Se van a plantón maestros de educación indígena en Oaxaca

Redacción MX Político
 

Profesores del nivel de Educación Indígena, adheridos a la Sección 22 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), iniciaron un plantón de 48 horas en el Zócalo de la ciudad de Oaxaca y un cerco a las instalaciones del Congreso del Estado.

Los docentes reclaman el reconocimiento de su “<b>Dirección General de los Pueblos Originarios” – estructura sindical con la que pretenden realizar labores administrativas propias de la parte patronal –, la contratación de egresados de las escuelas normales para cubrir las plazas de maestros que se requieren en algunas escuelas y la resolución de 487 “incidencias” (irregularidades administrativas) que se arrastran desde el año 2015 en que despojo a la Sección 22 del SNTE del control que mantenía del Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca (IEEPO).

Víctor Manuel Jiménez, enlace de la Comisión Política del nivel de Educación Indígena, aseguró que las autoridades educativas no han dado atención a estas demandas y por ello, se tuvo que recurrir a realizar protestas <b>por un plazo de 48 horas con el fin de orillar a una negociación y que sean resueltas sus peticiones.

El IEEPO informó que respecto del reconocimiento de la denominada “Dirección General de Educación de los Pueblos Originarios de Oaxaca”, es respetuoso de los “mecanismos internos de la estructura sindical y de sus propios espacios de análisis y reconoce, en todo momento, la personalidad jurídica del Comité Ejecutivo Seccional de la Sección 22 del SNTE, derivada de su toma de nota, por lo que cualquier gestión o planteamiento, deberá tratarse a través de esa representación legal ante las instancias correspondientes”.

Pero reconocer esta dirección como pretenden los profesores, implicaría devolverle el control a este sector del magisterio de funciones administrativas y directivas que sólo corresponden a la autoridad educativa, como la asignación de plazas, movimientos de profesores a los centros escolares, firma de documentos oficiales, entre otros.

Además, contravendría el decreto de creación del IEEPO aprobado en el año 2015 por el ex gobernador Gabino Cué Monteagudo. Para ello, los profesores tendrían que renunciar a su plaza de docentes o solicitar licencia para poder desempeñar un cargo público.

Los profesores del nivel de Educación Indígena reclaman la contratación de normalistas en las escuelas de este sector que hacen falta. Según las autoridades educativas, de las escuelas normales no egresan el número suficiente de profesionales que cumplan con los requisitos para impartir clases en Educación Indígena porque no hablan la lengua indígena requerida para desempeñar sus laborales.

Uno de los problemas que enfrenta este sector, es que a partir del decreto del IEEPO muchos profesores de este nivel se “auto ubicaron” en módulos irregularidades en zonas urbanas que no son reconocidos por las autoridades estatales ni por la Secretaría de Educación Pública (SEP)</b>, y abandonaron sus centros de trabajo en las comunidades indígenas que se encuentran en las zonas más alejadas del estado.

Para solucionar esta situación y a propuesta de la Sección 22 del SNTE, se acordó con el gobierno estatal y federal implementar la Estrategia Nacional de Iniciación a la Docencia en el Medio Indígena.

De acuerdo con el IEEPO, “esta fue la respuesta más importante resultado de las mesas tripartitas de trabajo y para lo cual, ya se cuenta con la autorización de 400 becas que se entregarán a egresados bachilleres para su iniciación a la docencia en sus comunidades de origen”.

Para la ejecución de este proyecto, las secretarías de Hacienda y Crédito Público (SHCP) y de Educación Pública (SEP), ya han autorizado los recursos necesarios para arrancar a partir de enero de 2020.

Este programa tiene el objetivo de dar atención a la falta de docentes frente a grupo y garantizar los servicios educativos a la niñez de los pueblos originarios con personal hablante de la lengua de la región y sus variantes dialectales, cumpliendo el principio pedagógico de que las niñas y niños construyen el conocimiento, según la estructura cognitiva desde su lengua.

El proyecto consiste en otorgar becas de 4 mil 500 pesos mensuales a 400 jóvenes hablantes de la lengua y con arraigo cultural, con bachillerato concluido, que tengan “la oportunidad de contribuir con su comunidad y al mismo tiempo, prepararse profesionalmente, ya que al término de su formación inicial docente de licenciatura, se les garantizará un contrato definitivo como docente con todos los derechos laborales”.

El vocero de la Sección 22 del SNTE, Wilbert Santiago, aseguró que este programa se trata de una imposición; aun cuando fue un acuerdo del sindicato con el gobierno federal y estatal. 

De concretarse su rechazo, implica que el gobierno del estado deba regresar a la federación alrededor de 5 millones 400 mil pesos para un periodo de tres meses de becas a los 400 jóvenes, para que impartan clases en estas comunidades y que a la vez puedan estudiar la escuela normal y obtener una plaza definitiva como profesores al término de sus estudios.<

Sobre las incidencias, el IEEPO dijo que estas se trabajan en la “mesa tripartita” en la que participan funcionarios estatales, de la SEP y de la Sección 22 del SNTE, y se resolverán por “etapas según la suficiencia presupuestal a nivel federal”.
 

Minuto a Minuto

Minuto a Minuto