La gallina se secó, ¿y los “gallinazos”, cuando?..: @polram49

Las referencias alegóricas que ha utilizado el presidente Enrique Peña Nieto para tratar de explicar las alzas en la gasolina y combustibles, siguen siendo desafortunadas y peyorativas.

Sobre todo para un país que desde que el entonces presidente de la República, Lázaro Cárdenas, decretó la expropiación petrolera el 18 de marzo de 1938, la paraestatal ha sufrido no sólo del despilfarro de recursos, sino del saqueo de líderes petroleros, funcionarios y políticos que, en verdad, son los responsables de haber secado a la “gallina de los huevos de oro” de México.

Si Peña Nieto parafraseó al respecto para explicar lo inexplicable, nuevamente omitió aclarar el por qué se secó la “gallina de los huevos de oro”.

Y eso es tanto como reconocerse cómplice de la depredación de PEMEX, que tuvo que pasar de líderes como Joaquín Hernández Galicia, la famosa “Quina”, y el actual, Carlos Romero Deschamps, quien no sólo continuó con el saqueo a Pemex, sino que además ha sido legislador 5 veces por la vía plurinominal (3 veces diputado y 2 veces senador); más de 20 años de impunidad en las que ha sido acusado de delincuencia organizada, fraude, extorsión, enriquecimiento ilícito y tráfico de influencias.

¿Será llamado a cuentas como hizo con “La Quina” Carlos Salinas de Gortari?

Pues, salvo que Romero Deschamps cometa alguna indiscreción o bravata, será alcanzado por “la justicia” de Peña Nieto, lo que olería a una justificación tardía a través del clásico “chivo expiatorio”.

Los “gallinazos” que secaron a la gallina aún siguen tan campantes y si los alcanza la ley, tendría que ser una verdadera cacería de brujas que no dejaría títere con cabeza, lo que vendría a denigrar aún más el de por sí denigrado sistema político mexicano.

Pemex no se acabó, ni se secó sólo, lo secó toda esa gama de corrupción política-sindical que aún persiste y que hoy brota purulentamente en todos los niveles de gobierno.

Se acabaron el petróleo, como también están en vías de acabarse nuestros recursos mineros, madereros o marítimos; sin embargo, aún persisten toda una gama de recursos que no han sabido explotarse y administrarse y que deben aflorar ahora, precisamente cuando nuestro país está tocando fondo y enfrentando no sólo amenazas de la globalización, sino de nuestro vecino del norte.

Ante tal panorama político, económico y social, ¿Es la oportunidad de la izquierda mexicana? Yo lo dudo, pues son cangrejos del mismo costal.

Lo conducente sería un cambio radical en nuestro sistema político y de gobierno, en donde la democracia no sólo alcance a grupos privilegiados, sino a la participación de todos. ¿Seremos capaces de cambiar?….

 

Oaxaca de Juárez, Oaxaca; Martes 17 de enero/2017.

confusiopúga@hotmail.com  rampuga@prodigy.net.mx  

Tu opinión es importante

Minuto a Minuto

Minuto a Minuto