¿Justicia o impunidad? / EN OPINIÓN DE

“Saber lo que es justo y no hacerlo es la peor de las cobardías”: Confucio.

● ¿Justicia o impunidad?
● Seguridad y crecimiento económico, las promesas pendientes de AMLO
● Carlos Romero Deschamps, ¿a prisión o a casa a disfrutar de lo robado?
● Ante lluvia de amparos por venir a la 4T, sacarán paraguas de Monreal

Ciudad de México, 16 de octubre de 2019.- De acuerdo a lo observado y registrado hasta el momento, las promesas de campaña de Andrés Manuel López Obrador en relación a los dos principales problemas del país, seguridad y crecimiento económico, seguirán pendientes por un largo tiempo, mientras la estrategia central de su administración, el combate a la corrupción, va acumulando serios cuestionamientos, pues al parecer está siendo etiquetada sólo hacia ciertos personajes específicos señalados como adversarios, en su momento, del actual titular del Ejecutivo federal. De ahí surge el cuestionamiento: ¿habrá justicia o impunidad en el caso del líder de trabajadores petroleros Carlos Romero Deschamps?

AMLO señaló debe dejar su cargo en el sindicato para enfrentar las denuncias presentadas en su contra ante la Fiscalía General de la República (FGR), en donde, confirmó, hay dos denuncias en su contra, por un presunto lavado de dinero del dirigente petrolero y familiares por alrededor de 74 millones de pesos, a través de operaciones en tarjetas bancarias y dinero en efectivo, entre el 2012 y 2018. ¿Y en el caso de Eduardo Medina Mora, se investigará hasta el fondo y se actuará en consecuencia? ¿O sólo debemos conformarnos con puros “charales” –con Rosario Robles al frente como única trucha- durante la pesca de la Cuarta Transformación en el lago de corrupción dejado por los últimos gobiernos priístas y panistas?

En el caso de la seguridad, después del informe donde Alfonso Durazo, secretario de Seguridad y Protección Ciudadana, admite “no hay nada que presumir”, esto se confirmó de inmediato con la emboscada a policías de Michoacán, en el municipio de Aguililla, donde fallecieron 13 oficiales y nueve más resultaron heridos; y un día después con el enfrentamiento en Tepochica, municipio de Iguala, Guerrero, donde al menos 15 personas resultaron muertas, entre ellas un militar. Las declaraciones sobre el particular de la responsable de la política interna del país, Olga Sánchez Cordero, son verdaderamente lamentables y de pena ajena.

El Consejo Ciudadano para la Seguridad Pública envió una carta a AMLO para exigirle cambiar la estrategia –en el caso de existir alguna-, ante el incremento de los índices de inseguridad y la “impunidad” para la actuación de los grupos criminales. En una misiva, advierte al Presidente: “se esta minando la gobernabilidad en muchos municipios. Es ya objetivo de seguridad nacional cambiar la estrategia”. En conferencia, José Antonio Ortega, presidente de ese Consejo, subrayó no hay un solo indicador el cual genere confianza en que la estrategia va a dar resultados. “Tiene que haber un cambio… lo que decimos hoy es así no Presidente, así no va a lograr pacificar al país, así no va a lograr que haya tranquilidad, que haya Estado de Derecho, los mexicanos vivimos en zozobra”, reclamó.

Ortega, al ser cuestionado sobre el ataque en Aguililla, Michoacán, el cual dejó 13 policías estatales muertos, consideró el problema es que no se combaten más “milicias” de los cárteles. “No hay voluntad política del Presidente de combatir las milicias privadas de los grupos criminales y ahí se enfoca gran parte del problema”, advirtió y explicó: “esas milicias que ayer aniquilaron a 13 policías, que incendian bares en Coatzacoalcos, que cobran derecho de piso hasta a tortillerías en Celaya, esas milicias privadas tienen que ser combatidas porque son las que nos están causando el mayor daño en la seguridad”.

Esto es confirmado por el propio titular del Ejecutivo federal, quien en su conferencia de prensa mañanera de este miércoles llamó a abandonar las armas tras el enfrentamiento registrado el martes, entre civiles y militares en Iguala, el cual dejo un saldo de 15 muertos. “No queremos enfrentamiento, violencia, vuelvo a hacer un llamado a que se abandonen las armas, no queremos que con la violencia se resuelvan los problemas”, dijo en Palacio Nacional. López Obrador aseguró se va a pacificar al país. “Lo vamos a lograr, nada más que son inercias, se dejó crecer mucho este problema y vamos a buscar resolverlo”, prometió.

AMLO, debemos destacar, no inició la “guerra al narco”. Felipe Calderón fue obligado por Estados Unidos a iniciarla tras la firma de los acuerdos en Mérida, para lograr alcanzar un poco de legitimidad negada en las urnas.
Rumbo a Los Pinos, Enrique Peña Nieto prometió parar la guerra, pero no cumplió sus compromisos y siguió la conflagración, de un solo lado, y favoreciendo a ciertos cárteles. López Obrador también prometió en campaña presidencial concluir esta conflagración de aparente baja intensidad y detener la ola de violencia. A la fecha, no ha podido cumplir ninguno de esos compromisos, pero, dice, está ocupado en ello…

CRECIMIENTO… PEDIENTE HASTA… QUIÉN SABE

Respecto a la economía de México, mientras sigue en el Congreso la discusión de las modificaciones al Proyecto Económico para 2020 presentado por Arturo Herrera, titular de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, donde no se han escuchado las voces de los sectores productivos quienes amenazan con interponer un juicio de amparo contra la reforma penal fiscal y recurrir incluso ante instancias internacionales a expresar sus inconformidades, calificadoras internacionales recortaron nuevamente su expectativa del crecimiento para el cierre de este año. Moody´s la bajó de 0.5 por ciento a 0.2%, en línea con los estimado por la OCDE, el Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional (FMI), ante el mayor deterioro de la actividad productiva durante el primer semestre, resultado de una mayor debilidad del consumo privado y la inversión.

Otras instituciones financieras y organismos internacionales han hecho recientemente revisiones a la baja a los pronósticos de crecimiento para la economía mexicana. De acuerdo a un sondeo de Bloomberg, el banco británico Standard Chartered prevé una contracción de 0.1 por ciento para este año; el banco suizo UBS y Finamex Casa de Bolsa tienen una expectativa de crecimiento de 0.1 por ciento. También recientemente la OCDE, el Banco Mundial y el FMI recortaron sus pronósticos para el presente año a un nivel cercano al 0.5 por ciento.

La debilidad de la economía mexicana se asocia con una política monetaria estricta, la escalada de los costos para acceder a crédito y la lenta ejecución del gasto público, pero también hay incertidumbre sobre algunas de las reformas estructurales y eso, evidentemente, puede tener un impacto serio en la inversión, y lo ha tenido, sostuvo en conferencia de prensa Gian Maria Milesi-Ferreti, director adjunto del Departamento de Investigación del FMI.

En conclusión, este año no tendremos crecimiento económico y de milagro no caeremos en recesión.

¿A PRISIÓN O A CASA A DISFRUTAR DE LO ROBADO?

El diario Reforma adelantó: “Alistan fin de la era Romero Deschamps”, e informó fuentes cercanas al líder sindical petrolero indicaron éste analizaba dejar anticipadamente el liderazgo del Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana (STPRM), pues en diciembre de 2017 había sido reelecto para cumplir un periodo más el cual finalizaría en 2024. A la fecha lleva 26 años de encabezar ese gremio. Y en su mañanera conferencia de prensa, el presidente López Obrador consideró el martes debería dejar su cargo para enfrentar las denuncias en su contra presentadas ante la Fiscalía General de la República (FGR). Y el miércoles confirmó existen (sólo) dos denuncias contra el líder petrolero relacionadas con ingresos y obtención de recursos.

A lo largo de este año, los desencuentros de Romero Deschamps con la administración de López Obrador fueron evidentes: el 18 de marzo pasado, no fue convocado a la ceremonia por el 81 aniversario de la Expropiación Petrolera y no participó en la comida oficial de líderes sindicales con el Presidente por el Día del Trabajo en Palacio Nacional. El 9 de julio, fue testigo de la detención de su abogado Juan Collado, mientras ambos comían en un restaurante de Las Lomas, lo que debió haberlo llevado a poner sus barbas a remojar y a limpiar el cochinero en el STPRM.

Romero Deschamps ha sido intocable en los últimos cinco sexenios de Carlos Salinas de Gortari, Ernesto Zedillo, Vicente Fox, Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto, a pesar de estar inmerso en denuncias penales por las millonarias transferencias recibidas de parte de Pemex, su irregular manejo, y para sufragar su contrato colectivo de trabajo. El mayor escándalo lo es sin duda el denominado “Pemexgate”, acusación de la primera administración panista federal, por un desvío de mil 100 millones de pesos desde el sindicato petrolero a la campaña del priísta Francisco Labastida Ochoa en las elecciones presidenciales de 2000, pero fue exonerado. A la fecha, acumula diversas denuncias de los propios trabajadores petroleros sobre el mal uso de los fondos del gremio, las cuales no han sido concluidas por las autoridades judiciales correspondientes, contribuyendo a su leyenda negra de impunidad.

¿Ahora si habrá justicia o seguirá impune?

Al escribir estas líneas, líderes sindicales de las (36) secciones del sindicato petrolero se reunieron en la sede del gremio en la colonia Guerrero en asamblea nacional extraordinaria “de carácter urgente” y a puerta cerrada, luego de conocerse la dimisión de Carlos Romero Deschamps, quien encabeza el evento y enfrenta presuntamente nueve denuncias ante la FGR, algunas de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) y una de la Secretaría de la Función Pública. Entre los nombres que se manejaban en los pasillos del gremio para sucederlo sonaban los de Manuel Limón, secretario del Interior, y Fernando Navarrete, del Comité de Vigilancia.

DE LOS PASILLOS

El Consejo Coordinador Empresarial (CCE), organismo cúpula del sector privado, acusó al Congreso de no haber incluido ninguna de las inquietudes de los diversos sectores de la sociedad en la reforma fiscal penal aprobada este martes en San Lázaro, y dijo las consultas fueron una simple formalidad y una simulación. El CCE aclaró apoya la lucha contra la ilegalidad y la defraudación fiscal. “La emisión o compra de facturas con operaciones simuladas es una práctica ilegal y se debe aplicar todo el peso de la ley”, pero insistió en que la falta de precisiones en la misma genera un temor entre las empresas formales, por lo que pidió a la autoridad “que sean sensibles” en la aplicación de ésta. A su vez, la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) advirtió podría interponer un juicio de amparo contra la reforma penal fiscal. Reginaldo Esquer Félix, presidente de la Comisión Nacional Fiscal de la Coparmex, consideró excesivo se tome la emisión de facturas falsas como amenaza de seguridad nacional, pues si bien afecta la recaudación tributaria, no pone en riesgo la estabilidad financiera ni económica del país. Por eso, aseguró, esta reforma puede ser cuestionada por su inconstitucionalidad.

Por la inminente lluvia de amparos que se viene a la administración federal de la Cuarta Transformación, por las reformas y expedición de diversas leyes, sobre todo en materia fiscal y penal, así como por la construcción de magnas obras de infraestructura como el Tren Maya, en el Senado de la República meterán sin duda alguna el acelerador para sacar adelante la reforma constitucional a la Ley de Amparo promovida por el zacatecano Ricardo Monreal, a fin de sancionar a quienes ejerzan la profesión de la abogacía procesal de manera indebida, tratando de obtener ventajas procesales al presentar testigos o documentos falsos, entorpecer o distorsionar deliberadamente el proceso jurisdiccional. La propuesta de Monreal, calificada por especialistas jurídicos como innecesaria pero acorde a los tiempos políticos actuales, consiste en adicionar un artículo 260 bis a la Ley de Amparo, en la cual establece que “el abogado que participe en el proceso materia de la Ley de Amparo, que incurra en este tipo de faltas, será sancionado por el Consejo de la Judicatura, a través de una amonestación verbal o escrita, suspensión temporal de ejercer la profesión e inclusive con la cancelación definitiva de la cédula profesional”.

El hombre más acaudalado del país, Carlos Slim, presidente de Grupo Carso, confirmó tiene interés en participar en la construcción de un tramo del Tren Maya. El gobierno federal va a dividir en licitaciones por tramos el tendido de ese proyecto, y él está interesado en el trecho de Coatzacoalcos, Veracruz, a Mérida, Yucatán. También reveló: “hay otro tramo que lo van a hacer en Cancún, ese no sabemos qué va a pasar, y en Istmo no sabemos qué se va a hacer”, con lo cual sigue la incertidumbre sobre esa magna obra en tierra quintanarroense y en Oaxaca, pues todavía no se tiene determinada ni siquiera la ruta a seguir, mucho menos el resto del proyecto. Van en realidad muy lentos y con muchos obstáculos a superar, sobre todo con los dueños de los terrenos en donde se habrá de tender -quienes al parecer ni siquiera han sido consultados formalmente-, con los impactos ecológicos y sociales, además de los económicos.

Lo invitamos a visitar nuestra página www.liliaarellano.com
Esperamos sus comentarios al correo: Lilia_arellano@yahoo.com;
Facebook.com/Liliaarellanooficial – Twitter @Lilia_Arellano1
Disfruta de los programas que tenemos para ti en nuestro canal oficial de
Youtube.com/liliaarellano

Tu opinión es importante

Minuto a Minuto

Minuto a Minuto