Integrantes del SITSS que pertenecieron al seguro popular radicalizarán acciones de protesta

Redacción MX Político

El anuncio de radicalizar sus acciones de protesta a partir de este lunes y comenzar con una serie de cierres de vialidades posibilitó que ayer por la mañana la dirigencia del Sindicato Independiente de Trabajadores del Sector Salud (SITSS) se reuniera con el titular de los Servicios de Salud de Oaxaca (SSO), Donato Casas Escamilla.

Lo único que se acordó en el encuentro es realizar una gestión conjunta en la Ciudad de México para lograr la pronta liquidación de los 560 trabajadores del Seguro Popular que se quedaron sin empleo por la implementación del Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi).

"Seguimos igual. Se creía que eran los Servicios de Salud de Oaxaca quienes no querían hacer caso, pero no depende del estado, sino de la Federación", admitió la secretaria general del SITSS, Carmen Noriega.

Lo único que tienen claro es que a los trabajadores "se les va a liquidar conforme a derecho" y ello implica trabajar con las autoridades del sector "para presionar a partir del próximo miércoles en la Ciudad de México".

A pesar del acuerdo, el plantón y cierre de tres de las oficinas administrativas de la dependencia, que iniciaron desde el 12 de enero, se mantienen. 

En plantón con hijos

La desesperación por no completar los 140 pesos para una bolsa de pañales y toallitas húmedas hizo que Guadalupe Fabiola Hernández González y su pareja Emmanuel Brigada Villar plasmaran su inconformidad en una cartulina.

"AMLO, me defraudaste y sin pañales ni leche me dejaste", se lee en el letrero hecho con marcador negro.

Desde hace 17 días la acera de J. P. García y la pared externa de los Servicios de Salud de Oaxaca es el hogar de ambos.  "Aquí comemos, aquí dormimos y cuidamos a nuestro bebé", relata Guadalupe mientras Emmanuel carga al pequeño de tres meses con quien comparte, además, el nombre.

Desde hace once años, Guadalupe empezó a trabajar como jefa de Módulo de Afiliación en el municipio de Matías Romero, a 130 kilómetros de distancia de Salina Cruz, de donde ella es originaria.

Al año siguiente Emanuel ingresó al Seguro Popular como operador de sistemas en el área de afiliación. Ambos se conocieron en 2010, pero en 2017 iniciaron una relación y el 26 de octubre del 2019 nació el primer hijo de ambos, Emmanuel.

En ese mes las especulaciones de la desaparición del Seguro Popular eran más fuertes, "creímos que sólo iba a cambiar de nombre y que nuestra labor continuaba", recuerda Emmanuel.

Guadalupe estuvo de licencia de maternidad hasta el 10 de diciembre pasado y regresó a su módulo de afiliación de Matías Romero, el cual estuvo abierto hasta el 31 de diciembre, siendo que como en el resto de Oaxaca y el país se cerraron para recibir atención del Insabi, que no necesita ninguna afiliación.

Hace poco más de dos semanas ambos se sumaron al plantón afuera de las oficinas de los Servicios de Salud de Oaxaca porque consideran que lo justo es que se les reconozca su antigüedad y sean recontratados por las autoridades de salud.

"No nos vamos a buscar otro empleo porque ya creamos antigüedad laboral", dicen convencidos de no abandonar la protesta, aunque sólo consigan su liquidación, cuando lo que esperaban es una basificación.

Plantan diputados al Sityps

Además del SITSS, un segundo sindicado, el Independiente de Trabajadores y Profesionales de la Salud (Sityps) iniciaron protestas el viernes pasado y al término de la comparecencia del titular de SSO, Donato Casas Escamilla, liberaron los accesos al Congreso Local con la promesa de una reunión este lunes.

"Los subdirectores de Salud sí llegaron, pero no los diputados", confirmó el secretario general del Sityps, Saúl Ulises Cortés Maldonado, por lo que desde ayer iniciaron bloqueos en tres oficinas de los Servicios de Salud en las calzadas Porfirio Díaz, de la República y en la calle de Morelos, que no habían bloqueado el SITSS.

Los integrantes del SITSS cerraron la circulación en la calle de J. P. García, entre Independencia e Hidalgo para proteger su plantón afuera de SSO, ya que denunciaron que Cortés Maldonado se presentó a agredirlos a lo que él respondió: "Si fui porque ellos vinieron a insultarnos a muestras oficinas (en la calle de Refugio)", acusó, además de señalarlos como un sindicato de reciente creación afín a Casas Escamilla.Morelos

Minuto a Minuto

Minuto a Minuto