Oaxaqueño presenta en la UNESCO app para conservar lengua indígena

Redacción MX Político

Hace justo un año surgió Kumoontun, una app con la que Marco, Zitlalli, Engracia y Leonor han logrado documentar y difundir su lengua ayöök, la cual era poco conocida, incluso dentro del estado, ahora la nombran hasta en Europa.

Kumoontun se presentó en el encuentro International Conference Language Technologies for All (LT4All) en el marco del Año Internacional de las Lenguas Indígenas 2019 que se desarrolló del 4 al 6 de diciembre del 2019 en la sede de la Unesco, en París, Francia.

El encuentro es un espacio donde se pretende, en primer escenario, contribuir en la promoción de los derechos humanos y las libertades de los usuarios en diferentes lenguas para acceder a conocimientos e información en sus propios idiomas. Y también motivar a un internet multilingüe.

En entrevista con Marco Antonio Martínez, coordinador de esta app oaxaqueña denominada Kumoontun, desde París, Francia, cuenta que se presentó como una de las opciones para aprender una de las 68 lenguas originarias que se habla en México.

Marco comparte también como se originó esta experiencia: “comenzó con un tuit de la comunidad Elotl (@elotl) del 12 de julio de este año, en el que proponían a tecnólogos, hablantes o activistas digitales de las lenguas originarias del país enviar nuestros proyectos para proponerlos en la Unesco”.

Kumoontun resultó de interés para los convocantes, quienes propusieron su participación en este encuentro internacional y en agosto les comunicaron que fueron seleccionados para asistir.

Pero como todo en la vida tiene un pero, la dificultad inicial era costear los gastos para viajar a París, Francia desde Oaxaca. Marco y el equipo decidieron apostar a la paciencia y esperar para saber si podían ser acreedores a un apoyo parcial.

“El 22 de noviembre nos notificaron que sería posible un apoyo parcial y es cuando decidimos participar. Estamos muy agradecidos con Comunidad Elotl por postularnos, el apoyo y el ánimo que nos han dado”, recuerda Marco.

Detalla que durante su participación presentó un cartel y posters que fueron enviados a la Unesco en ayöök, español e inglés. Su tono y vibración de voz evidencia su entusiasmo por este encuentro, sin embargo, destaca que lo más importante para él y sus compañeros, es que su lengua ayöök ya es conocida en Oaxaca y es nombrada también en otras partes del mundo y todo gracias a una app.

“Estamos contentos, esto sucede justo al cumplir un año de haber lanzado Kumoontun App para Android, y un mes después de presentar nuestra versión para Iphone. Ha sido un año de mucho trabajo, no solo en visibilizar nuestra lengua ayöök en redes sociales, plataformas digitales, o conferencias dentro y fuera del estado. También, 一y más importante aún一 en los talleres que hemos impartido este año en las comunidades de la región Mixe; trabajando de forma directa con los niños y niñas, con la coordinación y el gran apoyo de profesores y autoridades de los pueblos”, comparte el oaxaqueño.

Marco destaca que, a pesar de las dificultades, por el tema de recurso o financiamiento para este tipo de proyectos, también es válido comentar que iniciativas como estas, son resultado de una práctica ancestral en Oaxaca, el tequio.

Kumoontun que en ayöök significa tequio ha sido así, de forma autogestiva, procurando organizar el tiempo para poder hacer las actividades que nos gustan. Todos apoyamos en la forma y en las posibilidades que tenemos a nuestro alcance. Aún debemos una parte de la primera App, por ejemplo, pero en la segunda nos apoyó un programador de Francia, quien contribuyó con su tiempo y conocimiento”.

 ¿Por qué es importante ir a la Unesco?

── Llegar a la Unesco a un año de haber lanzado este proyecto nos motiva a seguir trabajando y generando nuevas propuestas; queremos también motivar a otros hablantes a iniciar proyectos en favor de sus lenguas, de su registro y de su enseñanza. En lo personal, estoy impresionado y entusiasmado de observar cómo podemos aprovechar las herramientas que muchas veces son gratuitas para hacer difusión de nuestras lenguas y nuestras culturas. También estoy esperanzado en que se sigan trabajando cada vez más en las lenguas originarias o indígenas.

── Pero nadie está descartado de participar, para quienes no son hablantes de una lengua también pueden contribuir apoyando iniciativas emergentes, con su talento o su tiempo ── comenta Marco.

Por ejemplo, dice, apoyando con el diseño de una infografía o un video a quienes no estamos familiarizados con ello. “¡Vamos, participar es hacer tequio, es hacer Kumoontun!”, finaliza.

Minuto a Minuto

Minuto a Minuto