesos de los fondos sindicales en apoyo a la campaña presidencial del candidato priista Francisco Labastida, derrotado por Fox. 

En 2003 la Procuraduría General de la República (PGR) inició un proceso judicial por el delito de peculado electoral. Sin embargo, el proceso fue suspendido en 2006 por falta de pruebas. 

De manera explicable por las amplias redes de complicidad tejidas por el dirigente del Sindicato de Trabajadores Petroleros, en 2011 el proceso fue dado por finalizado de manera inapelable.

Romero cuenta con numerosas acusaciones en su contra por diversos delitos, incluyendo delincuencia organizada, fraude, extorsión, enriquecimiento ilícito y tráfico de influencias. 

Según reportes de inteligencia, dichos crímenes han sido frecuentemente cometidos con la complicidad de miembros de la élite política mexicana del PRI, del PAN y del PRD. 

Durante el priato, los miles de trabajadores petroleros disidentes terminaron por convencerse que por la vía sindical y legal era totalmente imposible derrotar a Carlos Antonio Romero Deschamps. 

Los miles de trabajadores petroleros disidentes en las 36 secciones sindicales esperaban que con el triunfo der Andrés Manuel López Obrador se repitiera su destitución, mediante un golpe de mano tipo "quinazo".

Lo peor de todo es que durante la transición presidencial los miles de trabajadores petroleros disidentes, fueron traicionados por Roberto Campa Cifrián, Rocío Nahle García y Olga Sánchez Cordero.

Las dos entonces senadoras del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) nombradas Secretarias de Energía y Gobernación, se aliaron con el ex Secretario del Trabajo para apoyar a Romero Deschamps.

No hubo "romerodeschampsnazo", pero la soberbia por perpetuarse en el poder lo perdió y obligó a los disidentes a crear el sindicato PETROMEX al cobrar plena vigencia los convenios 87 y 98 sobre libertad sindical de la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

Lo más preocupante para el líder nacional del STPRM es que el destino de la globalización finalmente le alcanzó con la derrota presidencial del PRI al perder un juicio multimillonario en Texas.

Una corte de Houston, Texas, ratificó un fallo de un gran jurado contra el Sindicato de Petroleros que otorga a la empresa texana Arriba Limited el derecho a recuperar del sindicato, por cualquier vía legal, daños por millones de dólares derivados de incumplimiento de contrato.

En 1984, el sindicato se comprometió a vender a 6 millones de barriles de petróleo que nunca fueron entregados, el fallo especifica que la empresa texana tiene derecho a hacer cumplir el dictamen en cualquier lugar del mundo, y por la vía legal que sea.

Según los abogados de la empresa Arriba Limited, el monto de la sentencia, fluctúa entre 426 millones de dólares y 1.4 mil millones de dólares, dependiendo del cálculo de los intereses acumulados a lo largo de los 31 años de litigio desde 1988.

alfredo_daguilar@hotmail.com
director@revista-mujeres.com
@efektoaguila

zam

Tu opinión es importante

Minuto a Minuto

Minuto a Minuto