Germán Tenorio es revisado administrativa y penalmente

Tiempo Digital
 
A de 40 días de haber concluido la administración de Gabino Cué Monteagudo, la Secretaría de la Contraloría y Transparencia Gubernamental prepara la ruta jurídica para proceder administrativa y penalmente contra empresas que el sexenio pasado fueron proveedoras de la Secretaría de Salud de Oaxaca (SSO), así como contra el ex titular de la dependencia, Germán Tenorio Vasconcelos, quien a pesar de haber renunciado al cargo en el 2015, con una inhabilitación en su contra de 103 años, continuó en la nómina como servidor público hasta el 2016.
 
La ASF hará públicas en el mes de abril del 2017, las irregularidades en que incurrieron los funcionarios de Gabino Cué Monteagudo en los dos últimos años y que de acuerdo a la Secretaría de Salud de Oaxaca, superan los 10 mil millones de pesos.
 
El trabajo conjunto de la Secretaría de la Contraloría y la Auditoría Superior de la Federación (ASF), así como la Auditoría Superior del Estado (ASE), permitirá al gobierno estatal y federal retomar procedimientos a los que se dio “carpetazo” en el gobierno de Gabino Cué.
 
También se informó que el Estado prepara un paquete de inhabilitaciones y procedimientos administrativos contra ex servidores públicos que en dependencias como la Secretaría de Salud, la Secretaría de las Infraestructuras, Secretaría de Seguridad Pública, Caminos y Aeropistas de Oaxaca y la Secretaría de Administración, entre otras, incurrieron en irregularidades.
 
Actualmente también se investiga la operación de varias empresas que, incluso, fueron promovidas desde el mismo sindicato de los Servicios de Salud de Oaxaca.
 
El gobierno estatal incluso retomó parte de las investigaciones realizadas por la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) que encontró hace 2 años cientos de toneladas de medicamentos apócrifos enterrados en una bodega de la Secretaría de Salud, al oriente de la capital.
 
Curiosamente, en el sexenio pasado las indagatorias iniciaron no por el fraude en la compra de medicamentos, ni por el quebranto financiero, sino porque al ocultarse en el suelo podrían provocar algún tipo de contaminación a los mantos freáticos.
 
Ello llevó al gobierno estatal a buscar un nuevo esquema de protección para la compra de medicamentos, por lo que a partir de este sexenio, para generar más ahorros, se tiene previsto que el Gobierno Estatal a través de la dependencia federal, participe en las compras consolidadas de medicamentos, como ocurre en otros Estados y que en Oaxaca tiene su mejor ejemplo en la delegación del Instituto Mexicano del Seguro Social, misma que únicamente recibe los medicamentos sin que los funcionarios tengan que realizar licitaciones y adquisiciones.
 
Actualmente, de acuerdo con fuentes de la misma dependencia, se realizan investigaciones contra varias empresas farmacéuticas, entre ellas Farmacias Fénix, Farmacias Phoenix, Intercontinental y Medicamentos del Pacífico, entre otras, mismas que forman parte de las indagatorias a lo largo del sexenio.
 
Tras el ejercicio adelantado del presupuesto 2016 en el gobierno de Gabino Cué, en el Sector Salud, la actual administración tiene previsto la llegada de las primeras aportaciones y participaciones del gobierno federal a partir del cuarto mes del año.
 
El primer escenario que encontró la actual administración en la dependencia que encabezó Germán Tenorio fue de anarquía y desorden administrativo, con un subejercicio de casi 2 mil millones de pesos y servicios deficientes que no se reflejaban en las cuentas trimestrales entregadas al Congreso local.
 
La justificación apresurada de un presupuesto de casi 7 mil millones de pesos en el 2016, despertó las sospechas de la Secretaría de la Contraloría, luego de que originalmente el presupuesto autorizado para el sector salud no superaba los 3 mil millones de pesos y que sólo se justifica con las transferencias que le hacía el gobierno de Gabino Cué desde la Secretaría de Finanzas.
 
Los mismos diputados de la LXII Legislatura, entre ellos el priísta Manuel León Sánchez; la perredista Eva Diego; la panista Leslie Mendoza y la petista Rosa Elia Romero, entre otros, señalaron que deben investigarse las irregularidades y los desvíos de recursos detectados desde la gestión de Germán Tenorio Vasconcelos, pues la crisis en el sector es médico, financiero, económico, laboral y sindical.
 
Exigieron además que se castiguen los desvíos comprobados por la Auditoría Superior de la Federación, así como la irresponsabilidad de quienes han provocado que no existan medicamentos y vacunas.
 
En los últimos meses del gobierno anterior, a través del Seguro Popular la dependencia también recibió 1 mil 8 millones de pesos, un incremento del 29 por ciento en el Ramo 12, lo cual no se reflejó en el pago del seguro popular ni en la atención a los oaxaqueños, menos a las comunidades indígenas.
 
El año pasado se informó que Germán Tenorio Vasconcelos regresó de su residencia en San Francisco California para asistir al Gran Premio de México de la Fórmula 1.
 
De acuerdo a la Auditoría Superior de la Federación, el ex funcionario que en el 2014 no comprobó el destino de 89 millones 421 mil 284.07 pesos y más de 400 millones del 2011 a 2015.
 
La Auditoría Superior de la Federación investiga irregularidades en el manejo de 2 mil 452 millones de pesos del Seguro Popular durante la gestión del ex secretario Germán Tenorio Vasconcelos.
 
Además de que se detectó un subejercicio por más de 437.9 millones de pesos a diciembre de 2014, de acuerdo a la Cuenta Pública analizada por la Cámara de Diputados, una primera revisión a casi 1 mil 500 millones de pesos ejercidos por el ex funcionario, arrojó un probable quebranto a la hacienda pública federal por más de 250 millones de pesos.
 
Los recursos investigados forman parte del Régimen Estatal de Protección Social en Salud, mismos que fueron depositados en una cuenta en la que Germán Tenorio también realizó depósitos por 283.5 millones de pesos que no correspondían al Seguro Popular.
 
 

Tu opinión es importante

Minuto a Minuto

Minuto a Minuto