Aplauso para Evo y Rechifla a los Senadores de Oposición / en la opinión de Jesús Michel Narváez

Por Jesús Michel Narváez

Frente a las presiones sociales por el fraude electoral que le concedió otra reelección, y la recomendación de la OEA, el casi vitalicio presidente de Bolivia aceptó convocar a nuevas elecciones.

“He decidido convocar a nuevas elecciones”, afirmó el mandatario desde el hangar presidencial del aeropuerto internacional de El Alto, ciudad vecina de La Paz. Evo Morales informó que acordó la derogación de todos los miembros del Tribunal Supremo Electoral, al que oposición y comités cívicos acusan de fraude electoral en la victoria que le concedió un cuarto mandato consecutivo hasta 2025

En Quintana Roo,  desde la Laguna de los Siete Colores en Bacalar, el presidente López Obrador expresó su satisfacción por la decisión de Morales basada en evitar la confrontación y la violencia.

“Eso es un triunfo de la democracia, porque siempre hay actitudes, hay afanes autoritarios, querer resolver las cosas con la confrontación y violencia. Y el mejor método para resolver las diferencias es el método democrático, en este caso que sea el pueblo el que decida”, dijo.

Por supuesto no podía dejar pasar la oportunidad de recordar que fue víctima “del robo electoral” en 2006 y aunque pidió el voto por voto y casilla por casilla que tras negarse las autoridades de ese entonces, causó la guerra contra el narcotráfico que “convirtió a nuestro país en un cementerio”.

Omitió reconocer que sí se abrieron paquetes y se recontaron los votos. Eso ya es el pasado. Hoy está instalado en el Poder Ejecutivo y haciendo gala de sus facultades.

Mientras loaba la decisión de Morales, en México prevalece la duda generada por la forma en que se eligió a la nueva presidenta de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, Rosario Piedra Ibarra, y que llevó a las oposiciones en el Senado de la República y a órganos de la sociedad civil, a denunciar el fraude que, por cierto, aparentemente está documentado. El fraude: dos votos. Suficientes para violentar todo el proceso.

Pero ya la nueva servidora pública, que reconoce públicamente su militancia en Morena y su cercanía con el Presidente, recibió los parabienes de López Obrador, quien aprovechó el momento para sepultar el pasado de la CNDH con acusaciones sin fundamente o al menos sin comprobación alguna. Solo su palabra.

Justo cuando habla que la convocatoria para celebrar nuevas elecciones en Bolivia es un “triunfo de la democracia”, el Presidente daría oxigeno no solo a independencia de un Poder de la Unión, sino comenzaría a pavimentar el camino del Estado de Derecho.

Celebrar lo que en otro0s países pasa pero ignorar lo que en el propio ocurre, no parece ser el justo medio que permita reconocer el ejercicio democrático del que tanto se habla en la llamada 4t.

¿Qué necesidad de aplaudir a otros e ignorar a los propios?

Reponer el proceso para la designación de quien presidirá la CNDH no será desdoro. Será congruencia, bueno, eso se presumiría. Pero qué cree: aquí todo está juzgado y requetebién.

E-mail: jesusmichel11@hotmail.com, jesusmichelnarvaez266@gmail.com, Facebook: jesusmichel, Twitter: @jesusmichelMx y en Misión, Periodismo sin Regaños lunes, miércoles y viernes de11 a 12 horas por ABC-Radio en el 760 de AM

Tu opinión es importante

Minuto a Minuto

Minuto a Minuto