Hay Deshonestidad de Morenos: AMLO / en opinión de Jesús Michel Narváez

Sin duda que Andrés Manuel López Obrador es una especie de ente raro. Ha pregonado, diría mejor pontificado, la honestidad como base de su estructura personal y tiene en su cabeza, que no es bodega, temas que lastiman incluso a los de su equipo gubernamental.

Durante su mañanera de ayer respondió una pregunta cuya respuesta debe haber producido enojo en más de uno de sus cercanos colaboradores.

No le quito ni le pongo una coma. Si está mal escrito, así es la versión estenográfica de su conferencia de ayer.

Ante la pregunta de si algunos funcionarios del gobierno de Morena aún tienen vicios del pasado, el presidente López Obrador respondió:

“Ah, cómo no, porque es un proceso de transición, lo nuevo no acaba de nacer y lo viejo no acaba de morir. Entonces, hay prácticas antidemocráticas, hay actitudes de deshonestidad que llevan algún tiempo borrar, pero se va avanzando mucho, además se van a ir dando cuenta propios y extraños de que esto ya cambió.

“Cada vez les estamos avisando, estamos tocando la puerta, estamos mandando correos electrónicos, telegramas, hasta por fax, que ya se acabó el régimen de corrupción, de injusticias, de privilegios, que ya no hay espacio, no hay posibilidad para transar, que ya está prohibido robar.

“Entonces, les cuesta entender la nueva realidad, pero ahí van poco a poco dándose cuenta que no es una moda, que es un cambio de régimen y que no nos vamos a mover ni un paso atrás, ni siquiera para tomar impulso.

“Les diría yo, tenemos prisa para terminar de poner las bases para la transformación. Por eso les decía yo un año, yo creo que hasta lo podemos lograr en menos porque ya falta poco”.

Con un poco de calidad moral y en defensa de su postura personal, López Obrador debería haber despedido y consignado ante la Fiscalía General de la República y en la Secretaría de la Función Pública –uno de los floreros de la administración federal- a quienes no han entendido que “el país ya cambió”.

No hacerlo representa complicidad y el presidente ya no tiene fuero y podría ser sujeto de investigación por el presunto delito de encubrimiento, cuando menos.

No se usted, pero si mi prédica fuera la “honestidad valiente” ya habría dado de baja a los que traicionan mis principios. ¿Doble moral presidencial?… ¿apego al juarismo en cuanto a que los enemigos justicia a secas y a los amigos justicia y gracia? Pregunta que merecería respuesta aunque nunca llegará. Así es el Presidente y su 4t.

E-mail: jesusmichel11@hotmail.com, jesusmichelnarvaez266@gmail.com, Facebook: jesusmichel, Twitter: @jesusmichelMx y en Misión, Periodismo sin Regaños lunes, miércoles y viernes de11 a 12 horas por ABC-Radio en el 760 de AM

Tu opinión es importante

Minuto a Minuto

Minuto a Minuto