Solalinde, farsante y traidor a las víctimas y a migrantes / en la opinión de Alfredo Martínez de Aguilar

* Reiteradamente ha sido acusado de pederastia por diversos medios y en “encontronazos” con personajes como la presidenta de Alto al Secuestro, Isabel Miranda de Wallace.

(A mi compañero y amigo abogado Juan José Ortiz Hernández, por la lamentable y dolorosa muerte de su padre Juan Ortiz y su madre Guadalupe Hernández, a su hermano, a su primo Carlos Ramírez y demás familiares y amigos. Exigimos a las autoridades que ambos crímenes no queden impunes. Descansen en paz)

Ante la farsa y traición del cura Alejandro Solalinde Guerra, acusado reiteradamente de pederasta, a las víctimas de la inseguridad y violencia, y a los migrantes, cobran plena vigencia las palabras del apóstol Lucas y Mateo:

Guardaos de los falsos profetas, que vienen a vosotros con vestidos de ovejas, pero por dentro son lobos rapaces. Por sus frutos los conoceréis. ¿Acaso se recogen uvas de los espinos, o higos de los abrojos?

Así, todo buen árbol da buenos frutos, pero el árbol malo da frutos malos. No puede el buen árbol dar malos frutos, ni el árbol malo dar frutos buenos. Todo árbol que no da buen fruto, es cortado y echado en el fuego. Así que, por sus frutos los conoceréis.

Al igual que la inmensa mayoría de los activistas de izquierda, Solalinde Guerra es un hipócrita farsante, incongruente, que ha usado a los migrantes para enriquecerse con los millonarios subsidios que presuntamente recibe.

En marzo de 2018, el hoy Obispo Emérito de Veracruz (México), Mons. Luis Felipe Gallardo, aseguró que el sacerdote Alejandro Solalinde “recibe mucho dinero” y tiene prohibido celebrar Misa en su diócesis.

En esa ocasión, Mons. Gallardo dijo que el P. Solalinde “tiene subsidios, y subsidios muy fuertes, tiene economía, tiene dinero".

Pero también es un cura traidor a Dios, seguidor de la Teología de la Liberación y su supuesta opción preferencial por los pobres, a los que igual que sus correligionarios usa como carne de cañón en México y Oaxaca.

Para tratar de quedar bien con el presidente Andrés Manuel López Obrador, hábil y genialmente perverso, Solalinde traiciona a las víctimas de la inseguridad y violencia, se distancia y crítica al poeta Javier Sicilia y a los LeBarón.

"No ha cambiado nada. El Presidente no puede decir esta estupidez: fuchi y guácala. Con esto no estoy llamando a las balas, sino a cuánto Estado tenemos que construir", sentenció Sicilia un año después de López Obrador en el poder.

"El presidente no ha sido empático con el dolor de esta nación ni con sus víctimas", afirmó el poeta, que fundó el Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad tras perder en 2011 a su hijo Francisco de 24 años a manos del crimen organizado.

"Entendamos que no se trata de cuántos abrazos hay que darnos, se trata de cuánto Estado tenemos que construir para enfrentar este terror", puntualiza el escritor ante los más de 30 mil asesinatos en lo que va de año y sobre la política de López Obrador: "Abrazos, no balazos".

Sicilia regresó a la arena pública tras la matanza el pasado 4 de noviembre de tres mujeres y seis niños de la familia mormona Langford-LeBarón. Solalinde arremetió contra el escritor al decir que "no son marchas inútiles, sino propuestas lo que necesitamos ahora".

Al defender a López Obrador Solalinde Guerra calificó como “inaceptable” la postura del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de catalogar a los cárteles mexicanos como terroristas y emplazó a la familia LeBarón, que digan "de qué lado están, sin con México o con Estados Unidos".

"No se vale que la familia LeBarón “vaya a pedir la intervención de un gobierno extranjero, cuando en México el presidente Andrés Manuel López Obrador le ha ofrecido el diálogo", dijo el prelado.

A los 62 años, el fundador del albergue “Hermanos en el camino”, en Ciudad Ixtepec, en febrero de 2007, Alejandro Solalinde chaquetea a los migrantes, a quienes acusa de transportar drogas, al afirmar “son muy importantes, pero la prioridad es México”.

Entrevistado recientemente por el sitio web salvadoreño El Faro, Solalinde defendió al presidente Andrés Manuel López Obrador, y el trabajo sucio que hace a Trump para frenar el paso de inmigrantes que llegan de Centroamérica, al destinar miles de agentes de la Guardia Nacional al sur del país.

Nada de extraño en la conducta del cura Solalinde. Quien traiciona su naturaleza es capaz de traicionar todo y a todos. El 21 ago. 2019 la Presidenta de @altoalsecuestro escribió en Twitter: A usted lo acusan de pederastia, midiendo con la misma que usted mide, entonces SÍ es un pederasta?

El pasado 28 de noviembre el Istmeño Mañanero insistió en su página en tales acusaciones y denuncia que Solalinde tiene su harem con centroamericanos en el albergue Hermanos en el Camino de Ciudad Ixtepec.

https://m.facebook.com/story.php?story_fbid=2570235926402309&id=2266460070113231

El 20 de marzo de 2015 el sitio https://expresionsigloxxl.wordpress.com denunció Acusan al padre Solalinde de abusos sexuales:

Un grupo de padres de familia ha iniciado una protesta a las afueras de la PGR contra José Alejando Solalinde Guerra mejor conocido como “Padre Solalinde” por haber abusado sexualmente de por lo menos 12 niños migrantes en los últimos 2 años.

Los padres de familias señalan que el albergue de Solalinde es usado como motel donde los lugareños pueden acceder a servicios sexuales por parte de las mujeres migrantes  centroamericanas a cambio de 100 pesos, de los cuales 50 son para el “padre”.

También acusan que el mismo Padre Solalinde ha abusado sexualmente de menores que viajan solos pues así evita reclamos de familiares. La mayoría de estos migrantes provienen de países en miseria como Honduras, El Salvador, Guatemala y algunos otros países de Sudamérica.

No es la primera vez que el Padre Solalinde es acusado de pederastia pues fue expulsado de la Iglesia Católica Apostólica y Romana por señalamientos similares desde el año 2000.

 

alfredo_daguilar@hotmail.com

director@revista-mujeres.com

@efektoaguila

Minuto a Minuto

Minuto a Minuto