¿AMLO puede o no puede? / En la opinión de Alan Adame

Por Alan Adame 

18 años en campaña permanente, 12 años de fustigar a sus adversarios señalándolos por el fraude y por la construcción de una mafia que a decir de él no está dispuesta a dejar el poder. 6 años de la construcción de un nuevo proyecto de izquierda que lo hace a él su único líder, padre y reivindicación. Capaz de contender una y otra vez, y hasta de constituir un partido político nacional competitivo. La pregunta que queda en el aire es si AMLO puede o no puede con la máxima responsabilidad política de México.

Analicemos juntos tres facetas de un personaje que para muchos es fascinante y para otros repulsivo: Su discurso, su actuar y sus resultados.

El discurso es el rasgo que más ha cambiado de AMLO a lo largo del tiempo, aprendió con los golpes. De aquel que mandaba al diablo a las instituciones, del "cállate chachalaca…" o del que llamaba "prensa fifi" a los medios que lo cuestionaban, nada queda. Hoy su discurso es moderado, incluso ha dicho que sus asesores le han recomendado no pelearse, basta recordar su afirmación "Amor y paz". No obstante, es ideológicamente dúctil, no se ha pronunciado abiertamente sobre los temas de la agenda que verdaderamente son de interés de la izquierda, desconocemos su postura sobre el aborto, las uniones homosexuales y la adopción en parejas del mismo sexo.

El segundo rasgo, su actuar, es ahora pragmático. Quedó atrás aquel líder que establecía una marcada línea entre lo que era "moralmente" aceptable y todo lo demás. De la honestidad valiente, saltó a la rentabilidad fehaciente. No importa si se trata de Elba Esther Gordillo, Napoleón Gómez Urrutia, Rigoberto Salgado, Ricardo Monreal, Manuel Bartlett, Ángel Aguirre, Víctor Romo, Nestora Salgado, todos han quedado libres de culpa; la trayectoria o la reputación quedaron en segundo plano siempre y cuando representen un considerable aporte electoral o económico para el movimiento. ¿Alguna vez pudimos imaginar que AMLO ofrecería amnistía a los delincuentes? ¿Fuimos capaces de anticipar que ofrecería a Peña Nieto y a su gabinete no investigarlos o perseguirlos?    

Sus resultados, son el tercer rasgo a analizar. Estos están caracterizados por una permanente contradicción. Anuncia que cancelará el proyecto del Aeropuerto por supuestos contratos opacos pero reservó la información de las 76 empresas que participaron en la construcción de los Segundos Pisos (Solo se conocen 14 contratos); Dice que terminará con la inseguridad con abrazos y diálogo, pero en 2004 enfrentó una crisis que llevó a miles de ciudadanos a marchar vestidos de blanco por Paseo de la Reforma dado que el 44% de los secuestros del país ocurrieron en la capital; Anuncia que venderá el avión presidencial pero fue captado viajando en un avión privado que ilegalmente prestó servicios de aerotaxi.

Sabemos que en política no hay buenos ni malos, como dijo Gómez Morín no se trata de una batalla entre "ángeles y demonios" pero sí entre proyectos de nación y entre los personajes que los llevarán a cabo. ¿AMLO podría con la responsabilidad? Difícil saberlo, más aún porque -en su caso- no podría gobernar solo necesita de un buen equipo y de la habilidad política para construir con la oposición, ninguna de las dos condiciones hoy está cumplida.  Pero lo que sí sabemos es que nuestra democracia nos permite conocer a fondo su trayectoria, sus decisiones y su desempeño como servidor público. Ha sido un personaje vehemente en su lucha por llegar a la Presidencia y parece que ha asumido como premisa que el fin justifica los medios. Ya veremos si en lo que resta de campaña AMLO no termina siendo (como ya lo ha sido) el peor enemigo de AMLO.  

-

Alan Adame Pinacho es Licenciado en Ciencia Política por el ITAM. Desde 2012 se desempeña como Secretario Técnico de la Comisión de Relaciones Exteriores América Latina y el Caribe del Senado de la República. Cuenta con estudios sobre Comunicación Política por la George Washington University, ha sido colaborador invitado en medios de comunicación y ganador el Concurso Acciones para el Crecimiento organizado por el ITAM y el Periódico El Economista. Twitter: @alan_adame Facebook: alanadame1

Las opiniones emitidas en esta columna son responsabilidad de quien la escribe y no reflejan necesariamente la línea editorial de este medio.

zam
 

Tu opinión es importante

Minuto a Minuto

Minuto a Minuto