La Pluma de Oaxaca

Conflicto entre Yaitepec y Juquila, una bomba de tiempo

Ayer sábado, elementos de la Guardia Nacional y Policía Estatal de Oaxaca realizaron un operativo conjunto para retomar el control de la seguridad y por supuesto de “El Pedimento” el cual se encontraba resguardado por presuntos pobladores de Santiago Yaitepec. 

El conflicto se origina por disputa de tierras y ya tiene varios años que este paraje ha sido irrumpido por ambos pueblos, además de que los bloqueos carreteros en la zona de El Vidrio han sido constantes en las últimas semanas. 

A todo esto, el Gobierno de Oaxaca pareciera que se le agotó la paciencia y el diálogo optando por desalojarlos por la fuerza a quienes se encontraban bloqueando la carretera, ahora bien, esperemos que esta situación no se salga de control. 

Debemos analizar quiénes o quién tiene metidos los intereses políticos en la zona para crear desestabilización social, hay desde quienes señalan a Morena de buscar el control de la zona, hasta a la propia iglesia católica. Esperemos que las cosas no sean una bomba de tiempo y las cosas se salgan de control. 

Ojo con la comunidad; quienes han mostrado su poder utilizando armas de fuego de grueso calibre y que no se han intimado para nada por la presencia del ejército y la hoy Guardia Nacional. Habría que revisar si los grupos paramilitares o viles delincuentes disfrazados de “luchadores sociales” son detenidos y remitidos a las autoridades judiciales.

Tan bien entrenados tienes eso “luchadores sociales” a la población de Yaitepec, que hicieron creer que una mujer que había fallecido el viernes por una enfermedad, habría muerto a causa del desalojo.

¿Pues de cuánto dinero estamos hablando para pelear tanto El Pedimento?

Oswaldo va por parquímetros en la ciudad

Esta semana, circuló en redes sociales la intención de colocar parquímetros en la capital oaxaqueña; esto para “captar más recursos” y tratar de reordenar el tránsito vehicular. 

Ante el desconocimiento de diversos sectores de la capital, se vertieron diversos cuestionamientos sobre la posible intromisión del ex gobernador Gabino Cué y su ex operador financiero Jorge Castillo quien presuntamente impulsan este proyecto.

Tras esto, el presidente municipal de Oaxaca de Juárez, Oswaldo García Jarquín, rechazó que actores políticos como Jorge "Coco" Castillo estén detrás de la instalación de parquímetros en el Centro Histórico de la capital oaxaqueña.

Explicó que la intención de su gobierno no es crear nuevos impuestos, sino escuchar a la ciudadanía, lo cual dijo ve favorable, porque hay personas que están de acuerdo con este proyecto, el cual aclaró será licitado, buscando el beneficio de la sociedad oaxaqueña.

Estaremos atentos al proceso de licitación pública, por aquello de que luego empresas se crean de la noche a la mañana para ganar jugosos contratos o en algún caso beneficiar a empresas amigas jeje. 

Y aquí una pista... ¿O no Abraham Paz?

Ex secretario de seguridad de Oaxaca con hueso en el Congreso

José Raymundo Tuñón Jáuregui tomó protesta el pasado miércoles como nuevo Director de Seguridad y Resguardo del 
Congreso del Estado. 

El ex titular de la Secretaría de Seguridad Pública durante el gobierno de Alejandro Murat, tomó posesión ante el presidente de la Comisión de Seguridad Pública, Gustavo Díaz y algunos diputados de Morena.

También fue designado como secretario técnico dentro de la Comisión Permanente de Seguridad Pública del poder legislativo de Oaxaca. 

Recordemos que el diputado Gustavo Díaz en un tuit – que segundos después borró- levantó la mano para relevar a Tuñón cuando aún era titular de la SSPO, ahora pareciera que hicieron equipo.

Lo incomprensible, -nos dicen-, es que después del desastroso desempeño al frente de la SSP, la escandalosa corrupción y el hoyo financiero que prácticamente “quebró” a la SSP, este funcionario sea premiado. 

Presupuesto 2020, ¿histórico?

El proyecto de presupuesto presentado por el gobernador a la Cámara de Diputados está por demás digno del análisis. Y es que en la ley de ingresos propuso duplicar el Impuesto al Hospedaje para quedar en 6% y agregar un nuevo impuesto del 4.5% a las bebidas alcohólicas y del 4% a los profesionistas, es decir, que pretenden cobrar más impuestos a médicos, ingenieros, arquitectos, terapeutas, entre otros. 

Aquí lo verdaderamente grave es que esos ingresos excedentes no se reflejan en mejores obras para Oaxaca. Han inyectado recursos incalculables a áreas difíciles de explicar, al propio Congreso del Estado, al Tribunal de Justicia que le asigna 965 millones de pesos, en 2019 fueron 915 millones.

Mientras, a la UABJO le asignan 1,082 millones, sabiendo que la necesidad de la universidad ronda por lo 1,500 millones de pesos. 

En tanto, a la Defensoría de los Derechos Humanos 40,6 millones, al Instituto Estatal Electoral y de Participación Ciudadana  54,7 millones, al Instituto de acceso a la información pública y protección de datos personales 28,2 millones. En todos los casos, no existe incremento alguno, lo que pareciera que al gobierno no le gustan los órganos autónomos y contrapesos. 

En cambio, al Congreso del Estado le asigna para 2020 la cantidad de 418,6 millones, mientras que en 2019 fueron 402,26 millones. 

En 2014, el estado ejerció 66,823 millones de pesos, en 2016 la cifra ascendió a 70,535 y para 2019 se prevén 89,601 millones de pesos. Incrementos importantes, para una economía donde no se notan esos presupuestos tan gigantes.

¿Será que los diputados aprueben con los ojos cerrados esos presupuestos?

Ahí nomás.

Minuto a Minuto

Minuto a Minuto