Análisis a Fondo: La inseguridad, al garete / en opinión de Francisco Gómez Maza

Y mientras las confrontaciones seudopolíticas continúan y los improperios y calumnias son el pan de cada día en las pornográficas redes “sociales”, el negocio de los asesinatos en masa mancha de sangre las páginas de los periódicos impresos, y de dolor los corazones conscientes, y la prensa televisada y radial lo usa como gancho publicitario para incrementar sus ingresos, los asesinos, sean narcos o simples matarifes, gozan de la más supina impunidad.

¿De qué sirvió la constitución de la GN, entonces? A lo más que ha llegado es a ser la patrulla fronteriza, que detiene a los migrantes en las puertas del sur del país para congraciarse con el payaso de las bofetadas de la Casa Blanca y apoyar su campaña para reelegirse por otros cuatro años, a costa de engañar a las mayorías ignorantes del electorado estadounidense (Por si no lo sabe, le diré que hay más ignorantes en Estados Unidos que analfabetas entre las clases z de las zonas más marginadas de México)

El digital SinEmbargo acaba de denunciar una masacre en una zona serrana de Sonora, limítrofe con Chihuahua. De acuerdo con el medio citado, Julián LeBarón, activista y miembro de la comunidad menonita LeBarón en Chihuahua, confirmó este lunes pasado que tres madres y siete de sus hijos menores fueron asesinados en un ataque armado en el Rancho La Mora, Bavispe, Sonora.

Al menos seis niños más sobrevivieron, algunos están heridos. Los pequeños lograron escapar de los hechos, y se reportó que al menos una niña seguía desaparecida. Eran tres familias que viajaban en el mismo número de camionetas Suburban desde La Mora, en el municipio Bavispe, Sonora, hacia la comunidad LeBarón, en el municipio de Galeana, Chihuahua. Iban a visitar a unos familiares, dijo Julián LeBarón. Sin embargo, durante el trayecto fueron atacadas por presuntos integrantes de la delincuencia organizada.

“Hemos rescatado a 6 niños, tres están gravemente heridos por las balas y niña sigue desaparecida”, escribió Lafe Langfor a SinEmbargo, en una entrevista vía mensajes.

El activista destacó que el Ejército y la Policía ya se encuentran en el lugar. Se presume que al parecer hubo un enfrentamiento y las familias quedaron en medio: “no sé si hubo una confusión, porque son mujeres y niños que van inocentemente de su casa”, dijo LeBarón.

La zona donde colindan los estados de Chihuahua y Sonora es región que se disputan principalmente dos organizaciones criminales: La Línea, grupo delictivo afín del Cártel de Juárez, y el cártel de Sinaloa, “Los Chapos”, confirmo el Fiscal.
Este es un territorio que por su colindancia con Estados Unidos es proclive “a la actividad de organizaciones criminales dedicadas al tráfico de estupefacientes y al tráfico de migrantes”, explicó el Fiscal.

La comunidad LeBarón ha sido por severamente lastimada por la delincuencia desde hace más de una década. En mayo de 2009, cuando el estado aún era gobernado por el priista José Reyes Baeza Terrazas, el joven Erick LeBarón, de entonces 17 años, fue secuestrado. Sus captores pedían un millón de dólares; sin embargo, la familia se negó a pagar el rescate motivados por la idea de que no alentarían que más casos como ese ocurrieran no sólo en su comunidad, sino en todo el país.

El plagio del joven mormón levantó un fuerte movimiento de protesta. Cientos de ciudadanos de Galeana se trasladaron hasta la Ciudad de Chihuahua para manifestarse contra la inseguridad. Las protestas fueron encabezadas por Benjamín LeBaron, de 36 años de edad, quien luchaba contra la inseguridad, extorsiones y secuestros que vivían los miembros de su comunidad tras la llegada de grupos de la delincuencia organizada.

Ante la presión social que alcanzó el movimiento de LeBaron, los secuestradores dejaron libre a Erick, pero esa lucha costó la vida dos integrantes de la familia: Benjamín LeBarón y Luis Widmar Stubbs, fueron secuestrados y asesinados dos meses después. Luego del asesinato, una manta fue colocada cerca del domicilio de la víctima. En ella se decía que el crimen contra Benjamín ocurrió como represalia por sus movilizaciones y activismo contra de la inseguridad.

En otro escenario, la comunidad wixárika y tepehuana de San Lorenzo Azqueltán, en Jalisco, denunció que el pasado domingo, personas armadas al servicio de un cacique que busca despojarlos de sus tierras atacaron a integrantes de la comunidad, dejando un desaparecido y dos heridos, uno de ellos grave, reportó el Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro (Centroprodh). El clima de terror ha obligado a que muchos comuneros huyan para esconderse.

Asimismo, el grupo habría alcanzado al vehículo donde viajaban las autoridades de la comunidad,” donde golpearon y dejaron en estado grave al comunero Rafael Reyes Márquez quien, tras ser atendido en la propia comunidad fue trasladado a la ciudad de Zacatecas. Se desconoce el paradero de Noé Aguilar Rojas, quien fue golpeado hasta quedar inconsciente y al parecer fue levantado nuevamente y llevado con rumbo desconocido”, agregaron.

En otros escenarios, En Veracruz los desaparecidos llegaron a 10 en 20 días, y Guerrero se ha convertido epicentro de las desapariciones, De acuerdo con reportes periodísticos, de las 570 acciones urgentes a nivel global activadas por la ONU, 356 tienen como país de origen México y de éstas, cerca de 200 provienen de Guerrero.

Tu opinión es importante

Minuto a Minuto

Minuto a Minuto