Monreal, Nuevo Rubén Aguilar en Palacio Nacional; ¿Y Cuevas? / en opinión de Jesús Michel Narváez

Salir a la palestra para decir que el Presidente quiso decir es un refrito de la forma en que Rubén Aguilar desenredaba la madeja.

Para el jefe político de Morena en el Senado de la República, el mensaje presidencial que habló de un “golpe de estado” fue una vacuna.

“Lo que advirtió es una vacuna contra posibles mini conspiraciones”.

Sin solidez de argumentos y solamente repitiendo lo que su jefe habla, Monreal se lanzó al vacío de nueva cuenta. Hay grupos económicos “que se sienten lastimados” o grupos de interés que se sienten desplazados y que ya no están gozando de los privilegios del pasado, “son mini grupos”.

Para que no quede duda de a quién obedece y busca salvaguardarlo a toda cosa, el senador dijo: “el Presidente de la República tiene los hilos de la gobernabilidad, lo conozco muy bien y considero que está tomando decisiones que él siente que lastiman a sectores económicos del pasado, a quienes beneficiaron en otros sexenios”.

En los hechos, subrayó “está vacunando, está diciendo: no soy ningún ingenuo ni soy títere de nadie. Lo que está diciendo: voy a gobernar con la ley en la mano y con el apoyo popular”.

Monreal, desdeñado por Andrés Manuel López Obrador en el momento de decidir por encuesta la candidatura de Morena a la Jefatura de Gobierno de la Ciudad de México lo que le hizo declarar su intención de dejar al partido, hoy es un escudo más para el residente de Palacio Nacional.

Lea usted si no: Consideró “inédito” (debería ser insólito porque inédito es no publicado) lo que el Presidente hace, y se le cuestionó: “también fue inédito que un general haya alzado la voz”.

Estos grupos, yo los llamo así mini conspiraciones, son grupos de personas que están lastimados por alguna razón pero que institucionalmente no tienen ninguna repercusión, aunque tengan recursos económicos y capacidad de penetración en la redes, en los medios de comunicación. “Algo sabe el presidente que nosotros no sabemos”.

Seguramente López Obrador tiene otros datos y por eso se los exigió Marko Cortés y todavía se encuentra en su mullido sillón esperando la respuesta. Y así seguirá.

Monreal diseccionó el discurso del general Gaytán Ochoa.

“Veo, observo y leo opiniones de generales en retiro, de generales que estuvieron en otras responsabilidades en el pasado y que discrepan de la estrategia que ha implementado el gobierno federal, pero en términos precisos, veo un Ejército leal a su comandante supremo y a las instituciones del pueblo”.

Habría que decirle que nadie ha dudado de la lealtad y patriotismo de los militares, pero eso es harina de otro costal. Lo que irrita a las fuerzas castrenses es que los hagan “chivos expiatorios” en aras de ganar la “simpatía de la gene”. Eso sí es una realidad.

“No se puede dar un golpe de Estado teniendo instituciones consolidadas y la legitimidad de un presidente que está por encima de cualquier prueba coyuntural”. ese es el meollo del asunto.

Las instituciones han sido vulneradas en un afán autocrático de imponer una transformación que no avanza. La corrupción sigue. La violencia aumenta. Y todo lo demás que usted sabe pero el senador ignora.

E-mail: jesusmichel11@hotmail.com, jesusmichelnarvaez266@gmail.com, Facebook: jesusmichel, Twitter: @jesusmichelMx y en Misión, Periodismo sin Regaños lunes, miércoles y viernes de11 a 12 horas por ABC-Radio en el 760 de AM

Tu opinión es importante

Minuto a Minuto

Minuto a Minuto