Voz ciudadana: Damnificados 19S. Una propuesta para la reconstrucción / En la opinión de Omar Cortés

Por Omar Cortés Macías

A cinco meses de los sismos ocurridos en septiembre de 2017 persisten polémicas referentes a si el dinero de las donaciones y fondos de desastres son suficientes para llevar a cabo la reconstrucción. Para los damnificados, desde el 19s comenzó una cuenta regresiva en la que era muy evidente que las necesidades de apoyo hacia los damnificados permanecería durante meses o años, sin embargo las donaciones día con día disminuirían con riesgo a que estas necesidades quedaran en el olvido. Por tales razones, aún es tiempo de implementar acciones que tengan la capacidad de perdurar durante el tiempo que las personas afectadas se encuentren en calidad de damnificados, dicho proyecto debe tener la capacidad de abonar de forma sustantiva en esta labor.

Dejando de lado la idea paternalista hacia al gobierno, sin que esto implique el hecho de que las autoridades evadan su responsabilidad de acuerdo a su marco normativo de acción, es necesario idear una propuesta que contribuya a la reconstrucción de forma integral. En este sentido, la implementación de proyectos autogestivos tienen el potencial de apoyar de diversas maneras con el cumplimiento del Plan de Reconstrucción de las ciudades y comunidades afectadas.

Mi propuesta consiste en la creación de cooperativas y asociaciones civiles para establecer un modelo de negocio replicable en las zonas afectadas. Uno de los modelos de negocio que pueden aplicarse es el "Súper 19s", con el cual, se aprovecharía la disposición de la ciudadanía para seguir ayudando. Entre los beneficios que se pueden generar con la implementación de los proyectos autogestivos se encuentra:
- Activar la economía de las zonas con la instalación de supermercados bajo el esquema de cooperativas y/o asociaciones civiles, los cuales pueden llamarse "Súper 19S".

- Este modelo busca generar recursos a través de la compra de fruta, verdura, abarrotes y todo tipo de artículos de consumo habitual, por parte de los ciudadanos.

- Las utilidades generadas por el consumo en estos establecimientos se destinarían a la reconstrucción de una zona en específico.

- Se crearía la oportunidad de autoemplear a damnificados que perdieron su patrimonio y no cuentan con fuente de ingresos.

El modelo "Súper 19S" solo se enuncia como ejemplo, ya que el modelo es aplicable para farmacias, restaurantes, tlapalerías, panaderías, etc. De fondo, se buscaría resolver las problemáticas inmediatas de los damnificados así como generar recursos que puedan sumarse a los de los fondos y donaciones para la reconstrucción de viviendas de los afectados.

Para garantizar el manejo transparente de recursos es indispensable establecer una figura fiscalizadora, la cual puede ser conformada por los propios damnificados, autoridades federales y locales, así como por una comisión  de las organizaciones civiles.

El fomento y activación de proyectos autogestivos tendría el potencial de contribuir con recursos para la reconstrucción, de emplear a damnificados, de aligerar la carga a gobiernos y de fortalecer la participación ciudadana.    

-
Omar Cortés, realiza labores de Investigación en el CESOP de la Cámara de Diputados. Pasante de la licenciatura de relaciones internacionales, FCPyS, UNAM. Líneas de investigación: transparencia y rendición de cuentas, fenómenos sociopolíticos nacionales e internacionales. Correo: torrijos_@hotmail.com

Las opiniones emitidas en esta columna son responsabilidad de quien la escribe y no reflejan necesariamente la línea editorial de este medio.

zam

Tu opinión es importante

Minuto a Minuto

Minuto a Minuto