El recorte no es chistorete / en opinión de Jesús Michel Narváez

Hacerse el chistoso no lo queda. Porque no tiene gracia para contar gracejadas. Solamente su círculo cercano se ríe o se ríe. Ya saben sus integrantes que la hoja del árbol solo se mueve cuando sopla el “señor” y la respuesta cuando pregunta ¿qué hora es? debe ser inmediata y sin tropiezos: la que usted diga señor.


Y eso que dice no es igual a los de antes.


Decirle a los burócratas que “se asoleen; que no permanezcan con tanto amarillo en la piel, amarillo burócrata”.


Seguramente no sabe que en el ISSSTE ya no hay apoyo para la burocracia y que Trisaste es un ente más seco que las tuberías de Iztapalapa. Por eso andan “amarillo burocrático”.


Claro, como él cada semana se toma baños de sol y de pueblo bueno, hasta parece Luis Miguel por el bronceado tan “parejo” que muestra y que le permite exhibir unos blandos dientes. Claro, él tiene dentista que lo atienda. Porque en el IMSS o el ISSSTE no hay odontólogos capaces. Rapaces sí.


Lo cierto es que informa de la nueva zarandeada, otra sacudida a la mata con lo cual la austeridad franciscana será una realidad: habrá más despidos en la burocracia y háganle como quieran.
Nomás eso faltaba. La palabra divina no se cuestiona. Se acepta con la sumisión de los carmelitas descalzos que no hablan sino con el Señor. Éste sí, Señor.


De acuerdo con sus “otros datos” hubo una instrucción precisa: corran a los directores adjuntos, no a los de abajo. Y admite, cosa rara en él, que hubo despidos injustificados pero… a palo dado ni Dios lo quita.


Para aquellos burócratas, “hartos de los malos tratos, del acoso, de trabajar más horas” y que decidieron abandonar el “Crucero del Amor” en el que disfrutaron de la “corrupción generalizada” para subirse a la Carabela La Pinta porque el capitán haría el milagro de descubrir “el nuevo paraíso”, hoy se truenan los dedos y se pregunta: ¿me tocará a mí?


La incertidumbre mata. Y lentamente.


Pero el señor ya dijo: la proliferación de plazas burocráticas en gobiernos anteriores, particularmente durante la administración de Felipe Calderón Hinojosa y gracias a la enorme disponibilidad de recursos fiscales por los altos precios del petróleo, se incrementaron los puestos de trabajo en el gobierno.


Fue la queja del día: ellos –los gobiernos neoliberales- tenían recursos. Y sin embargo, sus dos presupuestos federales: 2019 y 2020, rebasan y con mucho cinco de Calderón.


Más burócratas a la calle. Será para que se asoleen y no estén con la piel amarilla. Solo que sea por eso. Hay que agradecerle que se preocupe por el color. Usted ya sabe a quién me refiero.


E-mail: jesusmichel11@hotmail.com, jesusmichelnarvaez266@gmail.com, Facebook: jesusmichel, Twitter: @jesusmichelMx y en Misión, Periodismo sin Regaños lunes, miércoles y viernes de11 a 12 horas por ABC-Radio en el 760 de AM

Tu opinión es importante

Minuto a Minuto

Minuto a Minuto