Exigen justicia para policías abatidos en Coatlán

Redacción MX Político

La mañana del sábado fue de luto y desolación. Cinco familias oaxaqueñas amanecieron sumidas en la ausencia, pues  uno de sus miembros les  fue arrancado de golpe.

Son las familias de  los cinco elementos de la Policía Estatal que fueron asesinados la tarde del viernes  en una emboscada en el paraje La Cementera,perteneciente a  San Vicente Coatlán, municipio de los Valles Centrales ubicado en los límites de la Sierra Sur.


Desde las primeras horas del sábado  esposas, madres e hijos, así como compañeros de trabajo esperaron por el traslado de los cuerpos  de Máximo, Hildeberto, Pedro, Bryan  y Germán. Fue hasta poco después de  las nueve de la mañana cuando arribaron las carrozas fúnebres a la capital.


Mientras tanto, en San Bartolo Coyotepec,  en el cuartel de la Policía Estatal, corporación que  además de las cinco bajas contabiliza a dos lesionados, se realizó un pase de lista a modo de despedida. Al grito de “¡presente!”, los agentes  honraron a los compañeros caídos.


<p>Pero no sólo el duelo se respira esta mañana, entre los uniformados permea la indignación. Surgen los reclamos por la inseguridad y la falta de condiciones dignas para  desempeñar la labor de cuidar a los otros, de morir por los otros.

“Los sueldos son bajos, no tenemos uniformes, para muchos no hay seguridad social, ni equipo”, dicen aquí allá los policías.
No les falta razón. 

Hasta el pasado viernes, día del ataque de las dos patrullas que realizaban un recorrido de seguridad, la asociación civil Causa en Común contabilizaba 10 elementos de diferentes corporaciones asesinados en Oaxaca en lo que va del año. 

A esa cifra, <strong>se sumaron de golpe las cinco bajas</strong> que la mañana del sábado fueron homenajeadas.


A la primera ceremonia cívica le siguieron palabras del secretario de Seguridad Pública (SSP) Raúl Ernesto Salcedo Rosales. Desde el cuartel, el  funcionario estatal declaró que los apoyos a los familiares de los cinco elementos  asesinados están  garantizados.


A través de un comunicado, la Fiscalía General del Estado de Oaxaca (FGEO) informó que se llevará a cabo una investigación
Los apoyos, abundó el secretario,  podrían consistir en becas para los huérfanos, así como la entrega de los respectivos seguros de vida a los deudos. Aseveró que se <strong>dará seguimiento</strong> a los casos, sobre todo si hay menores en orfandad.


Sobre la emboscada,  precisó que el ataque sucedió en un tramo en construcción de la supercarretera que algún día comunicará a la capital con la Costa.</p>

Fue durante un recorrido de vigilancia, mismo que se implementó  tras  una <strong>denuncia de robo de maquinaria interpuesta por una de las constructoras. La denuncia fue atendida por un grupo de efectivos, quienes iban armados, pero “fueron víctimas de un ataque ventajoso”.


El encargado de la seguridad en tierra oaxaqueña también se expresó por redes sociales: “El deceso de nuestros compañeros policías lastima a la SSPO y a toda la sociedad oaxaqueña. A sus deudos y familiares, nuestra solidaridad total. Al límite de capacidades y valores, nuestros esfuerzos se encaminarán a que la justicia se imponga a la barbarie”, cita el mensaje emitido en la cuenta  de Twitter de la corporación.


No fue la única dependencia que prometió justicia.  La Fiscalía General del Estado de Oaxaca (FGEO), a través de   un comunicado,  informó que se llevará a cabo una investigación para proceder “con todo el peso de la ley” contra él o los responsables del ataque cometido contra  los agentes de la Policía Estatal, pero hasta el momento no hay personas detenidas.


Por estos hechos, la  dependencia inició la carpeta de investigación 38897/FVCE/EJUTLA/2019, en la cual indaga los  delitos de homicidio y lesiones

La noche del viernes el gobernador del estado, Alejandro Murat Hinojosa, condenó vía Twitter los hechos acontecidos en San Vicente Coatlán, se solidarizó con los deudos  e instruyó a la fiscalía local a realizar una  investigación exhaustiva sobre el caso.


La fuerza federal señaló que los tres niveles de gobierno están coordinados para llevar ante la ley a los responsables

Un homenaje no es suficiente. Son las 11 de la mañana. En el patio del cuartel de San Bartolo Coyotepec uniformados y familiares rinden un homenaje de cuerpo presente. La notas de “Dios Nunca Muere”, el himno que otorgó Macedonio Alcalá a los oaxaqueños, suenan profundas interpretadas por la  banda de música de la Policía Estatal, en ésta, la despedida a los que no volverán a este inmueble. 


Lo que sigue es protocolo: coronas de flores, banderas extendidas, discursos, pero entre las formalidades del homenaje también se escucha un <strong>ensordecedor grito que exige  “¡justicia!”. Son los propios policías, guardianes del orden, quienes la exigen mientras los familiares lloran  sosteniendo fotografías de los  asesinados.

Tras la ceremonia, los cuerpos fueron llevados a los lugares donde habitaron. Las carrozas partieron con  distintos destinos:  Cuicatlán, en la Cañada; Zimatlán, en los Valles Centrales, y otras comunidades que hoy siguen llorando.

Pero el llanto no viene solo. El ataque a los policías trajo indignación  y reclamos. A través de las redes sociales,  usuarios exigen  salvaguardar la vida de quienes tienen a su cargo la seguridad de todos. “Las corporaciones continúan trabajando en las ocho regiones del estado”, señala la SSPO en su último tuit.
 

Tu opinión es importante

Minuto a Minuto

Minuto a Minuto