Denuncian violación a los DH de migrantes centroamericanos en río Suchiate

Redacción MX Político
 

Luis García Villagrán, activista y coordinador general del Centro de Dignificación Humana AC, en Tapachula, denunció que, durante el operativo efectuado este lunes en el río Suchiate, hubo "serias violaciones" a los derechos humanos de los migrantes. Acusó que hay dos infantes desaparecidos.

Además, lamentó que, por su labor no solo de "acuerpar" a la población migrante, sino de  documentar este tipo de hechos, recibiera este mismo día mismo amenazas de muerte vía
telefónica: "Me dijeron que deje de estar ´chingando´ al Cártel, que me iban a volar la cabeza si sigo metiéndome".


Al respecto, acusó de forma directa al Estado mexicano de este tipo de hostigamiento: "el  operativo de las autoridades fue fallido y si hablamos de un Cártel, pues se refieren al del
Instituto Nacional de Migración"


Según él, durante la reyerta entre migrantes y agentes estatales y de la Guardia Nacional, hubo lesionados, tanto de agentes de la GN como de centroamericanos, entre ellos mujeres y niños.


García calculó que hubo un grupo como de 800 migrantes que se dirigió hacia la carretera, los  cuales fueron "interceptados" por elementos militares (no de la GN), quienes incluso portaban armas largas.


También se registró un enfrentamiento y, por ende, el esparcimiento de las personas, de las cuales una gran cantidad se internó entre los matorrales. Para él, agregó, la autoridad "si mucho" detuvo a cerca de 300 gentes.

De este hecho, aseguró, hay reportes de dos menores de edad desaparecieron: uno de Guatemala, de nombre Edward Steven, y una de Honduras, identificada como Naomi.

Cruzan río Suchiate y chocan con GN  Luego de rechazar el ofrecimiento del gobierno  federal de ingresar a México de manera segura, ordenada y regulada, unos dos mil migrantes  centroamericanos cruzaron el Río Suchiate caminando, pero la mayoría fueron contenidos y otros detenidos por agentes de la GN y del INM.
Hasta las 13:00 horas no había reportes oficiales acerca del número de detenidos y golpeados durante lo sucedido.

En tanto, cientos de indocumentados que lograron ingresar al país, caminaban por la carretera hacia Tapachula, situada a unos 40 kilómetros. Sin embargo, varios que se rezagaron fueron detenidos por la policía.

El intento de ingresar generó gritos y golpes entre  los uniformados y los migrantes, entre ellos niños y mujeres.
La policía disparó gases lacrimógenos para tratar  de contenerlos, pero varios lograron ingresar a Ciudad Hidalgo, cabecera del municipio de Suchiate.

Los aproximadamente 2 mil indocumentados, que  desde las 5 horas estaban en el puente internacional Rodolfo Robles esperando respuesta a una carta dirigida al presidente Andrés Manuel López Obrador, decidieron cruzar el río Suchiate, que divide a México de Guatemala, después de las 10 horas, cuando una funcionaria del gobierno federal les informó que se aceptaba su solicitud de ingreso siempre que fuera de acuerdo con la ley.

Al atravesar el afluente se encontraron con un  contingente de agentes de la Guardia Nacional y del INM, a quienes lanzaron piedras e insultos verbales, que no fueron respondidos. "Perros, cerotes", les gritaron.

Lo accidentado del terreno de la ribera del río,  debido a la gran cantidad de piedras de diversos tamaños, ocasionó que agentes y migrantes resbalaran y cayeran en ocasiones.

"Déjenos pasar", gritaban los migrantes, algunos con niños en brazos y empujando carreolas.
"¡Abajo!, ¡abajo!", ordenaban los policías para que  regresaran a la ribera de afluente.

Después de una media hora de caos y gritos, la  gran mayoría de centroamericanos regresó al río y los policías se mantuvieron en la parte de arriba vigilando.
 

Minuto a Minuto

Minuto a Minuto