¿Y la probidad de Felipe Calderón? / en opinión de Claudia Rodríguez

Calderón en la ruina política… no se ven defensores ni a lo lejos

Felipe Calderón prácticamente ha quedado mudo ante las acusaciones que le imputa el Gobierno estadounidense a Genaro García Luna por corrupción y narcotráfico. El expresidente Calderón, quien busca con la conformación de un nuevo partido político insertase en el sistema democrático “a la mexicana”, puede ya dictaminar su propia “muerte política”

Nadie en su sano juicio puede creer que ante las graves acusaciones que se le hacen a García Luna; Calderón apenas logre señalar que de eso, el nada sabía.
¿Acaso era tan ciego el fervor de Felipe a Genaro, que ni siquiera se animó a investigarlo ni “por arribita” cuando no pocas versiones apuntaban de los nexos del segundo con el crimen organizado? ¿O sólo Calderón se hizo de la “vista gorda”?

De cualquier forma, qué clase de mandatario federal fue Calderón, quien nos enroló en una guerra que arrasó víctimas fatales civiles, y ahora sólo atine a decir, que nada sabía del actuar por el que hasta “metió las manos al fuego”.

Calderón defensor de García Luna

Es difícil olvidar que, a finales de 2008, durante una gira internacional por Perú, el mismo Felipe Calderón en su calidad de presidente de México, defendió la labor de García Luna como secretario de Seguridad Pública (SSP), justo un mes después de haber iniciado la llamada “Operación Limpieza” que reveló presuntos nexos del narcotráfico con altos perfiles de funcionarios públicos del mismo Gobierno federal.

Calderón fue puntual al señalar que no había duda alguna de la probidad del titular en la SSP o de otra forma, no estaría al frente de dicha institución.

Con la Operación Limpieza se detuvieron, arraigaron e investigaron a funcionarios y para entonces ex funcionarios de la Procuraduría General de la República (PGR) y de la misma SSP, de los que se dijo, existían serias sospechas de colaboración con el crimen organizado.

Si no somos narco Estado

Por los datos de prueba en contra de García Luna que tiene frente a sí un Tribunal judicial estadounidense, todo parece indicar que se señalaba e investigaba a quienes no corrieran los mismos intereses del poderoso titular de la SSP, quien se mantuvo al frente de su cargo los seis años del calderonato en el poder.

Vaya si Felipe Calderón está en aprietos ahora que uno de los hombres de su gabinete con responsabilidades máximas en contra del crimen organizado, se encuentra ahora acusado de participar en el mismo y con la careta institucional.

Este asunto no es para alegrar a nadie. Es lamentable lo que le sucede a nuestro México, y sobre todo la responsabilidad universal de quienes nos convirtieron en un narco Estado, por más que lo pretendan negar.

Acta Divina… Tras un mes de poner en marcha la Operación Limpieza, el entonces presidente de México, Felipe Calderón, afirmaba: “hay que poner las cosas en su justa dimensión (…). Eso no implica, como algunos lo han sugerido, que sean investigaciones dirigidas alrededor o hacia a una persona, y no, desde luego, al caso del secretario García Luna, que tiene una gran capacidad en términos de sus funciones atingentes a la Secretaría de Seguridad Pública”.

Para advertir… Eso de tragarse las palabras o que se reviertan los enunciados, es un trance penoso y hasta culposo para cualquiera.

Pregunta aparte. ¿Tiene Ernestina Godoy ahora como Fiscal de la CDMX la necesaria visión de qué hacer contra el crimen?

actapublica@gmail.com
www.indicepolitico.com

Minuto a Minuto

Minuto a Minuto