Las plantas de tratamiento de Juanita Cruz / En opinión de Horacio Corro Espinosa

“No vamos a encubrir ni proteger a nadie, no vamos a solapar la deshonestidad de ningún servidor público municipal.” Estas fueron las palabras de la Presidenta municipal de Huajuapan, Juanita Cruz Cruz, en su primer informe de gobierno.

A pesar de estas palabras disfrazadas de honestidad, rectitud, pureza, etcétera, Juanita Cruz, omitió hablar de los compromisos económicos que tiene con su gente, con su familia y con sus compromisos políticos. Ella cree, al igual que sus asesores, que todo lo que tenga que ver con el ramo 28, no tiene la obligación de informar ni de transparentar porque es como su dinero. Ojalá entienda que es un recurso de la gente, de la ciudadanía.

En cuestión de dinero no debe haber medias tintas ni verdades a medias. Todos sabemos que quien oculta verdades, oculta injusticias para su pueblo.

Ella no mencionó nada de las 3 plantas de tratamiento de aguas negras que acabó de construir, ni tampoco hizo referencia de la demolición del reclusorio regional de Huajuapan.

Es probable que estas obras nunca pasen por cabildo, pero sí, en una sesión de cabildo extraordinario, donde no haya medios para que éstos no se enteren de nada.

Juanita Cruz hizo tres plantas de tratamiento de aguas residuales o aguas negras, de las cuales no informó. Éstas se encuentran ubicadas en la Colonia del Maestro, en la Escuela Valerio Trujano. Y en la agencia Agua Dulce.

  • La de la Colonia del Maestro, tiene un costo de 1 millón 250 mil pesos. Aquí hay que agregarle 1 millón de pesos del drenaje. El costo total fue de 2 millones 250 mil pesos.
     
  • La Planta de la Escuela Valerio Trujano, tuvo un costo de 570 mil pesos, más 350 mil del drenaje. El total es de 920 mil pesos.
     
  • La planta de Agua Dulce, con un costo total de 2 millones 473 mil 812 pesos con 16 centavos.
     

Las tres plantas tratadoras de aguas negras están ubicadas a las orillas de barrancas, pero ninguna de estas tiene permisos de Conagua, ni tienen los estudios de calidad de agua, ni tampoco estudios de impacto ambiental.

Las tres no cumplen con ninguna norma. Son plantas que, en otros municipios, al igual que en Huajuapan, solo han servido para disfrazar que se trabaja, pero en realidad no sirven para nada.

A reserva de una segunda entrega, les diré un dato: Una planta similar a estas fue a inaugurar el gobernador a la zona de la Costa, y en plena inauguración, Alejandro Murat, quedó mal, ya que la famosa planta no sirvió para nada. Con una simple cantidad de cloro que llegó al lugar mató su funcionalidad. Entonces, si el cloro es el problema, ¿cómo podrá Juanita controlar este elemento químico antes de que llegue a la planta?

Vistas las cosas desde aquí, a ojo de pájaro, parece que la honestidad que cacaraqueo la presidenta en su informe, está en duda.

 

Twitter: @horaciocorro

Facebook: Horacio Corro

horaciocorro@yahoo.com.mx

Tu opinión es importante

Minuto a Minuto

Minuto a Minuto