Xagacía se prepara para recibir a AMLO; concluyen carretera pavimentada

Redacción MX Político

El domingo 19 de enero habrá doble fiesta en este municipio, la del santo patrono y la visita del presidente Andrés Manuel López Obrador para inaugurar la pavimentación del camino a la cabecera municipal, por lo que las mujeres del pueblo ya tienen la petición a la divinidad y al mandatario federal: la pavimentación del camino de Rompecabeza hasta el centro de la comunidad.

“La obra que conecta a los pueblos de Villa Alta y Mixe con Xagacía nos dio trabajo para poder mantener a nuestros hijos, por eso vamos a pedirle al presidente López Obrador que nos apoye con la construcción del otro camino”, expresó la vocal del Comité Pro Construcción del Camino y una de la diez madres solteras que trabajó en la obra, María Hipólita Andrés Velásquez.

Y es que la pavimentación rompió paradigmas y dogmas en este pueblo, con la incorporación a los trabajos de mujeres adultas y jóvenes madres solteras, que así tuvieron un ingreso para atenuar su precaria situación económica.

Transformando mentes

El secretario municipal en el periodo 2019, Enrique Hernández Pablo comentó que en la obra trabajaron alrededor del 80 personas de la comunidad, entre ellas, 10 madres solteras.

“Esta cuarta transformación ha cambiado la mentalidad de la comunidad, porque nuestra región todavía conserva rasgos machistas y el trabajo de las mujeres en el camino rompió el molde; incluso, el municipio ya contrató a las mujeres en otra obra municipal para seguir trabajando, entonces hubo una transformación real”.

Señaló que la inclusión de las mujeres fue una decisión de la comunidad y ellas respondieron satisfactoriamente con su trabajo.

Expresó que la obra permitió brindar empleo a los habitantes del pueblo por casi un año, sobre todo a las madres solteras que tenían que migrar para obtener algunos ingresos, “por lo que en la visita presidencial vamos a solicitar a Andrés Manuel López Obrador que se pavimente ahora de la cabecera municipal a Rompecabezas, que es la vía corta a la capital del estado”.

Madres solteras

La vocal del  Comité Pro Construcción del Camino, María Hipólita Andrés Velásquez, de 53 años de edad, señaló que la comunidad le dio el nombramiento y luego pidió trabajar en la obra para obtener recursos para mantener a sus hijos.

“En este pueblo hay muchas madres solteras y realmente las que trabajamos teníamos necesidad, así que participamos para tener un sueldo y llevar un pan a la boca de nuestros hijos. Yo tengo un niño de 9 años”.

Dijo que antes de ello, ella trabajaba en el monte, ya que su madre le heredó un terreno de cultivo. Por ello, el sueldo obtenido en la obra carretera, lo utilizó para pagarle a sus trabajadores y completar el gasto de su casa.

Así como ella, otras mujeres se unieron al proyecto y esperan que continúe.

"Cuando fue el cierre de campaña del presidente López Obrador en Guelatao, prometió que la carretera iba a llegar desde Monte Alto a Xagacía y creo que va a cumplir”.

Señaló que el próximo domingo el pueblo celebrará la fiesta patronal del Dulce Nombre de Jesús, pero además va a ir al pueblo el presidente López Obrador, así que habrá doble festejo.

“A mí me gustaría que se quedará el presidente a la fiesta con nosotros, unas horas; que se quedará un rato, que viera la fiesta, todo lo que hacemos y para que reciba el mensaje de que necesitamos la nueva carretera”.

Necesidad de trabajo

La señora Aracely Muñozcano Reyes, de 50 años de edad y madre soltera de cuatro hijos, comenta que como necesitaba trabajo para mantener a sus hijos se presentó ante el  Comité Pro Construcción del Camino para que le dieran empleo.

“Me dieron trabajo y tuve ocho meses para sacar a mis hijos adelante, porque además cuido a mi papá y mi mamá; yo saco el dinero para que comamos, aunque mi padre todavía siembra sus tierras. La necesidad me obligó a venir a trabajar”.

Explica que primero la pusieron a barrer, luego a distribuir agua a los trabajadores y, finalmente, trabajó acarreando arena para la revolvedora.

Con su sueldo, dijo, le daba dinero a su hija que estudia en el Cecyte y con lo que le sobraba compraba una despensa para su hogar.

Antes de ayudar en la construcción de la carretera, laboraba en los pueblos de San Francisco, donde hacía labores de limpieza en casas o lavaba ropa.

Minuto a Minuto

Minuto a Minuto