La decadencia de Oaxaca / En la opinión de Pablo Ramírez Puga

Por: Pablo Ramírez Puga.

No es fácil presentar ante la opinión pública un panorama apocalíptico de nuestro Estado, pero la realidad nos muestra día con día, que no hacerlo sería una irresponsabilidad ante nuestra conflictuada situación.

Entiendo que el gobierno del estado hace esfuerzos por buscar armonía social, con acciones de obras sociales y apoyos a comunidades y municipios de la entidad, empero, todas rebotan ante un clima social álgido que evidencia la incapacidad del gobierno para encontrar soluciones que aminoren tanta anarquía, desabasto, corrupción, inseguridad y violencia.

La cantaleta de utilizar diálogo y más diálogo para crear mesas de negociación y llegar a acuerdos, no ha funcionado y sí, han fomentado los contubernios políticos que esquilman literalmente cualquier presupuesto, por muy histórico que sea considerado.

Ya no sólo son las organizaciones sociales y la Sección 22 quienes ponen en jaque a la sociedad y al gobierno, hay muchas más organizaciones y sindicatos que proliferan a instancias de líderes que buscan negociar prebendas para mantener su aberrante chantaje político. Todos ellos creados por el mismo gobierno, que los consiente y patrocina con fines políticos. Así vemos en el ajo a clérigos, maestros, ex presidiarios que bajo el título de líderes sociales han creado una casta parásita de la pobreza y marginación. Viven, y bien, de los pobres y de quienes padecen injusticias, sin resolverles nada en concreto.

Así vemos hoy la inseguridad y violencia en nuestras  calles y en diversas regiones de la entidad, como también seguimos viendo rezagos ancestrales en diversas comunidades, desabastos de medicinas en el sector salud, tanto en Hospitales como en Centros de Salud, sólo un 25 % se cubre en estos momentos; los trabajadores protestan por los ajustes salariales, la sociedad entera ha entrado en caos porque la operatividad económica de Oaxaca está basada en gran parte en lo que fluye del gobierno y lo que genera el turismo, la famosa "gallina de los huevos de oro" que se ve cooptada, limitada, comprometida y acechada por la ingobernabilidad prevaleciente que año con año tiene que ser negociada porque si no se bloquean eventos (guelaguetza), aeropuertos, carreteras, centro histórico, en fin, toda una parafernalia que se extiende a otras comunidades, como hoy en Juquila, mañana en el Istmo, pasado mañana en la Mixteca, la Cuenca, Valles Centrales, la Sierra Sur o Norte y la Costa.

Diálogos, acuerdos en lo oscurito, paz negociada, todo un cuento de no acabar porque nuestras autoridades temen aplicar la ley y no saben como implementar un pleno estado de derecho, que sólo se disemina en los discursos y arengas políticas.

¿Qué hacer ante tanta decadencia gubernamental y social?

Sólo una cosa, predicar con el ejemplo. Si vas a ser austero, sé austero; si pugnas contra la corrupción, sé honrado y sencillo, nada de ostentación ni de poses populistas; si exiges transparentar, sé transparente; si prometes obras y servicios, cumple; si quieres tener credibilidad, acaba con la impunidad. 

¿Qué acaso no se dan cuenta de que la sociedad está temerosa porque el gobierno se paraliza y cierra llaves sin ton ni son, pero los ahorros no se ven ni se sabe en qué se aplican? Informen.

¿Acaso los recursos del estado sólo sirven para apagar fuegos sociales de la industria del chantaje y la presión política? Sean transparentes.

Eso es lo que todos vemos en el día a día, y por eso también, la sociedad cada vez más se conflictúa y se desboca.

Por todo ello, es tiempo de intentar esa transformación tan cacareada, si el gobierno dice que aplicará la ley, que la aplique y que la observe, nada de mesitas de diálogo y de compromisos que no se consumen, todo ante los ojos de la sociedad y que sea ésta quien demande o sancione a quien no acate lo acordado.

Es un infortunio que Oaxaca, tierra de Don Benito Juárez, que debería ser ejemplo del respeto al derecho ajeno y de paz social, sea la entidad en donde menos se cumple con el apotegma del Benemérito. 

Ya viene la fecha en que se conmemora su natalicio y ahí estarán los discursos, las arengas, las rechiflas y las simulaciones de una transformación que no cuaja en las élites del poder, sólo en las giras de AMLO y en sus entrevistas mañaneras. Pero ¡cuidado!, ese 80 por ciento de aprobación que hoy se tiene, puede trastocarse en rechazo e insurrección, y francamente no sé, ni quiero imaginarme que tan sabio sea un pueblo enardecido y harto…

EXTRACTOS POLÍTICOS:

.- SE RATIFICÓ la constitucionalidad de la Guardia Nacional en los 32 estados de la República… Ya pasa al Ejecutivo para que la proclame y se lleve los aplausos, que deberán de transformarse en hechos, respetando y haciendo respetar la ley…

.- UN JUEZ FEDERAL CONCEDIÓ un amparo para liberar la carretera a Juquila… ¿Y?... Ya ven que el gobernador Alejandro Murat se declaró incompetente en el asunto…

.- VIENE EL 21 DE MARZO el presidente de la República Andrés Manuel López Obrador a Oaxaca… Irá a Guelatao a rendir homenaje al patricio oaxaqueño con motivo de su natalicio… Estará presente el gobernador Alejandro Murat Hinojosa… ¿Habrá otra vez rechifla?...

.- Vox clamantis.

Expresiones
Pablo Ramírez Puga
confusiopuga@hotmail.com

Las opiniones emitidas en esta columna son responsabilidad de quien la escribe y no reflejan 

zam

Tu opinión es importante

Minuto a Minuto

Minuto a Minuto